Galicia lucha sin tregua contra el fuego: más de 2.000 hectáreas calcinadas y nueve incendios siguen activos

La Consellería do Medio Rural ha desactivado este jueves la alerta por proximidad del incendio de Verín a varios núcleos de población

Incendios en Galicia

EFEIncendios en Galicia

Unas 2.040 hectáreas han sido quemadas en Galicia por nueve incendios forestales que continúan sin ser apagados, los más importantes, todos ellos activos, en Verín, Ourense (600 hectáreas); Caldas de Reis, en Pontevedra, con 350; y Cures, en Boiro (A Coruña), con 250, según el balance de la Xunta.

También sigue activo el de A Barcela, en Arbo (Pontevedra), en base a esa misma información facilitada por Medio Rural con los datos recabados hasta las ocho y media de la mañana de este viernes.

Controlados están los de Castro de Escuadro, en Maceda (Ourense); Lobás, en Calvos de Randín, en la misma provincia, y el de Padróns, en Ponteareas (Pontevedra).

Y estabilizados los de Mourentán, en Arbo (Pontevedra), y O Pereiro, en A Mezquita (Ourense).

En situación dos está el incendio de Caldas, originado en Saiar, por proximidad a núcleos de población, y este nivel de alerta ya ha quedado desactivado en los de Verín y Arbo-Barcela.

La evolución de los incendios empieza con los fuegos activos, pasan a estabilizados, siguen a controlados y concluyen cuando están extinguidos.

Medio Rural recuerda que está a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal.

Además, existe un teléfono anónimo y gratuito, el 900 815 085, para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento.

El fuego de Caldas ya ha quemado 350 hectáreas y 250 el de Boiro

El incendio de Caldas de Reis (Pontevedra) ha quemado ya 350 hectáreas, según el último dato facilitado por la Xunta, y 250 otro fuego activo en Boiro, este en la provincia de A Coruña.

En el caso de Caldas, el Gobierno gallego, como ha informado en un comunicado, ha decretado la situación dos, medida preventiva por la proximidad de las llamas, originadas en la parroquia de Saiar, al núcleo de Porteliña.

Las últimas horas han sido complicadas allí, según Protección Civil, pues hubo desalojos, cortes de carretera y mucha tensión, ante unas llamas avanzando sin control.

En Boiro la lumbre se desató en la parroquia de Cures. El panorama no ha sido mejor allí, debido al fuerte viento del nordeste, el cual complicó las labores de control.

Desactivan la alerta por proximidad a casas en el fuego de Verín

La Consellería do Medio Rural ha desactivado en la tarde de este jueves la alerta por proximidad del incendio forestal de Verín (Ourense) a varios núcleos de población. Además, el fuego, aunque sigue activo, "evoluciona favorablemente".

Es la principal novedad que recoge el parte de la Xunta, actualizado a las 20.15 horas de este jueves, y en el que la superficie arrasada por las llamas se mantiene estable en 600 hectáreas, por lo que continúa como el fuego más grande que sigue sin controlarse.

Se trata de un incendio declarado a primera hora de la tarde del miércoles y del que las autoridades no dudan de su intencionalidad, tal y como demuestra que se inició en una decena de focos diferentes.

Ahora, de acuerdo con la última actualización de Medio Rural, el fuego "evoluciona favorablemente" y los medios trabajan en la extinción de un "punto de muy difícil acceso". El alcalde de la localidad, Gerardo Seoane, ya ratificaba Europa Press la mejoría de la situación: "Está perimetrado; parece que lo peor ha pasado".

Hasta el momento, han participado en el operativo efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), aparte de nueve técnicos, 27 agentes, 59 brigadas, 27 motobombas, 12 aviones y 11 helicópteros, entre otros medios.

Sobre el autor de esta publicación