De la incertidumbre política a la desaceleración económica

El año 2019 ha sido un año marcado en lo económico por una intensa incertidumbre. Sobre todo, por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Pero también han tenido un peso relevante en la inseguridad económica en la que se ha desenvuelto el mundo, el Brexit, el aumento de la morosidad interempresas, la elevada deuda pública, el envejecimiento demográfico y, en el caso específico español, la crisis catalana.