Juan Carlos I y la Reina Sofía continuarán siendo Familia Real y Reyes eméritos

La decisión del Rey Juan Carlos de irse a vivir fuera de España no va a suponer ningún cambio en la situación de la Reina Sofía, que va a mantener su residencia en el Palacio de la Zarzuela y a proseguir con su actividad institucional, como venía haciendo desde el relevo en la trono hace seis años. Además, Juan Carlos I va a seguir siendo miembro de la Familia Real y a conservar el título de Rey que se le reconoció tras la abdicación, por lo que su estatus se mantiene invariable a pesar de su decisión.