Preocupación en Moncloa por una “Operación Solana”

El equipo más cercano al presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero (Jose Blanco, Alfredo Pérez Rubalcaba y Maria Teresa Fernández de la Vega) han comenzado a enfriar las informaciones que se han disparado sobre un cambio de Gobierno inminente, tras el regreso este fin de semana de Zapatero de la Cumbre del G-20 en Toronto(Canadá).

La tesis oficial es que el cambio de Gobierno no se producirá antes del debate sobre el Estado de la Nación que se celebrará a mediados del mes de Julio, que el presidente está preocupado solamente por la crisis económica y por las medidas que se han tomado y otras que están en estudio, y que no es el momento para abordar en los próximos días, una remodelación en profundidad del Ejecutivo aunque reconocen que las presiones sobre la Moncloa son cada vez más fuertes, sobre todo a la vista de las encuestas que pronostican un debacle en varias Comunidades Autónomas. La última sobre Andalucía, le da al Partido Popular una victoria por mayoría absoluta, algo inédito en la reciente historia de la democracia…

En la Moncloa preocupa la presión de algunos barones (especialmente la de los presidentes de Castilla-La mancha José María Barreda y Extremadura, Guillermo Fernández-Vara) y sobre todo, la llamada “Operación Solana” que parecía dormida desde el pasado mes de Febrero cuando fue insinuada por el periódico “EL País”, pero que ha vuelto al primer plano de actualidad, coincidiendo con los rumores sobre la remodelación del Gobierno.

El debate sobre la “Operación Solana” lo abrió de hecho el periódico “El País” el pasado mes de febrero, al incluir en una encuesta, al ex secretario general de la OTAN, junto con el actual ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba como posibles sucesores de Zapatero.

Los dos han sido Ministros con Felipe González, -y, casualmente, no han sido laminados por el nuevo equipo dirigente del PSOE,- y la encuesta volvía a colocar al amigo y colaborador del ex Presidente del Gobierno (es el único que se sentó en la mesa del Consejo de Ministros en todos los Gobiernos de González ocupando las carteras de Cultura, Educación y Ciencia, Asuntos Exteriores y la Portavocía del Gobierno) en el primer plano de la actualidad, precisamente cuando comenzaron a surgir las primeras dificultades en el liderazgo de Zapatero.

La apuesta clara del periódico “El País” por su posible candidatura, después de su reciente regreso a casa tras haber ocupado durante catorce años los principales cargos internacionales en Europa (secretario general de la OTAN, Alto Representante para la Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea y Comandante en Jefe de la Eufor) ; la reciente concesión por Su Majestad el Rey del Toisón de Oro, una distinción tan exclusiva que ni siquiera la ha recibido uno de los más fieles colaboradores de Don Juan Carlos, el fallecido general Sabino Fernández Campo y ,determinados movimientos que se están produciendo dentro de los “históricos” del socialismo, han creado un clima de opinión favorable hacia quien, posiblemente, es el único que puede frenar a Mariano Rajoy en la próxima cita electoral de dentro de dos años. Sobre todo si, como es previsible, los populares ganan de calle las elecciones municipales y autonómicas del 2011

“La falta de credibilidad de Zapatero en Europa, las dificultades que está teniendo para que España no llegue al punto de tener que ser rescatada como Grecia, el enorme problema que la economía española ha creado en la eurozona por un déficit público desbocado y las dificultades que está encontrando la Deuda Pública del Reino de España en los mercados internacionales, necesita de un liderazgo fuerte pero sobre todo, creíble y probablemente uno de los pocos políticos creíbles en la Europa comunitaria es, precisamente, Javier Solana, el político español más conocido de la UE, el que tiene mejor agenda y el que daría credibilidad a los mercados”.

El autor del análisis es un viejo embajador que conoce bien Bruselas, que trabajo en el equipo de González, y que considera que entre todos los nombres de los que se ha venido hablando como posibles sucesores, Solana, es el que reúne todas las características, especialmente en estos momentos de dificultad económica y de desconfianza instaladas en muchos círculos económicos y financieros de la Unión.