Visiones novedosas sobre el primer cristianismo (I)

En varias ocasiones ya ha tratado el autor del hecho religioso en estas páginas de Republica.com, a propósito del libro que tiene en el telar sobre “¿De dónde venimos, qué somos, adónde vamos?”. Pero hay un tema muy amplio, e históricamente complejo, en el que hay aportaciones recientes de indudable interés, y que hasta ahora creo no se había tocado con el detalle con que se ya trata en estos momentos: el cristianismo y sus fundadores: ¿tanto monta, monta tanto Jesús como Pablo de Tarso?

1. ¿Jesús, un predicador más entre los judíos?

Con toda una larga serie de antecedentes, Selina O’Grady en su libro Y el hombre creó a Dios: reyes, cultos y conquistas en los tiempos de Jesús1, sostiene que Cristo fue uno de los muchos predicadores y milagreros ambulantes de su tiempo en Palestina. Y como los demás, nunca pretendió ser de origen divino: más bien lo que difundía era una cierta forma de nacionalismo judío, como pudo apreciarse en la propia frase evangélica de “a Dios lo que es de Dios, y a César lo que es del César”.

Pero aparte de que Jesús fuera quien efectivamente lanzó el mensaje, la buena nueva (eso es lo que significa Evangelio), hay numerosos autores que realzan la figura de Pablo en la configuración del primer cristianismo. Y en ese sentido, debe recordarse, como una circunstancia muy significativa, que el último de los apóstoles se fijó en la inscripción que había en un altar en el ágora de Atenas. Que estaba dedicado a Agnosto Theo, es decir, “a un dios desconocido”; en los términos que se narra en los Hechos de los Apóstoles (17, 28):

En pie, Pablo, en medio de Areópago, dijo: «Atenienses, veo que sois sobremanera religiosos; porque al pasar y contemplar los objetos de vuestro culto he hallado un altar en el cual está escrito: «Al dios desconocido» (Agnosto Theo). Pues ése que sin conocerle veneráis es el que yo os anuncio: el Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él, y que siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por mano del hombre, ni por manos humanas es servido, siendo Él mismo quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas. El hizo de uno todo el linaje humano para poblar toda la faz de la tierra. El fijó las estaciones y los confines de los pueblos para que busquen a Dios, que no está lejos de nosotros, porque en Él vivimos y nos movemos y existimos, como algunos de vuestros poetas han dicho: «porque somos linaje suyo»2.

Y pienso que Agnosto Theo deberíamos relacionarlo con agnóstico, pues estos son los que no creen ni dejan de creer en Dios, que para ellos es un desconocido3.

El Dios que Pablo de Tarso predicó en sus entonces largos viajes por los mundos hebreo y helénico, en su ruta hacia Roma, era ese Dios hasta entonces desconocido, originalmente el mismo del Génesis, pero muy transformado por el de Tarso. Eso es lo que permite a Selina O’Grady minorar a Jesús y magnificar a Pablo, sosteniendo que fue a partir de las mimbres proporcionadas por el primero como el segundo -judío también, pero ciudadano romano- construyó el primer armazón de la religión cristina: planteando la posibilidad de que una creencia hasta entonces muy local pudiera llegar a ser universal. Lo cual acabó haciéndose efectivo -tras cruentas persecuciones por una sucesión de emperadores romanos- en la declaración de Constantino (330 d. J.C.), de que la católica sería la religión oficial del Imperio de Roma.

En cierto modo, todo eso que nos dice Selina O’Grady -y no es ningún descubrimiento, pues hay bastantes precedentes de ello- es que Pablo fue el verdadero creador de Cristo, al hacerlo hijo de Dios de manera contundente, ya sin ambigüedades ni dudas al respecto. Y no cabe duda de que, en buena medida, esa fue la intención pauliana para crear una religión universal; católica, porque eso significa el término. Debiéndose reconocer que hay muchas opiniones en contra de esa tesis, entre ellas, las de mi buen asesor, Jaime González-Torres Domingo4.

El que San Pablo se inventó a Cristo es la mayor sandez que he oído en mi vida. Es como decir que Xabier Cugat se inventó a Beethoven. O sea, que firmó con su nombre su chunda tachunda la mejor música de todos los tiempos. Aparte de que cualquier libro religioso, leído unos años (por no decir siglos) después, resulta siempre apolillado y ridículo, menos el Evangelio. En cambio, san Pablo tiene varias cosas que sólo son válidas en Roma y Grecia, por ejemplo su justificación de la esclavitud, que los padres decidan si las mujeres pueden casarse, la justificación por la fe (ante la que tienen que reaccionar Santiago y San Juan)5.

En la misma dirección de Selina O’Gredy se ha expresado Geza Vermes (1925-2013), cuya vida estuvo llena de accidentes providenciales6. Nacido en la ciudad húngara de Makó, dentro de una familia judía, su madre era maestra y el padre periodista y poeta. Ambos se convirtieron al catolicismo, y bautizaron a su hijo a principios de la década de 1930; confiando en que así, dentro de la Iglesia católica se vería protegido del creciente antisemitismo nazi. Presunción que efectivamente le libró del Holocausto, al hacerse sacerdote de la Orden de los Padres de Nuestra Señora de Sión; ordenación que no le impidió estudiar Filosofía en la Universidad de Lovaina, donde se doctoró con una tesis pionera sobre los Manuscritos del Mar Muerto7 . Estudio que se convirtió en referencia obligada para los ulteriores investigadores del tema.

