El mercado común ibérico en perspectiva (II)

El pasado martes 23, se publicó en Republica.com la primera entrega del presente artículo sobre las relaciones económicas hispano-portuguesas dentro del marco de la Unión Europea. Y tuvimos ocasión de ver cómo desde 1986 está en proceso de creación, ya muy avanzada, el Mercado Común Ibérico. De ese modo, el viejo sueño del Conde-Duque de Olivares, en tiempos de Felipe IV, de hacer una sola economía para toda la Península Ibérica, está cumpliéndose definitivamente, sin necesidad de turbulencias políticas como las de aquellos tiempos.

Hoy seguimos con el referido artículo, segunda entrega, en la que hacemos una sinopsis de las últimas cinco cumbres bilaterales de Es-paña y Portugal, desde el 2008 hasta el 2014, con la salvedad de que no hubo encuentros, a causa de la profunda crisis en ambos países en los años 2010 y 2011.

5. UNA MUESTRA REPRESENTATIVA: LAS ÚLTIMAS CINCO CUMBRES BILATERALES

A continuación se hace el anunciado sucinto relato de las últimas cinco cumbres bilaterales ibéricas. Como una muestra de lo que deberá ser un estudio completo de los 27 encuentros habidos desde 1986 hasta 2014. Y como cumbre F, nos referiremos a la entrevista que los dos jefes de Estado ibéricos mantuvieron en julio de 2014.

A. Cumbre XXIII (Braga, 18 y 19 de enero de 2008).
Énfasis en la cooperación transfronteriza

Todavía sin una verdadera sensación de la crisis económica que se avecinaba (ya claramente en curso en EE.UU.), en esta Cumbre se dio especial importancia a la cooperación transfronteriza. En ese sentido, se incorporaron al encuentro representantes de las regiones situadas a lo largo de la extensa frontera común, reconociéndose la relevancia del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza 2007-2013 para el estrechamiento y la concreción futura de iniciativas conjuntas en los sectores del Desarrollo Regional, de la Salud, del Medio Ambiente y de las Comunicaciones regionales y locales.

B. Cumbre XXIV (Zamora, 22 de enero de 2009)
Preocupación por la crisis

En esta Cumbre ya se apreció claramente la dimensión de la crisis. Y los dos gobiernos analizaron las medidas de la estabilización del sis-tema financiero; principalmente, las garantías del Estado para la financiación de las instituciones de crédito, el aumento de la cobertura de los fondos de garantías de depósitos, y la recapitalización de los bancos. Habiéndose discutido también las acciones dirigidas a garantizar el restablecimiento de los flujos de financiación a las empresas y las familias.

La Cumbre permitió constatar ciertos avances en la integración del mercado energético; acordándose la constitución definitiva del Ope-rador del Mercado Ibérico, mediante la integración de los dos organismos operadores, español y portugués.

La condición de lenguas universales del español y del portugués, utiliza-das por más de 600 millones de personas, recibió una particular atención en la Cumbre. Como elemento especialmente valioso para la proyección internacional y la mayor prosperidad económica de los dos países.

C. Cumbre XXV (Oporto, 9 de mayo de 2012)
Persistencia de la crisis después del rescate

A pesar del grado de incertidumbre asociado a la evolución de los mercados en plena crisis internacional –y cuando Portugal ya estaba en situación de rescate integral y España amenazada de un riesgo similar—, la atención se centró en el análisis de las reformas en cur-so: medidas de consolidación presupuestaria, y de sostenibilidad de las finanzas públicas.

También se tomó en consideración el tema de la defensa de los intereses de las regiones ultraperiféricas (Azores, Madeira y Canarias, a efectos de Portugal y España) y de su estatuto.

D. Cumbre XXVI (La Moncloa, 13 de mayo de 2013)
Importancia de la cooperación dentro de la UE

Ya en una situación menos grave de las economías de ambos países, se hizo un llamamiento para que la Unión Europea tomase –de manera simultánea con las medidas nacionales—, las decisiones oportunas al objeto de fomentar el crecimiento y la competitividad. En ese con-texto, se apreció la urgencia de crear condiciones adecuadas para asegurar la inversión.

En materia de transporte, se destacaron los avances realizados para la celebración del Acuerdo para la Constitución del Bloque Funcional del Espacio Aéreo del Suroeste entre ambos países. En el marco de la iniciativa del Cielo Único Europeo, se reafirmó el compromiso mutuo para la puesta en marcha del mismo en el menor plazo posible.

Ambos países se congratularon por los desarrollos realizados para la implantación del corredor ferroviario de mercancías n°4 entre Portugal, España y Francia, que aumentará la competitividad de las empresas del espacio ibérico en el contexto transeuropeo, instando a los administradores de infraestructuras ferroviarias a que dicho corredor esté operativo en noviembre de 2013.

