Estudiar para no deprimirse

Los españoles que cuentan con una educación universitaria tienen menos probabilidades de padecer depresión que aquellos con un nivel formativo más bajo