Sánchez Galán al 98 % 

Junta de accionistas Iberdrola

Junta de accionistas Iberdrola

En este tiempo de incertidumbre y maniobras orquestales en la oscuridad -como la del desembarco del ‘agente’ gubernamental de PRISA en Indra-, hemos asistido a una impecable Junta General de Iberdrola que aprobó con el 98 % de los votos emitidos (y participación superior al 72%) la gestión del presidente de Iberdrola Antonio Sánchez Galán, su Consejo, sus resultados positivos y las nuevas propuestas de la Compañía.

Resultados que este año incluyen un beneficio de 12.000 M. de euros, el dividendo récord del 0,44 %, y la inversión en 2021 de casi 10.000 M. de euros. Lo que consolida a Iberdrola como primera compañía europea del sector eléctrico y primera empresa española del Ibex 35. Una gran empresa que redujo sus beneficios en España al mantener la tarifa fija de sus clientes que se beneficiaron frente al impacto de los nuevos precios de la energía.

Y esto ha ocurrido cuando el Gobierno de Sánchez vive en el desconcierto de su política energética porque no acaba de hacer efectiva la rebaja del coste de electricidad con la ‘excepción ibérica’ que permite topar el precio del Gas, teme represalias en precios y abastecimiento de gas de Argelia y cuando se habla, ante el estupor ciudadano, de posibles subidas del precio de la gasolina y el gasóleo por encima de los ¡2 ó 3 euros! el litro.

Y cuando las ministras de Podemos y del PSOE entran en disputas sobre cómo ‘decretar’ un nuevo impuesto contra los beneficios de las compañías eléctricas.  Lo que no repercutirá en el precio de la electricidad y será más que discutible o ilegal si se incluye como ‘castigo selectivo’ al Impuesto de Sociedades. Lo que significará que toda empresa en beneficios en su sector será susceptible también de ser ‘castigada’.

Y que convertirá este país en una trampa de elefantes, sin seguridad jurídica estable, para cualquier tipo de inversor nacional o internacional. Y ello en un tiempo de inflación desbocada y subida general de los tipos de interés y las hipotecas, lo que acabará dañando al déficit, la deuda y el empleo, cuando el crecimiento no cesa de retroceder y mientras en las fronteras de nuestro país el Gobierno coloca un cartel que dice: ‘Cuidado con invertir aquí’.

Iberdrola es la empresa española más importante del Ibex y Sánchez Galán un empresario excepcional que se adelantó a medio mundo y a su tiempo con su apuesta cierta de las energías verdes y renovables frente a las fósiles contaminantes. Y preside una Compañía multinacional y plurinacional que defiende los valores de la ecología, como entre sus empleados la igualdad y la conciliación familiar.

Y haría bien este Gobierno en hablar y acordar con Sánchez Galán porque su criterio en estas cuestiones energéticas y del medio ambiente, es muy valioso por su experiencia y presencia en muchos países del mundo donde trabaja y se expande con éxito Iberdrola. La que, año a año y contra viento y marea, demuestra su capacidad con eficacia y resultados. Sabiendo, como lo sabe y lo practica Sánchez Galán, que en tiempos de dificultades todos en nuestro país han de hacer esfuerzos y colaborar en beneficio del interés general.

Sobre el autor de esta publicación