Defensa continúa sin remitir a la Fiscalía el informe sobre ancianos fallecidos

Un día más el Gobierno sigue sin informar de la cifra de ancianos infectados o fallecidos por coronavirus en residencias, mientras los casos en estos centros no dejan de crecer. El último brote conocido se ha producido en la residencia de ancianos Santísima Virgen y San Celedonio, en el distrito de Chamartín en Madrid, donde 25 ancianos, entre ellos una monja, han fallecido y más de una treintena de sus profesionales permanecen en cuarentena por el coronavirus fuera de las instalaciones. Mientras, el fiscal encargado de investigar el hallazgo por parte del Ejército de cadáveres en residencias de ancianos aún está a la espera de recibir el informe que elabore el Ministerio de Defensa, en el marco de las diligencias que se han abierto para determinar la gravedad de los hechos y su posible relevancia penal.