El corte de mangas de Muamar el Gadafi

Si el Consejo de Seguridad de la ONU no lo remedia en las próximas horas, aprobando una zona aérea de exclusión en Libia, este fin de semana es posible que Muamar el Gadafi, recupere la ciudad de Bengasi, ponga fin al movimiento de liberación que comenzó hace un mes en el país y, después de haber ocasionado una auténtica masacre entre su pueblo, empleando a mercenarios subsaharianos a dos mil dólares diarios de dietas, y a aviones franceses que han ahogado la revuelta con ametrallamientos masivos de la población, y vuelva a abrir su “jaima”para recibir a nuevos aliados que le consagraran , a cambio de petróleo y concesiones, como el primer dirigente mundial que ha sido capaz de resistir no solo las reivindicaciones de su pueblo, sino las amenazas, las sanciones, y las peticiones de todos los organismos internacionales, incluido el Tribunal Penal Internacional de Justicia.

Este fin de semana, si la comunidad internacional no lo evita, Muamar el Gadafi, aparecerá , de nuevo, en la televisión Libia, propiedad de su hijo y heredero Saif Al Islam, para responder al Presidente norteamericano Barack Obama que, por si no lo recuerdan, hace unos días, exigió con toda la solemnidad del mundo, la salida del poder coronel libio.

La respuesta, después de una sonora carcajada, la misma que exhibió cuando le preguntaron por qué no se iba y el dijo que porque su pueblo le amaba, será, seguro, un sonoro corte de mangas, dirigido hacia la Casa Blanca, hacia Barack Obama, hacia la Unión Europea, hacia Berlusconi, el más firme de sus antiguos aliados y hacia el político que mas hecho, ahora , por aislarle, y combatirle, incluso militarmente, el presidente francés Nicolás Sarkozy , al que ya ha acusado , el hijo de Gadafi y su portavoz, de estar en el Eliseo gracias al dinero libio que entró a raudales en la campaña electoral presidencial.

A partir de la semana que viene, si no pasa nada en las próximas horas, muchos de los que tanto han atacado al “sanguinario coronel”, después de descubrir que está más loco de lo que creían, volverán a la “jaima” para reanudar viejos negocios, antiguas alianzas, y nuevos privilegios en nombre de la “realpolitik” y todo se habría quedado en un mal sueño de ciudadanos que simplemente pedían armas para defenderse y ayuda para que no les bombardeasen…

No estaban pidiendo a las grandes potencias que defendiesen la democracia a cañonazos, ni que apoyasen sus demandas con sus ejércitos. Estaban pidiendo, simplemente que les ayudasen a terminar con el tirano, a que los aviones de la OTAN que habían comenzado a sobrevolar el territorio, compartiesen la información con lo resistentes, a que empleasen todos sus sistemas electrónicos para impedir los movimientos de la aviación que les estaba masacrando.

Al final han seguido discutiendo, intentando encontrar una solución que todavía, a estas horas, no han encontrado. El coronel Gadafi, acaba de anunciar que suspende las operaciones militares a partir de este domingo para dar una oportunidad a los “terroristas” de abandonar las armas y conseguir su perdón y su indulto…