En el referido trabajo, Geza Vermes citó a Martin Buber -filósofo y escritor judío austríaco/israelí8-, con su frase más contundente: “Nosotros los judíos conocemos [a Jesús] de un modo -en los impulsos y emociones de su judeidad esencial- que permanece inaccesible a los gentiles que se vieron sometidos a él”9. Y al respecto, Vermes presenta a Jesús de Nazaret en su presunto contexto vital; liberándole de lo que él llama la cristianización y dogmatización ulteriores. El resultado es una aproximación, siempre según Vermes, “históricamente liberada de las distorsiones de los mitos judíos y cristianos: un Cristo que no es el de la Iglesia, y que tampoco es el apóstata de la tradición popular judía”.

Esa visión del Mesías estuvo influida por las vivencias del propio Vermes durante sus estudios de los manuscritos del Mar Muerto, a partir de 1947. Trabajos que le llevaron a la conclusión de que Jesús es una auténtica figura histórica; pero a definir de manera bien distinta de la convencional, definición que fue adoptada por el Shorter Oxford Dictionary en términos de “Predicador judío (del año 5 a.de.J.C. al año 30 de nuestra era), considerado por sus seguidores como el hijo de Dios”. Reemplazó así la anterior definición de que había sido el “fundador del cristianismo”.

Las observaciones de Vermes, aunque brillante en sus exposiciones, no tienen en cuenta lo que sobre Jesús se dice en el Evangelio de San Juan, y en los escritos de San Pablo. En el sentido de que el pretendido nuevo concepto de Jesús en Vermes y otros, podría ser reduccionista a la mera figura de un Galileo carismático; por mucho que consideren a Cristo como un “insuperable maestro que supo definir lo principal de las verdades espirituales, a pesar de lo cual no pasó de ser un hombre que murió y que nunca resucitó”10.

Otro enfoque novedoso sobre Jesús: lejos de ser un pacifista es el de Reza Aslan -un judío estudioso de las religiones-, para quien el Galileo era el líder de una rebelión manifiesta contra Roma, lo que según ese autor se apreció claramente en la frase: “no he venido a traer la paz, sino la espada”. En cuanto al mandamiento “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, es una evidente indicación de la resistencia teocrática a la dominación romana. Es sorprendente, dice el Dr. Aslan, que tanta gente haya dejado de apreciar así la figura el Cristo, que en manera alguna fue ningún pacifista11. Pero por mucho que diga el Dr. Aslan, lo cierto es que prevalece una visión muy distinta -de paz y amor- sobre Cristo, fuera o no hijo de Dios… y está claro que si alguien merecía serlo, fue precisamente él.

Seguiremos el próximo miércoles, 14 de mayo y, como siempre, el autor está a disposición de los lectores en castecien@bitmailer.net.

1 Editorial Atlantic, Londres, 2012

2 Efectivamente, los atenienses se distinguían por su religiosidad. Para que ningún dios que-dase sin ser honrado en Atenas y, enojado por esta preterición, los castigase, se había erigido este altar. San Pablo, considerando que entre tantos dioses el único desconocido y sin culto era el Dios verdadero, el que creó el cielo y la tierra, toma ocasión de aquí para anunciarlo a los atenienses. Su discurso se diferencia de los predicados a los judíos. Aquí empieza predicando al Dios creado/ del cielo y de la tierra, conservador y proveedor de todo, para venir a hablar del juicio por Jesucristo, resucitado de entre los muertos. Este comentario figura en la versión Nacar-Colunga de la Biblia, BAC, Madrid, 1952

3 Desde luego, formalmente la etimología (DRAE) de agnóstico viene de otro cauce: agnosia, que significa desconocimiento

4 “The origins of Christianity. An atheist´s guide”, The Economist, 15.IX.2012

5 González-Torres Domingo, en correo electrónico de 10 de noviembre de 2011

6 Providential Accidents: an autobiography, SCM Press, Londres, 1998

7 Geza Vermes, Los manuscritos del mar muerto, El Aleph, Barcelona, 1994

8 Yo y tú, Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires, 1984

9 Juan José Tamayo, “Geza Vermes, una visión de Jesús desde el judaísmo”, El País, 26.V.2013

10 “Geza Vermes, a Jew, ex priest and translator of the Dead Sea Scrolls, died on May 8th aged 88”, The Economist, 18.V.2013

11 The Economist, “The life of Jesus. No angel”, 27.VII.2013. Una reseña del libro de Reza Aslan, Zealot: the life and times of Jesus of Nazareth, Random House, Londres, 2013

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. bvlgari yellow diamond ring replica

    Cara tah ai uma grande surpresa pra min realmente não esperava por essa Mano muito massa vcs fazerem gintama ja assisti esse api por otro fansub mas nao vou deixar de baixar so pra ver o KRK

  2. replique montre rolex daytona 1992

    cartierbraceletlove There was a mis-print. I meant the linear trend implies the US natural gas production per day would eventually rise to 108 billion cubic feet per day. The US natural gas production has resumed growth over the past few months.

  3. cartier anelli oro rosso replica

    cartierlovejesduas isn't this an issue with rework-visit?

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *