La sequía fuerza a varias autonomías y municipios a restringir el consumo de agua

Cortes de suministro nocturnos, cierre de duchas en playas, y prohibición de regar o lavar coches son algunas restricciones puestas en marcha que buscan garantizar el abastecimiento para el consumo humano

España se enfrenta a una pertinaz sequía

EFEEspaña se enfrenta a una pertinaz sequía

La prolongada ausencia de lluvias y las altas temperaturas están obligando a varias comunidades autónomas y ayuntamientos de toda España a imponer restricciones en el consumo de agua, especialmente en Galicia, Cataluña y Andalucía, mientras los pantanos se encuentran al 40,4 % de su capacidad.

Cortes de suministro nocturnos, cierre de duchas en las playas, y prohibición de regar, llenar piscinas y lavar coches son algunas de las medidas restrictivas puestas en marcha por los gobiernos autonómicos y municipales, y con las que buscan garantizar el abastecimiento de agua para el consumo humano, que, en algunos casos, ya ha tenido que ser limitado.

  • Galicia

Una de las comunidades autónomas más afectadas por la sequía es Galicia, lo que ha llevado a los ayuntamientos de Pontevedra de Poio, Sanxenxo, Marín, Bueu y Pontecaldelas a prepararse para un empeoramiento y un eventual estado de alerta que implicaría el corte nocturno del suministro de agua.

Ante esta situación, los alcaldes de las seis localidades pontevedresas han acordado cerrar los grifos de lavapiés y duchas en las playas, prohibir el relleno de piscinas, el baldeo de las calles o los lavados de coches, así como buscar y detener posibles fugas de agua en la red de abastecimiento.

La prolongada situación de sequía también ha provocado que algunos municipios de la provincia de Ourense hayan publicado bandos para informar de que quedan prohibidos usos que no sean los esenciales, como cocinar y el aseo personal e incluso, en algún caso puntual, advierten de multas en caso de incumplir estas obligaciones.

Los ayuntamientos de orensanos de Baltar y Boborás han prohibido el uso del agua para regar jardines, huertas y fincas, llenar piscinas, lavar coches o cualquier tipo de vehículo, bajo advertencia de multa.

El ayuntamiento de Baltar ha advertido de la "extraordinaria" situación derivada de la prolongada sequía, lo que ya ha provocado que haya pozos secos. De hecho, el alcalde de esta localidad, José Antonio Feijóo, no descarta adoptar otras medidas como revisar los manantiales, vigilar que no se riegue o instalar contadores en los pueblos donde no hay.

"Aquí nunca tuvimos problemas de abastecimiento de agua, siempre hubo agua, procedente de las captaciones de la sierra, situadas a unos mil metros de altura, y, como la de Serra do Larouco, este año están prácticamente inservibles", ha explicado.

  • Cataluña

La Generalitat de Cataluña también ha limitado el consumo de agua en 150 municipios a 200 litros por persona al día, dada la situación de sequía que se vive, con los pantanos al 43 % de su capacidad, según datos del 31 de julio. Esto supone que los pantanos están 40 puntos por debajo de los últimos años, aunque aún lejos del 20 % que se registró durante la sequía del año 2008.

En la ciudad de Solsona, con cerca de 10.000 habitantes, hace una semana que se ha empezado a suministrar agua con cisternas a uno de los depósitos de la red municipal.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a "hacer un uso racional del agua" en la vida cotidiana "para evitar que los efectos de la sequía se agraven".

  • Andalucía

Con los pantanos y embalses por debajo de la capacidad necesaria para abastecer a la población en los próximos meses, Andalucía ya está aplicando restricciones en algunas provincias y la Junta ha reclamado al Gobierno central una reunión urgente para aprobar un decreto de sequía con una alta dotación económica.

En Málaga, el embalse de La Viñuela se encuentra al 12,7 % de su capacidad, lo que ha llevado a los ayuntamientos a establecer restricciones, como el corte del agua en las duchas de las playas de Rincón de la Victoria y Vélez-Málaga desde el pasado 1 de agosto.

Durante las últimas semanas, se han mantenido las restricciones nocturnas y se ha repartido agua en camiones cisterna en la comarca de Antequera.

La escasez de agua ha llevado a algunos agricultores a sacrificar parte de sus plantaciones de aguacates para salvar el resto, mientras que peligra la producción de la aceituna de mesa porque el fruto no engorda suficientemente.

En Huelva, diez municipios de la comarca de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche han sufrido restricciones en horario nocturno, lo que se suma a la falta de infraestructuras hídricas de la provincia, y afecta a residentes y turistas en lo que respecta al abastecimiento de agua.

  • Extremadura

En Extremadura, la falta de agua afecta principalmente a la comarca pacense de Tentudía, que se abastece del pantano que lleva este mismo nombre. Actualmente, sólo tiene 0,8 hectómetros cúbicos de reserva, un 16,6 % de su capacidad, la mitad de lo que tenía hace un año.

Sobre los nueve municipios que conforman esta mancomunidad hay una recomendación expresa de no utilizar agua para el riego de jardines ni para el baldeo de calles, tampoco para llenar piscinas o lavar coches.

En concreto, en Bodonal de la Sierra, las viviendas rurales tienen restricciones de agua durante algunas horas, una media que, sin embargo, no afecta al casco urbano.

  • Castilla y León

Además de restricciones de regadío en el ámbito agrario, en Castilla y León, determinadas instituciones han tomado decisiones vinculadas con la sequía, como Patrimonio Nacional, que ha recortado la temporada de los juegos de agua de las históricas fuentes de los Jardines del Real Palacio de San Ildefonso, en el municipio segoviano de La Granja.

Y, en algunos municipios, como el palentino de Barruelo de Santullán, los ayuntamientos han tomado medidas extra contra la sequía, como la prohibición del llenado de piscinas particulares, lavado de coches y riego de jardines a causa de la sequía.

  • Navarra

En Navarra, hay restricciones de agua en pequeñas localidades, las que se abastecen de agua de manantiales pequeños o de cabeceras de río, como Erro, donde el Ayuntamiento ha prohibido el riego de huertas y restringe el agua por la noche por la escasez que afecta principalmente a poblaciones de la parte pirenaica y cantábrica.

  • País Vasco

En el País Vasco, se han establecido algunas restricciones en determinadas zonas donde los municipios tienen que suministrar el agua desde ríos y acuíferos. Sólo se ha prohibido, por el momento, el riego de jardines, el llenado de piscinas particulares y el lavado de coches, entre otras actividades no esenciales.

Desaladoras y pozos

En estos momentos, no hay restricciones en el suministro de agua para consumo humano en Canarias, aunque el archipiélago ya encadena varios años de sequía.

Ello se debe a la contribución de las desaladoras, de las que depende casi al 100 % el abastecimiento a los hogares de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, las islas con menos precipitaciones. Y las desaladoras complementan también el suministro de Tenerife, la isla más poblada.

En Castilla-La Mancha, el consorcio de doce municipios del Campo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, que se abastece de agua potable del pantano Vega del Jabalón, prácticamente seco por cuarto año consecutivo, ha encontrado en la realización de nuevos pozos de agua la alternativa al suministro.

En el caso de uno de estos municipios, Almagro, su alcalde, Daniel Reina, ha explicado a Efe que en cuanto a la cantidad ahora mismo no hay problemas, con los tres pozos en funcionamiento el municipio se puede abastecer, aunque es cierto que están bajando los niveles de forma muy dinámica.

Una sequía que no es ajena al resto de Europa

Mientras en España ya se encendieron todas las alarmas al inicio del verano, países como Francia o Reino Unido, donde la palabra 'sequía' no parece ir unida a su idiosincrasia, comienzan a tomar medidas ante la escasez hídrica.

La alerta por sequía en Francia ya afecta, en diferentes niveles, a 90 de los 96 departamentos de la Francia metropolitana, en los que ya se practica algún tipo de restricción de agua, según informa el Ministerio de Transición Ecológica. Las zona este del país es una de las más afectadas por la sequía, provocada por la falta de lluvia y las sucesivas olas de calor, junto a la fachada oeste de Francia y el sur.

El nivel de alerta más elevado, el de crisis, golpea a 11 departamentos; 40 están en el segundo más grave, el de alerta reforzada; 39 en alerta; y tres en vigilancia, según informa la agencia Efe.

En esos 90 departamentos hay algún tipo de restricción en el consumo doméstico, urbano, agrícola o industrial. Algunas poblaciones del interior deben abastecerse por camiones cisterna para el consumo de la población. De entre los seis departamentos que no sufren, de momento, ninguna restricción de agua, destacan el de París y los Altos del Sena y Seine-Saint-Denis, limítrofes con la capital gala.

Reducción del consumo de agua en Reino Unido

Las autoridades del Reino Unido han pedido a la ciudadanía que reduzca el "consumo innecesario" de agua mientras el nivel de los ríos sigue siendo "excepcionalmente bajo", después de un periodo "prolongado" de altas temperaturas en el país. Así lo comunicó hace unos días el llamado Grupo Nacional sobre Sequía (NDG, sus siglas en inglés), que se reúne dos veces al año para evaluar la situación de los recursos hídricos y que, en esta ocasión, considera que el "impacto del clima seco" se mantendrá en las "próximas semanas".

La ola de calor que azotó Reino Unido hace una semana provocó un repunte de los termómetros y en algunas zonas llegaron a sobrepasar los 40 grados centígrados por primera vez en la historia del país. Este clima excepcionalmente cálido para la isla británica llega después de que el pasado invierno y la primavera ya fueran los más "secos desde la pasada década de 1970", advirtió Stuart Colville, director de gestión de Water UK. "Las compañías de agua -explicó- tienen planes detallados para gestionar los recursos de agua para clientes y el medioambiente, y están haciendo todo lo posible, incluida una estrecha colaboración con el Gobierno y reguladores, para minimizar la necesidad de cualquier restricción y asegurar que los ríos siguen fluyendo".

Colville recordó que existe ahora una "demanda extremadamente alta" e instó a la ciudadanía a "considerar cuidadosamente" la cantidad de agua que se usa en los hogares y zonas verdes privadas.

La situación, según el NDG, es particularmente delicada en la "mayor parte de Inglaterra", donde se ha activado el estatus de "Clima Seco Prolongado", lo que significa que la agencia medioambiental está tomando ahora "medidas de precaución" para "mitigar su impacto" al tiempo que las "condiciones hidrológicas se deterioran".

Este organismo precisa que ninguna zona de Inglaterra padece "sequía", pero adelanta que las compañías suministradoras, a título individual, podrían tomar medidas como prohibir temporalmente el uso de mangueras en hogares y negocios, según recoge Efe.

Asimismo, señaló que la Oficina Meteorológica (Met Office) prevé "varias semanas secas más", sobre todo en el sur y este del país.

Sobre el autor de esta publicación