Las hectáreas calcinadas en el incendio de Boiro suben a 2.000 y la Xunta da por estabilizado el de Verín

La Consellería do Medio Rural informa de siete incendios activos, que han calcinado unas 3.500 hectáreas

Incendio en Galicia

EFEIncendio en Galicia

El incendio forestal de Cures, en Boiro (A Coruña), continúa activo y ha arrasado ya 1.750 hectáreas, según el balance de la Xunta con datos recabados  este sábado. Allí se mantiene la situación dos, medida preventiva decretada por la proximidad de las llamas al núcleo de Piñeiro. Junto con el de Ávila, son los dos territorios que más preocupan este sábado.

Ayuntamientos colindantes a Boiro, como los de Ribeira, donde en Oleiros fueron desalojadas 700 personas del camping Ría de Arosa, y A Pobra se han visto afectados por la propagación.

El alcalde de esta última localidad, Xosé Lois Piñeiro, ha hablado en sus redes sociales de una noche "peor" tras un día "fatal" para la comarca del Barbanza por un fuego que cruzó el monte "a toda velocidad" siendo imposible saber dónde iba "a parar". "Difícil asimilar todo esto, herida profunda en nuestra tierra", ha escrito.

También en A Pobra do Caramiñal el fuego ha cercado varios establecimientos hoteleros en el núcleo de Entrerríos, entre ellos unas cabañas y una casa rural. Según ha trasladado el alcalde de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro, en declaraciones a Europa Press, 13 personas han tenido que ser desalojadas. "Los huéspedes de las cabañas han ido para un hotel y los de la casa rural se encuentran en el polideportivo de A Tomada", ha detallado.

Así, la Xunta mantiene activada como medida preventiva la 'Situación 2' por la proximidad del fuego al núcleo de Piñeiro, en Boiro. En el incendio trabajan cuatro técnicos, 47 agentes, 87 brigadas, 45 motobombas, cuatro palas, 13 aviones y 12 helicópteros, además de la Unidad Militar de Emergencias.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha acudido este sábado al Centro de Coordinación Central de Incendios, situado en Santiago de Compostela, para seguir las labores de extinción de los incendios que siguen activos en Galicia que, en estos momentos, según los últimos datos de la Consellería do Medio Rural, son siete.

En una publicación en Twitter, Rueda ha trasladado su apoyo a las personas que sufren los incendios y a los profesionales que los combaten.

En total, los incendios forestales de esta última semana en Galicia han calcinado ya más de 3.500 hectáreas.

350 hectáreas en Ponte Calderas

En la provincia de Pontevedra, preocupa el incendio declarado este viernes en Ponte Caldelas, que ha calcinado unas 350 hectáreas y por el que se ha declarado la 'Situación 2' de alerta por proximidad de las llamas al núcleo de A Canicouva, en el ayuntamiento de Pontevedra.

La concejal de Seguridad y Protección Ciudadana de Pontevedra, Eva Vilaverde, ha lamentado "con tristeza" que el fuego se encuentra en el parque forestal de A Fracha. La preocupación, ha señalado, está en las zonas de O Vilar y A Canicouva.

Asimismo, ha asegurado que esta es "la cruda realidad de los incendios forestales" y ha señalado que el monte es "un auténtico polvorín". "Hay que curar la herida, pero no es suficiente. Hay que curar el origen de la herida y tenemos un monte afectado por el monocultivo de eucalipto y por una falta de ordenación y de producción absoluta", ha censurado.

En este incendio, iniciado a las 19,52 horas de este viernes en la parroquia de Xustáns, en Ponte Caldelas, trabajan cinco técnicos, 12 agentes, 33 brigadas, 26 motobombas, cuatro palas, ocho aviones y ocho helicópteros.

Además, el incendio declarado en la parroquia de Saiar, en el municipio de Caldas de Reis, y que afecta también a Vilagarcía de Arousa, se mantiene sin avanzar, con 450 hectáreas calcinadas, según las últimas estimaciones. La administración autonómica ha asegurado que "evoluciona favorablemente".

En Arbo, los incendios declarados esta semana permanecen controlados. En concreto, la Xunta ha dado por controlado el de la parroquia de Mourentán a las 23,00 horas, con una superficie afectada de 400 hectáreas. Mientras, el de Barcela, que entró desde Portugal, ha calcinado unas 82 hectáreas.

Por otra parte, ha dado por estabilizado el incendio iniciado el pasado miércoles en la localidad ourensana de Verín que, según las últimas estimaciones, ha calcinado unas 600 hectáreas.

Ávila, otro foco de preocupación

Las llamas siguen activas y fuera de control en Santa Cruz del Valle en una jornada en la que se ha logrado estabilizar el de Esteras de Medinaceli, Soria, y Jódar, en Jaén.

En el municipio abulense de Santa Cruz del Valle (350 habitantes), los medios aéreos de extinción en el incendio han pasado de diecinueve a un total de veintiséis, que forman parte de un amplio dispositivo que supera las 400 personas.

Según ha informado la Junta de Castilla y León este sábado, el flanco derecho de este fuego en el sur de la provincia de Ávila, en la comarca del Valle del Tiétar, "continúa siendo el más activo".

Los medios humanos y aéreos luchan contra un incendio cuyas elevadas temperaturas y la complicada orografía de la zona está dificultando su extinción.

Este fuego ha sido declarado de nivel 2 en una escala de peligrosidad de 0 a 3 por la Junta de Castilla y León, ante la posible afección a la población, si bien la noche ha transcurrido "sin incidencias" y por el momento no ha sido necesario evacuar ningún pueblo".

El incendio se declaró a las 16.18 horas del viernes en este municipio del Barranco de las Cinco Villas, en la comarca abulense del Valle del Tiétar, al sur de la provincia de Ávila, a unos 70 kilómetros de la capital.

En Esteras de Medinaceli, en el valle del Jalón, al sur de la provincia de Soria, las noticias son mejores. Los servicios de extinción de incendios han estabilizado el fuego declarado este sábado sobre las 12.30 horas, informaron a Efe fuentes de la Junta de Castilla y León.

Al parecer, el fuego se ha desatado en la Autovía Madrid-Zaragoza (A-2), cuando se ha quemado un coche y alguna chispa ha saltado a la cuneta. Por el momento se desconoce la superficie arrasada, que ha afectado a rastrojo de cereal. Medios aéreos y terrestres se han desplazado durante la jornada hasta la zona para sofocar las llamas, cuyo alcance aún está en perimetración.

También el de Jódar (Jaén) ha sido estabilizado por efectivos del Plan Infoca, que siguen trabajando para su control definitivo.

El incendio declarado este jueves ha quedado estabilizado a las 7:10 horas de esta mañana; se ha realizado un vuelo de reconocimiento con dron para apoyar a la dirección de extinción en la toma de decisiones.

La superficie recorrida por el fuego ha sido de 650 hectáreas de pinar y matorral, con distintos grados de afección; todo apunta a que el origen del fuego puede estar en causas naturales, en las tormentas registradas en la zona con carga eléctrica, aunque será el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales el que lo determine.

Por su parte, Los Bomberos de la Generalitat han conseguido controlar los incendios forestales y de vegetación declarados en los términos de Lladurs (Lleida) y de Tivissa (Tarragona), causados por las tormentas eléctricas de ayer.

Tanto hoy como mañana el mapa de riesgo de incendios en península y Baleares está, en muchos puntos, en naranja (riesgo muy alto) y en rojo (extremo); Gran Canaria, Tenerife y La Palma también aparecen en estos colores, según la web de la Aemet.

Sobre el autor de esta publicación