En lo que respecta a la agenda comercial de la Unión Europea, las dos partes prestaron especial importancia al lanzamiento de las negociaciones del TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership), cuyo resultado global se espera ambicioso, amplio y equilibrado, con efectos positivos en términos de crecimiento económico y de creación de empleo.
E. Cumbre XXVII (Vidago, 4 de junio de 2014)
Salir de la recesión. En busca de la recuperación

En la última Cumbre celebrada hasta ahora, se analizaron los resultados en los respectivos procesos de reforma, que permiten afrontar el futuro con cierta confianza; reiterándose el empeño en la necesidad de seguir mejorando la competitividad y promover el crecimiento y el empleo; re-calcándose al mismo tiempo que los costes sociales y económicos de los altos índices de desempleo, en particular entre los jóvenes, reclaman urgentemente una respuesta europea rápida y concertada.

En materia de integración financiera, se congratularon de los acuerdos alcanzados para poner en marcha la Unión Bancaria y, en particular, el Mecanismo Único de Supervisión, el Mecanismo Único de Re-solución y el Fondo Único de Resolución.

Los Jefes de Gobierno, en relación con el trabajo conjunto que viene realizándose, recalcaron la importancia adquirida por las interconexiones de la Península Ibérica con el resto de Europa, a través de las redes de infraestructuras energéticas, y la fijación de un objetivo de interconexión único y ambicioso para 2030; para acabar con la si-tuación de isla energética de la Península Ibérica.

En la misma dirección, ambos Gobiernos acordaron iniciar los traba-jos para la creación de un Mercado de Gas Ibérico (MIBGAS) en los próximos meses, junto con la dinamización del Mercado Ibérico de Electricidad (MIBEL); a fin de hacer de la Península Ibérica una alternativa rentable para el abastecimiento energético a Europa, en el trance de los problemas existentes con los proveedores rusos.

En la XVII cumbre, la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, el ministro portugués de Economía, António Pires de Lima, el presidente de CEOE, Juan Rosell, y su homólogo de la Confederación de la Industria Portuguesa, António Saraiva, se reunieron ayer de forma paralela con empresarios de ambos países. Los empresarios han elaborado un documento sobre energía en el que se aboga por la transparencia en los sistemas energéticos ibéricos, para que los operadores de ambos sistemas puedan disfrutar de igualdad de oportunidades .

Las principales organizaciones patronales de España y Portugal coincidieron además al advertir de los riesgos que supondría la “imposi-ción de metas ambiciosas en materia medioambiental” para la competitividad de los dos países.

F. La última Cumbre de Jefes de Estado de España y Portugal (7.VII.2014)

Esta cumbre al máximo nivel se celebró en el Palacio Nacional de Queluz de Lisboa, por el Presidente de Portugal, el Prof. Anibal Cavaco Silva, y el Rey de España, Don Felipe VI. Fue el primer viaje al exterior del nuevo monarca español, si se exceptúa la previa visita al Papa Francisco I en el Vaticano .

En la ocasión, Felipe VI destacó el tejido de “vínculos de muy diverso tipo que unen hoy a España y Portugal, así como los continuos con-tactos que mantienen las dos sociedades. Todo lo cual constituye un patrimonio común, una inmejorable relación bilateral, que se nutre de un profundo conocimiento mutuo”. Felipe VI, que habló en portugués en varios momentos de su alocución, subrayó que los nexos entre España y Portugal no son sólo de buena vecindad, sino también de países hermanos”.

Antes que Don Felipe VI tomara la palabra, el Presidente Cavaco Silva reiteró el “cariño y simpatía que Portugal siente por la Familia Real de España”, valorando mucho la visita, como muestra de “firmeza y profundidad en la relación bilateral”. Y dejó clara su punto de vista de que la cooperación entre los dos países “jamás ha sido tan amplia e intensa, como se pone de manifiesto en cada cumbre bilateral que ambas naciones celebran con periodicidad anual”. En ese sentido, Ca-vaco instó “a aprovechar el buen entendimiento para reforzar la posición de España y Portugal tanto en la UE como en otros foros relevantes”.

El presidente portugués también recordó que España es el primer cliente y proveedor de bienes de Portugal y que en los últimos años ha sido también el primer inversor externo y uno de los principales receptores de la inversión portuguesa en el exterior. España es además uno de los principales emisores de turistas hacia Portugal, al tiempo que sigue representando uno de los destinos favoritos de los portugueses.

Seguiremos el próximo jueves, 8 de enero, en el nuevo año de 2015, que seguramente va a ser muy entretenido. Y a propósito del cambio de ejercicio en nuestro calendario, enviamos a todos los lectores y colegas de Republica.com nuestros mejores augurios para los próximos doce meses. Sin olvidar que, como siempre, el autor queda a disposición de los lectores en castecien@bitmailer.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *