SUCESOS

Los bomberos descartan una explosión de gas como causa del incendio de Alcorcón donde murió un niño de cinco años

En el espacio comercial no había tuberías de gas y no se descarta que las chispas de una radial quemaran el poliespán almacenado en el local en obras

Imagen del incendio en Alcorcón

EFEImagen del incendio en Alcorcón

Los bomberos han descartado que el origen del incendio en un local en obras que provocó la muerte de un niño de 5 años este jueves en Alcorcón (Madrid) fuera una explosión por escape de gas, ha informado a Efe el jefe del cuerpo, Raúl Esteban. La principal hipótesis que se manejaba en un primer momento era que los operarios habían perforado accidentalmente una tubería de gas durante las obras, pero los bomberos, tras apagar las llamas, comprobaron que por el establecimiento, en el que se iba a abrir un restaurante, no pasaba ningún conducto de ese tipo.

"Cuando llegamos al lugar la combustión estaba totalmente desarrollada y no había ninguna connotación de que fuera un escape de gas", ha indicado Raúl Esteban desde el lugar de los hechos, en la calle Oslo de Alcorcón.

Tras descartar ese motivo, son los agentes de Científica de la Policía Nacional quienes se han encargado de investigar el origen del incendio en este local de Alcorcón, iniciado a las 19:15 horas, cuando los vecinos escucharon varias explosiones procedentes del local. Según revela 'El Mundo',  el fuego se habría originado cuando los operarios que estaban trabajando en el local utilizaron una radial y las chispas prendieron el suelo de poliespán que ardió con rapidez provocando el fuego y la posterior nube de humo.

Los policías han podido entrar a recoger vestigios tanto en el establecimiento como en las viviendas más afectadas, que fueron inundadas por el humo propagado a través de los tiros de escalera.

Una mujer de 30 años y sus dos hijos, de 5 años y 9 meses, que vivían encima del establecimiento, en la tercera planta, sufrieron intoxicaciones severas por inhalación de humo y entraron en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios del Summa 112 lograron revertirla en el caso de la madre y su hijo más pequeño, pero no en el del mayor, que resultó fallecido.

La madre y el bebé en estado grave y pronóstico reservado

La madre se encuentra "estable dentro de la gravedad" en la Unidad de Grandes Quemados del hospital de Getafe, mientras que su bebé tiene un "pronóstico reservado" en el hospital de La Paz, han informado a Efe fuentes hospitalarias durante la mañana de este viernes.

El Summa atendió a otras ocho personas por intoxicaciones leves o moderadas que fueron trasladadas a distintos hospitales, así como a varios vecinos con distintas lesiones que fueron dados de alta en el lugar de los hechos, como señaló la jefa de guardia del servicio sanitario, Marta Calvo.

Muchos vecinos de los portales próximos al incendio, víctimas del miedo, trataron de salir de sus casas hacia el exterior, lo que les provocó intoxicaciones por humo de diversa consideración.

Un total de 28 familias de cuatro portales fueron desalojadas a causa del incendio, y algunas de ellas no podrán volver a sus casas hasta que finalicen los trabajos de restauración e investigación de los servicios de emergencias.