Polémica

El deleznable cántico de un colegio mayor de Madrid a sus vecinas: "Putas, salid de vuestras madrigueras"

La dirección del centro ha tomado las primeras medidas contra  los responsables del suceso y ha confirmado la expulsión de varios de los responsables

Captura del vídeo

Captura del vídeo

"Putas, salid de vuestras madrigueras. Sois todas unas ninfómanas". Así se rompía el silencio de la noche del pasado viernes, cuando los residentes del Colegio Mayor Elías Ahuja, un centro de jóvenes adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, iniciaron lo que algunos tildan de "ritual" en la guerra entre colegios mayores. "Asco", "miedo" y mucha indignación son alguna de las miles de reacciones que pueden leerse en Twitter a causa del polémico vídeo viral. La dirección del centro ha tomado las primeras medidas contra  los responsables del suceso y ha confirmado la expulsión de varios de los responsables, como así han informado.

Un portavoz el centro ha asegurado que esa misma noche el director y el vigilante de seguridad acudieron a la zona de las habitaciones, identificaron a varios jóvenes que estaban participando y "al día siguiente el que profirió los insultos estaba expulsado". Hay varios expulsados más a los que se les está comunicando "paulatinamente", si bien el portavoz no ha detallado el número exacto de estudiantes porque la investigación continúa para identificar a "cualquiera que haya podido proferir cualquier tipo de insulto o falta de respeto".

A la investigación que ha abierto la propia Universidad Complutense y a las múltiples muestras de rechazo desde varios sectores de la sociedad se ha sumado la Fiscalía de Madrid, que ha incoado diligencias para determinar si se trata de un delito de odio.

En un momento en el que el machismo está en el punto de mira, las redes se han llenado de condenas y peticiones incluso al Ministerio de Igualdad para que tome cartas en el asunto.

El propio presidente del Gobierno ha tachado de dolorosa la situación. Pedro Sánchez considerado que este tipo de cánticos no se puede tolerar ya que "generan odio y atentan contra las mujeres". "No podemos tolerar estos comportamientos que generan odio y atentan contra las mujeres. Es especialmente doloroso ver que los protagonistas son personas jóvenes", ha subrayado el jefe del Ejecutivo en Twitter. Ante ese comportamiento ha instado a no dar "ni un paso atrás" y ha recalcado la necesidad de las políticas de igualdad. "¡Basta ya de machismo!, ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Posteriormente, en declaraciones a la prensa desde Praga, ha hecho un "llamamiento" a todos los partidos políticos y a los medios de comunicación para dar "una respuesta unitaria de rechazo" a estos comportamientos machistas. "Un llamamiento a los medios para dar una respuesta unitaria, amplia, común de rechazo a estos comportamientos machistas inexplicables, injustificados y absolutamente repugnantes. No vemos ninguna excusa a este tipo de comportamientos que no reflejan el sentir mayoritario de la sociedad. Es importante que todos los partidos y medios digamos 'no' a estos comportamientos machistas".

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha anunciado que abrirá un expediente informativo para analizar lo ocurrido y dirimir responsabilidades. "Mostramos nuestro total rechazo a lo sucedido. Consideramos que actuaciones como esta no tienen cabida en ningún ámbito de la sociedad y, menos aún, en el ámbito universitario", ha subrayado el centro universitario en un comunicado. Además, la UCM trabajará de manera coordinada con el resto de las universidades para aplicar sanciones a los colegiales involucrados.

"Sois unas putas ninfómanas"

En medio de la penumbra de la noche una voz rompe el silencio para increpar a las residentes del Colegio Mayor Santa Mónica, también adscrito a la Complutense y comenzar lo que ya se ha convertido en la polémica de la semana: "¡Mónicas putas! Salid de vuestras madrigueras y abandonadlas, sois unas putas ninfómanas. Os prometo que vais a follar todas en la capea ¡Vamos Ahuja!", comenzaba. Tras ello, todas la persianas del edificio suben a la vez que se encienden las luces y al unísono, todos prosiguen el misógino cántico animando la escena con aullidos y silbidos.

"¿Qué es esto?", preguntaba alarmado un usuario en Twitter, al que otro responde: "Pues un colegio mayor donde las mujeres con deseo sexual son consideradas unas putas, al parecer". Muchos han sido los que censuran el comportamiento de los residentes en dicho colegio, quienes aseguran se comportan como "depredadores".

