Prisión preventiva para los dos policías detenidos en Linares (Jaén) por una agresión en la calle

13 detenidos, dos de ellos menores de edad, y 19 policías heridos por los disturbios que se han sucedido a lo largo del fin de semana

La juez del juzgado número tres de Linares (Jaén) ha ordenado el ingreso en prisión de los dos policías nacionales detenidos el viernes por agredir, cuando estaban fuera de servicio a un hombre y su hija de 14 años en la terraza de un bar, según fuentes de la Policía Nacional. Tanto el agente como el subinspector se negaron a declarar ante sus compañeros de la Policía, sin embargo sí lo hicieron ante la juez que después de la media noche, sobre la una de la madrugada, ordenaba el ingreso en prisión de los dos.

Los dos tenían previsto declarar a las cinco de la tarde de este sábado en el juzgado de Linares, pero el hecho de que decenas de personas se agolpasen a las puertas del mismo esperándolos hizo que la juez decidiese trasladarlos a la Comisaria de Jaén para que prestasen declaración por vídeoconferencia.

Los hechos tuvieron lugar el viernes sobre las siete de la tarde en la terraza de un bar de Linares cuando los dos policías fuera de servicios agredieron al hombre y su hija de 14 años, mientras eran grabados por varios testigos que han difundido los vídeos a través de las redes sociales.

El hombre herido sufre lesiones en la cara, la nariz y el sábado tuvo que volver a ser ingresado en el Hospital San Agustín de Linares, por problemas en una córnea.

A los dos policías se les retiró la placa y el arma el mismo día de la agresión y el sábado, la Dirección General de la Policía comunicaba que se había abierto un expediente disciplinario en el que se determinarán las sanciones que correspondan.

Estos "tendrán que responder tanto al juez en el apartado penal como ante la Policía Nacional por los lamentables hechos que han sucedido", según aseguraban fuentes de la Policía.

Fin de semana de disturbios

Los disturbios se han sucedido durante todo el fin de semana, con un total de 13 personas, dos de ellas menores de edad, detenidas y 19 agentes de la Policía Nacional heridos. Así lo han informado a los medios fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, que han señalado que a pesar del toque de queda decretado en la comunidad a partir de las 22,00 horas, los grupos violentos han permanecido en la calle hasta que se ha calmado el ambiente sobre las 22,30 horas.

Todo comenzó en la tarde de este sábado, cuando estaba previsto que se tomase declaración a los dos arrestados en el Juzgado de Instrucción número 3 de Linares, y muchas personas comenzaron a congregarse allí para protestar por lo ocurrido.

La juez, en vista de lo que ocurría, decidió tomarle declaración a los detenidos por videoconferencia para preservar el orden público y estos fueron trasladado a Jaén capital para declarar desde la comisaría provincial, que tiene una sala habilitada para ello.

De esta forma, los protestantes se trasladaron de los juzgados de Linares a la comisaría de esta ciudad, derribando contenedores y arrancando señales de tráfico como se observa en diferentes vídeos difundidos por redes sociales, y allí estuvieron arrojando objetos a los agentes de Policía Nacional que tuvieron que formar en la calle y realizar disparos disuasorios al aire para evitar que los grupos violentos se acercasen al edificio.

Ya sobre las 21,40 horas la Unidad de Intervención Policial (UIP) tuvo que intervenir cerca de la Plaza de San Agustín para disolver a los manifestantes, pero, a pesar del toque de queda vigente en Andalucía a partir de las 22,00 horas, el ambiente no se calmó del todo hasta las 22,30 horas.

Sobre el autor de esta publicación