El juez anula la prohibición de celebrar actos religiosos en un pueblo confinado por COVID: "No propagan el virus"

Un juez de Albacete ha suspendido la orden de la administración de Castilla-La Mancha por la que se prohibía cualquier actividad religiosa en la localidad de Villamalea (Albacete) en un auto en el que argumenta que lo que se conoce científicamente sobre el coronavirus permite afirmar que los actos religiosos no están entre los elementos propagadores.