Según aseguran integrantes de ambos centro, se trata de un "ritual" que cada año se repite, una performance que se ha convertido en tradición. A pesar de ello, las redes sociales condenan enérgicamente los hechos y pide a las autoridades que tomen medidas para evitar que se repita.

La dirección del centro se ha pronunciado tras la difusión de vídeo para condenar "rotundamente las manifestaciones vertidas por algunos colegiales", que considera "incomprensibles e inadmisibles en la sociedad". Subraya que tales actos son totalmente contrarios al ideario y los valores que imparten y detallan una lista de "consecuencias" que aplicará de forma inmediata, según ha detallado en un comunicado difundido a través de su cuenta de Instagram, en el que recuerda que entre las medidas previstas en el Reglamento de Régimen Interno se encuentra la "expulsión" para casos graves, medida que ya ha aplicado, aunque desde el centro aseguran que tendrán que estudiar cada caso para aplicar las medidas pertinentes.

De momento, lo que sí han asegurado es que todos los implicados tendrán que escribir "una carta pública de disculpa" y participar de forma obligatoria en cursos para la sensibilización en igualdad de género. Por último, el centro exigirá de la colaboración de todos ellos en actividades solidarias y de voluntariado.

Montero llama a combatir la cultura "del terror sexual"

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado que las imágenes demuestran la necesidad de impartir educación sexual a niños y adolescentes, además de combatir la cultura de la "violación y el terror sexual" que sitúa a las mujeres como "objetos sexuales". "Es la muestra más evidente de que hace falta educación sexual y que desde las instituciones dejemos de legitimar discursos machistas que niegan la violencia y la igualdad de las mujeres", ha enfatizado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

"Para que todos los niños, todas las niñas y todos los adolescentes aprendan que tratan bien está bien y que tratar mal, está mal; que aprendan sobre la cultura del consentimiento y no sigamos reforzando la cultura de la violación y el terror sexual", ha zanjado la titular de Igualdad.

La secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, ha censurado estos "gritos misóginos" que son "violencia" que persigue "aterrorizar a las mujeres". "Justificarles es normalizar un discurso de odio intolerable. Por eso necesitamos educación sexual que acabe con la cultura de la violación e instituciones comprometidas", ha sentenciado en Twitter.

Su homóloga en Igualdad, Ángela Rodríguez 'Pam', también sostiene que "quizás la educación sexual" hubiera advertido a estos jóvenes de que su comportamiento es una "amenaza" que "parte de ese terror sexual que coloca las mujeres como objetos sexuales".

Ayuntamiento y Comunidad de Madrid muestra su total rechazo

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha condenado la actitud "denigrante, machista y repugnante" de los responsables de los cánticos y ha pedido suspender la capea programa como "muestra de arrepentimiento". Así se ha referido el regidor, a las puertas de Cibeles, al polémico vídeo. Almeida ha aseverado que "inmediatamente deberían pedir disculpas quienes participaron en ese acto lamentable, que fue incitar a mantener relaciones sexuales desde el colegio mayor" y considera que "la mejor prueba de arrepentimiento debería ser que suspendan esa capea que anuncian en el vídeo".

Ha señalado que "no se debe confundir a toda la juventud del Elías Ahúja, pero esos jóvenes tienen un comportamiento lamentable que no debe caber en la sociedad madrileña, y que la juventud no los exime de tener ese comportamiento". Suspender la capea, para el alcalde, supone "transmitir a la sociedad que son conscientes de la gravedad de la conducta y están arrepentidos por esos gritos".

Por su parte, la coordinadora de Ciudadanos Madrid y vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, ha lamentado lo sucedido, "un clásico" en los colegios mayores, aunque sostiene que "no es aceptable". Villacís ha afeado la conducta, que no era "para mantener relaciones sexuales", sino para "otros adjetivos". "Creo que el colegio tiene que hablar con ellos, creo que hay vías previas (antes de la expulsión) y que no digan ese tipo de cosas", ha finalizado.

La Comunidad de Madrid también ha trasladado su "rechazo y condena" a lo que considera es una "expresión del más reprochable y atávico machismo". Así lo ha trasladado el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, en sus redes sociales en las que ha mostrado el apoyo del Ejecutivo regional a las autoridades universitarias para "depurar" las responsabilidad y tomar "las decisiones que tengan que tomar".