Cómo combatir con un sólo click el aburrimiento por el coronavirus

Antes del coronavirus, la enfermedad más difícil de combatir en casa entre los nuevos adictos al audiovisual era el FOMO, siglas en inglés de “Fear Of Missing Out” (temor a perderse algo): nadie tenía las horas suficientes para ver todas las series de éxito. O peor aún: para las que ya se había perdido y son “imprescindibles”.