El medio ambiente, una víctima a menudo olvidada en las guerras y conflictos armados

Cuando se produce una guerra o un conflicto armado las víctimas se suelen contabilizar en términos de soldados y civiles muertos y heridos y de ciudades destruidas pero el medio ambiente es en muchos de los casos una víctima más a la que no se le presta tanta atención. Sin embargo, se ha contaminado fuentes de agua, se han quemado cosechas, se han talado bosques, se ha envenenado el suelo y se ha matado al ganado con vistas a obtener una ventaja militar frente al enemigo de forma recurrente.