La heladera de Sevilla asfixió a su víctima porque intentó abusar de ella

La mujer que confesó haber matado a un hombre y escondido su cadáver en un congelador asegura que "estaba bebida" en el momento de los hechos

sevilla

sevillaMaría Q.B., la mujer que confesó a la Policía que había matado a un hombre y le había metido en un congelador de su heladería de Sevilla, le asfixió tras golpearle con un objeto contundente en la cabeza -presuntamente el palo de una sombrilla- durante una pelea que mantuvieron porque la víctima habría intentado abusar sexualmente de ella.

Fuentes de la investigación han explicado a los periodistas que los datos de la muerte del hombre, de 62 años, son "objetivos" y están recogidos en la autopsia practicada al cadáver.

Las mismas fuentes han añadido que la mujer, de 44 años y con el ojo izquierdo con un gran hematoma, se ha limitado a reiterar en su declaración de este martes ante el juez de instrucción 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, que no recordaba nada porque "estaba bebida" en el momento de los hechos.

En su comparecencia judicial, la mujer ha ratificado la declaración que prestó ante los agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, ante los que aseguró que el fallecido intentó agredirla sexualmente, por lo que se inició una discusión en el interior de la heladería en el marco de la cual ella "se defendió".

La Fiscalía ha solicitado el ingreso en prisión provisional de la detenida, mientras que su abogado defensor ha interesado su puesta en libertad. En estos momentos, el juez Francisco de Asís Molina está redactando el auto donde acordará si ordena su ingreso en prisión o la deja en libertad con cargos.

Sobre el autor de esta publicación