Descubrimientos y conquistas de Portugal (II): la ruta a la India y Extremo Oriente

El pasado jueves iniciábamos el presente artículo, que está relacionado con el más largo viaje Magallanes/Elcano, del que durante los años 2019-2022 se estará conmemorando su quinto centenario. Una retrospectiva histórica fundamental para España y que, lógicamente, por la relación que estableció el Tratado de Tordesillas, tuvo todo un desarrollo histórico en Portugal que generalmente se ignora entre nosotros. Por tanto, si dedicamos una cierta atención a la expansión lusa en su propio hemisferio establecido por la línea de demarcación de Tordesillas, es por una razón de coherencia histórica ineludible entre los dos países ibéricos.

Segunda parte de la cronología, 1515/1638.

La primera vuelta al mundo en directo, siempre en un mismo barco, y con una misión concreta, la de la nao Victoria, cabe incluirla dentro de todo un desarrollo histórico que fue extraordinario para Castilla y Portugal. Un país más pequeño el segundo, pero con una vocación y unas capacidades marineras deslumbrantes. Como empezamos a ver el pasado jueves 9, con una primera parte de la cronología de los descubrimientos portugueses. Que ahora completamos desde 1516 hasta 1638. La última fecha coincidente casi con el momento (1640) de la separación de las coronas de España y Portugal, cuya unión había comenzado con Felipe II de España (y I de los portugueses), en 1580. He aquí ese devenir de viajes y descubiertas realmente admirable:

  • 1516-1517. Rafael Perestrello comanda el primer navío comercial europeo en llegar a la China continental, en Cantón.
  • 1519-1522. Primera circunnavegación Magallanes/Elcano, una expedición estrictamente de la corona de España, promovida por Carlos I, si bien con todo un amplio significado para las relaciones hispano-lusas.
  • 1520. Francisco Álvares al frente de una embajada portuguesa por el Índico, llegan a Etiopía donde encuentran a Pedro da Covilhã que busca al Preste Juan.
  • 1525. Gomes de Sequeira y Diego da Rocha son enviados por el gobernador Jorge de Meneses a descubrir territorios en el norte de las Molucas, y luego son los primeros europeos en llegar a las islas Carolinas en el Océano Pacífico, ulteriormente ocupadas por España.
  • 1529. Se firma el Tratado de Zaragoza, por el cual Carlos V cede las Molucas a Portugal por 350.000 escudos de oro.
  • 1542-1543. Los navegantes lusos Diego Zeimoto y Cristollo Borralhoson son los primeros europeos que llegar a Japón
  • 1557. Macao es cedido a Portugal por el emperador de China, como recompensa por servicios prestados contra los piratas que infestaban el mar de China.
  • 1636-1638. Pedro Teixeira parte de Belém do Pará y subiendo el río Amazonas, alcanza Quito, en el actual Ecuador. Su expedición cuenta con más de un millar de hombres, reinando Felipe III de Portugal y IV de España.
  • 1580-1640. Seis décadas durante las cuales las coronas de Portugal y España están unidas en una misma testa, desde Felipe II a IV en España, y Felipe I a III en Portugal. La guerra de separación de Portugal duró hasta 1662, cuando se reconoció la independiente soberanía portuguesa.

Casa da India1

La ingente tarea que supuso la larga sucesión de viajes y descubiertas portuguesas en África y Oriente sólo fue posible por una organización muy centralizada en la institución que se llamó Casa da India, que funcionó desde 1500, y que sirvió de modelo a la ulterior institución española de la Casa de Contratación en Sevilla, que nació en 1503.

La Casa da India se ocupó de la fiscalización de los reyes portugueses de todo el comercio con las Indias orientales, y resultó de la fusión de varias oficinas antes separadas, como la de Guiné e Mina, que se habían establecido para África, antes de que Vasco de Gama llegara a propiamente la India.

