Resuelven un homicidio de hace 33.000 años: la víctima murió brutalmente asesinada

Uno de los europeos modernos más antiguos murió muy probablemente por un acto violento cometido hace unos 33.000 años por otro individuo, según un estudio difundido por la universidad alemana de Tubinga, que asegura que así “se ha aclarado un asesinato”. La víctima falleció como consecuencia de un acto de “violencia interpersonal” con “una evidencia indiscutible”, según revela el estudio.