Hace 500 años: Cortés llega a Technotitlán

El pasado jueves 14 de agosto, iniciábamos un artículo sobre dos grandes efemérides españolas y universales, que resuenan de manera especial, 500 años después, en 2014. Más concretamente, se trata, primero de todo, de la circunnavegación Magallanes/Elcano, y en segundo término, de la llegada de Hernán cortes a Technotitltán, iniciándose así la conquista de lo que por tres siglos fue la Nueva España

En la primera entrega de este artículo, me referí ampliamente la circunnavegación, señalando el hecho de haber dedicado un Encuentro en la UIMP en el Palacio de la Magdalena en Santander, a principios de agosto, sobre ese episodio. En cuanto al segundo tema, hoy entramos en lo mucho a contar a propósito de Hernán Cortés. Y en esa dirección, creo que lo mejor para el autor y los lectores, es seguir las pautas del libro que publicaré en septiembre, al que paso a referirme.

Introducción

En los últimos tres años, siguiendo una muy antigua vocación, estuve trabajando en mi nuevo libro titulado “Hernán Cortés, gigante de la historia”. Con el subtitulo, creo que bien expresivo, de “Para 600 millones de hispanohablantes de ambos hemisferios, 500 años después”. Frase que recuerda la Constitución de Cádiz de 1812, donde se decía que “La Nación Española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios”. En paralelo, algo más de dos siglos después del año 12, la Comunidad Iberoamericana, es la reunión de todos los hispanohablantes ambos hemisferios, con 600 millones de personas.

El libro en cuestión no es una hagiografía, ni tampoco una biografía. Porque valoraciones del conquistador ya hay muchas y algunas muy buenas, con algunas de altísima calidad, como la más antigua del norteamericano William Prescott, para seguir el español de Salvador de Madariaga, el inglés Hugh Thomas, y el francés de Christian Duverger. Amén de los mexicanos Jose Luis Mantilla, y Jaime Miralles, por lo menos.

Doce capítulos

Brevemente diré que mi libro consta de un prólogo de Josep Borrel, una nota preliminar del autor y doce capítulos, que son los siguientes:

  1. La historia previa de los tratados oceánicos hispano-lusos de Alcaçovas a Tordesillas, amén de las bulas pontificias Inter Caetera. Se trata de los dos grandes acuerdos entre los países ibéricos para, primero, repartirse el Atlántico ribereño de áfrica; y segundo, dividirse la globalidad del planeta: para cada en su hemisferio intocable por parte del otro. Una operación sancionada por los papas y de gran alcance, como podrá verse. Fue en el escenario del Tratado de Tordesillas en el que se movió Cortés en su gran aventura.
  2. Cronistas de Indias, sobre todo López de Gómara y Bernal Díaz del Castillo. Un capitulo en el que se aprecian las fuentes principales de que dispuso el autor para su libro: obras bien conocidas, que fuera objeto no solo de origen de conocimiento, sino también de interpretación en cuanto a su significado.
  3. La forja del conquistador, en su adolescencia y primera juventud, así como la difícil relación de Cortés con el gobernador de Cuba, el gobernador de Cuba Diego Velázquez. La figura del conquistador fue formándose, no solo en Salamanca sino también en la duda de si dirigirse a Italia o las Indias. Y todo, influyó en su gran destino la decisión que ser conquistador y colono, siempre esperando la gran ocasión.
  4. Navegando de La Habana a Veracruz, con la marcha subsiguiente de Veracruz a Tenochtitlán. Es un capitulo central de lo que de biográfico hay en el libro. Con la navegación exploratoria de las costas mexicanas, y la ruta cortesiana; siempre un itinerario clásico, desde la fundada Villarrica de la Veracruz, hasta la gran ciudad lacustre en el aetiplano.
  5. El encuentro Cortés/Moctezuma (8.XI.1519) en Tenochtitlán. Con un tiempo de paz de ocho meses, hasta la Noche Triste. ¿Se pensó realmente que podría haber paz entre invasores y mexicas?. A la postre, la guerra total se hizo inevitable, marcando la escapada de los españoles. Fue el punto psicológicamente más bajo de las expedición española, pero inmediatamente superado por la visión cartesiana optimista a largo plazo.
  6. La reconquista de Tenochtitlán y los años de oro de Cortés (1529-1524). Fue el tiempo en que el conquistador alcanzó su verdadera razón vital. Con una estrategia para recuperar la capital Lacustre que está considerada como muestra de gran inteligencia en el arte de la guerra. Y los tres años que siguieron, resultaron importantes en la acción de Cortés como gobernador, promotor del mestizaje y de una nueva forma de entendimiento, en sus funciones de creador de la Nueva España.
  7. La segunda vida de Cortés, con las penalidades de Las Hibueras y sus dos viajes y muerte en España. Se condensa en este capítulo los años más conflictivos de Don Hernán, con su itinerario casi increíble a las Hibueras y las desazones en México, ya sin poderes efectivos. Y su primer viaje a España, donde alcanzo la grandeza en su relación siempre conflictiva, con el rey-emperador Carlos. Continuando sus siguientes años de lucha en México, con sus difíciles navegaciones su sueño inalcanzado de ir a China y la relación amor/odio que tuvo con el Virrey Mendoza. Y otra vez a España, sus últimos pretendidos contactos con Carlos V, ya en la senda a una muerte con la nostalgia de no haber retornado a su nueva patria novohispana.
  8. Protagonistas coetáneos, desde Carlos V al Tata Vasco de Quiroga, de Michoacán. Un repertorio de personas que se entrelazan en la vida de Cortés, influyendo en la propia configuración de un destino extraordinario: un dramatis personae de la vida del personaje principal de la obra.
  9. Contexto social de la conquista y de la Nueva España: población, leyenda negra, lenguas, flotas, alimentos. Este capítulo, y los otros tres últimos son las consecuencias de toda una vida de hazañas y penalidades, en la escena del Nuevo Mundo, detallándose lo que fue el trasfondo económico, social y cultural a partir de la propia conquista y después.
  10. La historia desencriptada de la formación del imperio español en América y el Océano Pacífico. Se discute en este capítulo la idea de si hubo o no un “Modelo Cortés” para el resto de la conquista en las Américas, asi como la expansión por el Pacifico, el lago español de entonces. Con especial atención al pretendido paralelismo Cortés/Pizarro.
  11. Historia abreviada de México. Una referencia obligada para valorar la evolución de la Nueva España durante tres siglos, con un esquema, también necesario, de la historia de México a partir de 1821, de su independencia. En una evolución del régimen virreinal a la de un país complejo, hoy con serios problemas en su horizonte.
  12. Cortés, gigante de la Historia, desde México y desde Europa. Es de la síntesis final del libro sobre el personaje y su obra, visto desde los antis y los pros; luces y sombras, predominando las primeras sobre las segundas.

No extraño que en la lista de Michael H.Hant (1978) de las 100 figuras más importantes de la História, Cortés sea uno de los cuatro españoles (los otros tres, Colón(sic) Pizarro, e Isabel la Católica).

Dejamos aquí la exposición sobre Hernán cortes en México, y seguiremos la próxima semana, porque hay “mucha tela que cortar”, como podrán comprobar los lectores de Republica.com. A quienes, como siempre, les recuerdo mi correo electrónico de contacto, castecien@bitmailer.net, para cualquier clase de comentarios que quieran hacerme, que serán bienvenidos.