Primeras imágenes de la serie sobre Moncloa y Sánchez: la cotidianeidad del presidente pero sin filmar a sus hijas

Sus creadores no desvelan el presupuesto, afirman que seguirán rodando hasta marzo o abril y lo venderán cuando acaben el primer episodio

Pedro Sánchez en La Moncloa

Secuoya StudiosPedro Sánchez en La Moncloa

La docuserie "Moncloa", que narrará el funcionamiento e historia del palacio presidencial, abundará en la vida personal del presidente, mostrando escenas cotidianas de Sánchez desayunando con su esposa, conversando con sus padres o manteniendo charlas informales con ministros en los consejos. Durante su presentación hoy en el festival Iberseries Platino Industria de Madrid, su director, Curro Sánchez ("Paco de Lucía: La búsqueda", sobre su padre), ha explicado que Sánchez ha sido un personaje más y sólo se ha puesto una línea roja por parte de la presidencia: respetar la intimidad de sus hijas.

Asimismo, el equipo también ha encontrado limitaciones por motivos de seguridad a la hora de grabar los Consejos de Ministros y la cena de presidentes en la OTAN. A pesar de ello, el director ha asegurado que "no hay ningún tipo de decisión de controlar el contenido por parte de Moncloa", que les puso al tanto de los eventos más destacados en la agenda.

"Para nosotros todos los temas de partido, PSOE y demás, no nos interesan, porque nos alejan de lo que queremos contar", ha añadido Curro Sánchez, que ha insistido en que el objetivo del documental es ser un retrato de la institución y su historia, en la que "la presencia del presidente no destacará más que la de otros trabajadores que también hacen labores muy importantes".

La serie se dividirá en seis segmentos: en ellos se abordarán la historia del edificio, sus protocolos, la de los distintos departamentos y empleados (algunos presentes desde el gobierno de Adolfo Suárez), la coordinación de la cumbre de la OTAN, la gestión de la guerra de Ucrania, la vida personal del presidente y los Consejos de Ministros.

De la misma manera, algunos de los instantes más destacados incluirán al presidente conversando con líderes internacionales como Emmanuel Macron, Ursula Von der Leyen, Boris Johnson o Joe Biden, con quién compartió bromas durante la visita del presidente estadounidense a España en la cumbre de la OTAN.

En la presentación, Escorial ha afirmado haber encontrado un trato "cercano" y "afable" tanto por parte de la institución como del presidente, del que ha dicho que "ya tiene tablas" a la vez que ha calificado la concesión del organismo, que ha dejado entrar a grabar a un grupo "muy muy reducido", como "una labor de transparencia".

Los creadores de la serie documental han afirmado este jueves que se trata de un proyecto "a riesgo" y que no se va a emitir en una cadena de televisión pública. Por el contrario han indicado que el objetivo es que se emita en una plataforma o cadena privada y han sostenido que aunque aún no lo han vendido, han recibido el interés de varios clientes potenciales.

Así se han expresado los responsables de las dos productoras que están llevando a cabo la serie, Eduardo Escorial de Secuoya y Víctor Martín, director de producción de The Pool, en un encuentro con medios de comunicación junto al director del documental, Curro Sánchez Varela, en el que han mostrado las primeras imágenes del metraje.

En este avance de unos cinco minutos aparece el presidente del Gobierno junto a algunos de sus colaboradores más cercanos como el director de Gabinete de Presidencia del Gobierno, Óscar López y Manuel de la Rocha, que es responsable de Asuntos Económicos en este organismo de apoyo al presidente, en reuniones y momentos de trabajo.

Las imágenes muestran además del testimonio de trabajadores de La Moncloa, la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid, el Consejo Europeo en el que se aprobó la excepción ibérica en materia energética y también conversaciones informales de varios ministros antes de entrar a la reunión semanal del Consejo de Ministros. También, aparecen extractos de una conversación de Sánchez con sus padres.

Sin acuerdo con Netflix pero sí interés de Beta Films

Los productores han subrayado que por el momento continúan en el proceso de grabación de los cuatro capítulos --que comenzó el pasado mes de marzo y previsiblemente se prolongará hasta marzo o abril de 2023-- y han explicado que por el momento no ha comenzado el proceso de comercialización. Así, han indicado que esto sucederá cuando tengan finalizado el primer episodio, aunque han aclarado que ya han recibido el interés de varias cadenas y plataformas privadas.

En la misma línea han aclarado que no tienen un acuerdo con la plataforma de contenidos Netflix ni les han mostrado el material. Sin embargo, han adelantado que han recibido el interés de "una de las principales distribuidoras" del mercado, 'Beta films', algo que para ellos refrenda que tienen entre manos un tema interesante.

En esta misma línea han sostenido que la idea es que "no vaya a una televisión pública" pues son conscientes "de lo que puede suponer", han trasladado. "Esto es una serie documental con vocación de terminar en un canal o plataforma privada", han añadido.

Sin detalles del presupuesto

Además, han querido dejar claro que no se trata de un encargo sino que ambas productoras han realizado una inversión "a riesgo" y que esperan tener la mejor facturación posible como con cualquier otro producto audiovisual que realizan.

No han querido decir cuánto les costará la creación de la serie aunque han subrayado en que la totalidad de la financiación es privada. A este respecto solo han dicho que el trabajo se lleva a cabo con un equipo muy reducido de una decena de personas de forma permanente más algún colaborador adicional en momentos concretos.

Sánchez junto a su mujer durante el documental

Las hijas de Sánchez, línea roja

Por otro lado, respecto al momento en el que se va a emitir, y al hecho de que el próximo año hay elecciones autonómicas y municipales en mayo y generales unos meses después, han señalado que no saben cómo puede afectar a Sánchez y al PSOE y que no tienen ningún compromiso para publicarlo en una fecha determinada. Además, han señalado que esa decisión dependerá del cliente que finalmente compre los derechos de emisión.

Finalmente, respecto al proceso de negociación con La Moncloa, han indicado que la idea partió de las productoras y que a continuación tuvieron una primera reunión con Óscar López. Después de un tiempo hubo otro encuentro en el que participó Pedro Sánchez y finalmente les dieron el visto bueno con la única línea roja de que no se grabase a las hijas del presidente del Gobierno.