Sucesos

Muere un hombre en Arganda (Madrid) tras solicitar asistencia a un centro de urgencias sin médico

En el Punto de Atención Continuada (PAC) había en ese momento dos enfermeras y dos celadores

Muere un hombre en Arganda (Madrid) tras solicitar asistencia a un centro de urgencias sin médico

Europa PressAmbulancia del Summa

Un paciente de 48 años falleció este sábado en su domicilio tras la intervención de un equipo sin médico del Punto de Atención Continuada (PAC) de Arganda del Rey, en Madrid, así como de una unidad de Soporte Vital Avanzado del Summa 112, según la Plataforma de los Servicios de Atención Rural (SAR).

Fuentes de la Comunidad de Madrid han indicado este domingo a EFE que este suceso "no tiene nada que ver con la falta de médicos". Han precisado que una vecina fue al Punto de Atención Continuada a avisar de que un hombre estaba desmayado en el domicilio.

En el centro, según la Administración regional, había dos enfermeras y dos celadores y se desplazaron de inmediato una enfermera y un celador a atender al enfermo.

Al llegar al domicilio, identificaron la parada, comenzaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), avisaron a la Policía, que llegó con un desfibrilador, iniciaron las descargas y, en cinco minutos, llegó un equipo del Summa 112, que practicó una RCP avanzada durante bastante tiempo, sin que pudieran revertir la parada, han precisado desde la Comunidad de Madrid.

En un comunicado, la Plataforma SAR explica que una persona acudió este sábado al PAC de Arganda del Rey para solicitar asistencia urgente en un domicilio muy cercano, por un adulto joven que se encontraba inconsciente.

En el PAC, estaban de guardia dos profesionales de enfermería y dos celadores, de las que acudieron inmediatamente un profesional de enfermería y un celador.

En el domicilio, adonde también había acudido la Policía local, iniciaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) con un desfibrilador y uno o dos minutos después llegó la unidad de Soporte Avanzado del Summa 112, que continuó con maniobras de reanimación avanzada durante sesenta minutos aproximadamente, hasta que se suspendieron las maniobras por no recuperación de pulso y se confirmó el fallecimiento del paciente.

La Plataforma SAR señala en la nota "el correcto funcionamiento del equipo de urgencias", aunque indica que este paciente se encontraba mal desde hacía días, como ha informado la familia, y en el PAC de Arganda los días 21, 22 y 24 no hubo médico, por lo que se preguntan qué hubiera pasado si esa persona hubiera recibido atención médica en los días previos al sábado.

Desde que el Gobierno regional puso en marcha el plan de las urgencias extrahospitalarias, el pasado 27 de octubre, según la plataforma, la población está "desconcertada" porque desconoce si el centro de urgencias está cerrado o abierto y si contará o no con el equipo sanitario necesario para una correcta atención sanitaria.

"Se está jugando con la vida de nuestros pacientes, a los que hemos intentado proporcionar la mejor atención posible, lo que implica no sólo la asistencia sanitaria en la emergencia, sino también el apoyo emocional a los familiares y allegados", subrayan desde el colectivo.

Para la plataforma, el actual plan de urgencias extrahospitalarias, "impuesto sin tener en cuenta las necesidades de la ciudadanía, y tampoco las posibilidades reales de los sanitarios de dar la adecuada cobertura a las mismas, al no contar con equipos completos, está generando "una falta de equidad" en "el acceso" a "una atención sanitaria de calidad".

IU Madrid ha lamentado "este horrible incidente", ha exigido que se abra de manera inmediata una investigación sobre los hechos y ha resaltado que si esa persona hubiera acudido a urgencias y hubiera sido atendida por un equipo sanitario completo, tal vez hoy no habría que lamentar su muerte.

La diputada de IU y portavoz en la Comisión de Sanidad por Unidas Podemos, Vanessa Lillo, ha declarado que "en este tipo de incidentes es donde se ven las consecuencias de la nefasta gestión de las urgencias extrahospitalarias puesta en marcha por el PP" al que ha acusado de "jugar con nuestras propias vidas, violando nuestro derecho a recibir una atención sanitaria de calidad".