El comercio se monopolizó por el rey para una serie de especias: el clavo, la canela, la pimienta, etc. Y para el resto de los productos se aplicaba un arancel del 30 por 100 al ingresar en el territorio luso.

La organización de la Casa da India fue un éxito, hasta el punto de que en 1506, tras los viajes de Vasco de Gama, los ingresos públicos de Portugal que pasaron por el control real, representaban el 65 por 100 del total de las percepciones de la monarquía portuguesa.

La Casa da India siguió funcionando, de manera totalmente independiente de la Casa de Contratación de Sevilla, durante la unión de las casas reales de España y Portugal. Fue muy afectada por la destrucción de su sede monumental por el gran terremoto de Lisboa de 1755.

Después hubo una cierta recuperación, pero ya nada comparable con los ingresos procedentes de Brasil, que se configuró como la joya del imperio colonial de ultramar de los portugueses, al irse perdiendo las posesiones por la ocupación holandesa de la mayoría de las factorías lusas en Oriente.

En 1790, análogamente con lo que sucedió en España con la Casa de Contratación, se liberalizó el comercio exterior portugués, y la Casa da India se cerró definitivamente.

Cinco grandes navegantes portugueses hacia la India2

Seguidamente, repasamos el factor humano de la gran expansión marítima portuguesa. Limitándonos a los cinco principales navegantes lusos en el Índico y el Pacífico.

Gaspar Corte Real (1450-1501)

De familia hidalga de las islas Azores, Corte Real fue el iniciador de la búsqueda de la ruta marítima a la India, cuando el rey Manuel I, al suceder a Juan II, le encomendó la tarea de reconocer las tierras que se suponía había en el Norte del Nuevo Mundo, la América recién descubierta, y que se podrían considerar como parte del hemisferio luso después del Tratado de Tordesillas.

Para ello, en 1500, Corte Real zarpó de Lisboa en dirección a la isla de Terranova (a la que dio ese nombre), y al año siguiente avistó Groenlandia. De la que podría haber reclamado la mitad oriental para Portugal según las demarcación de Tordesillas.

También reconoció la punta sur de la península de Lavrador (a la que también dio ese nombre), y luego se perdió su rumbo, sabiéndose que pensaba viajar al sur, y reclamar para Portugal lo que después Cabral llamó Brasil, por la especie arbórea que los indígenas denominaban de esa forma3.

Diego Cao (1452/1486)

Uno de los más destacados navegantes portugueses del siglo XV, realizó dos viajes de descubrimiento a lo largo de la costa occidental africana entre 1482 y 1486, al servicio del rey Juan II. Fue el primer europeo conocido en entrar por el caudaloso río Congo, donde pensó que se iniciaba el reino legendario del Preste Juan.

Bajó luego por la costa, hasta llegar a la actual Walvis Bay de Namibia4, y en su viaje de regreso, avistó la isla de Annobón, que sería colonia de España desde 1750. Históricamente, Cao fue el gran precursor de Bartolomé Díaz5.

Y dejamos aquí la larga historia, pendientes de introducir todavía los tres capitanes marinos más importantes de Portugal, que fueron Bartolomé Díaz, Vasco de Gama y Alfonso de Alburquerque, por quienes se siente veneración en el país hermano y vecino, y sobre los cuales hay una gran ignorancia en España. Veremos esa tripleta el próximo jueves 23 de enero, y en el interim los lectores de Republica.com pueden dirigirse al autor, al correo electrónico castecien@bitmailer.net.

1 https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_de_Indias

2 Cronología de descubrimientos portugueses, ob.cit.

3 www.artehistoria.com

4 https://es.wikipedia.org/wiki/diogo_Câo. Artículo derivado de la edición de 1911 de la Encyclopaedia Britannica.

5 Peter Forbath, El río Congo: Descubrimiento, exploración y explotación del río más dramático de la tierra, Fondo de Cultura Económica, México, 2002.