El Cuco admite que mintió en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo y la jueza anula la declaración de Carcaño

Reconoce que estuvo en el piso donde murió la joven

El Cuco en el juicio por el crimen de Marta del Castillo

EFEEl Cuco en el juicio por el crimen de Marta del Castillo

Francisco Javier García, el Cuco, ha reconocido que mintió en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo en 2009 en el que fue condenado Miguel Carcaño y que él sí estuvo en el piso donde murió la joven. La magistrada del juzgado de lo penal 7, que juzga al Cuco y a su madre, Rosalía García, por falso testimonio, ha decretado que no habrá más testificales en el juicio salvo los padres de Marta por el daño moral. El Cuco admitió los hechos descritos por la acusación del fiscal y dijo que no iba a responder a ninguna pregunta, al igual que su madre.

El Cuco y condenado por encubrir en 2009 el asesinato de la joven hispalense y su madre han reconocido los hechos contenidos en el escrito de acusación de la Fiscalía y han comunicado en ambos casos su decisión de no contestar preguntas.

Frente a ello, la fiscal del caso y la acusación particular que ejerce la familia de Marta del Castillo han leído las preguntas que, respectivamente, tenían previsto plantear a los acusados, solicitando las defensas que no fuesen tenidas "en consideración" tales preguntas bajo la premisa de que el Cuco y su madre ya habían "reconocido desde la primera a la última palabra" el contenido del escrito de acusación de la Fiscalía.

La fiscal, por ejemplo, ha manifestado la necesidad de conocer "por qué mintió" el Cuco en el juicio de 2011, si "faltó a la verdad en todos los hechos" o si "elaboró su relato en connivencia con sus padres, entre otros aspectos, precisando a continuación Agustín Martínez Becerra, abogado defensor del Cuco, que con su reconocimiento del escrito de acusación de la Fiscalía, dicho acusado ha "dejado claro" que "mintió" al manifestar en aquella vista oral que no había estado en la tarde noche del día 24 de enero de 2009 en el piso de la calle León XIII, escena del crimen, y que sobre las 1,15 horas ya de la madrugada del día 25 estaba "acostado" en su dormitorio, en el domicilio familiar.

La juez del Juzgado de lo Penal número siete, no obstante, no ha accedido a no tener en consideración tales preguntas, explicando que ante la decisión de los acusados de reconocer en bloque el escrito de acusación de la Fiscalía y no contestar a las partes, "es normal que surjan muchas preguntas", como por ejemplo los extremos concretos objeto de mentira o los motivos que les llevaron a faltar a la verdad.

Insistiendo en que se trata de un caso "muy dramático que tiñó de luto a España entera" y reconociendo que no es posible desligar plenamente el juicio celebrado en 2011 de la vista iniciada este jueves, la juez ha reiterado varias veces que el "fondo" de este nuevo juicio gira en torno al presunto delito de falso testimonio.

Tras ello, las defensas de ambos acusados han anunciado su decisión de desistir de las pruebas testificales que habían solicitado, reclamando que la vista oral avanzase directamente a la fase documental y de conclusiones definitivas, extremo al que se ha opuesto insistentemente la abogada Inmaculada Torres, que ejerce la acusación particular en nombre de la familia de Marta del Castillo.

Entre los testigos citados a este juicio figuran los padres de la víctima e incluso Miguel Carcaño, condenado a 21 años y tres meses de cárcel como autor del crimen; precisamente después ser admitida la petición de la familia de Marta del Castillo para que el autor del crimen testificase presencialmente y no por videoconferencia. Tras alegar insistentemente la abogada que para "valorar el daño moral" sufrido por la familia de Marta del Castillo, es necesario que los padres testifiquen, la juez ha decidido prescindir de todas las pruebas testificales a excepción de las comparecencias de los padres de Marta, previstas para este viernes, exclusivamente en torno a su "daño moral", con lo que Carcaño no habrá de prestar finalmente declaración como testigo.

Segundo procesamiento

En su segundo auto de continuación de las diligencias por el trámite del procedimiento abreviado, el juez instructor Carlos Mahón reitera que antes de que Francisco Javier García, su madre Rosalía G.M. y la pareja de esta última Ángel Manuel R.C. prestaran declaración en calidad de testigos en el juicio celebrado en 2011 por la Audiencia de Sevilla contra los adultos acusados por el crimen, "todos ellos urdieron un plan que tenía como única finalidad engañar al tribunal acerca de lo realmente acaecido el día 24 de enero de 2009, cuando resultó muerta la menor".

El juicio, recordémoslo, se saldó con la condena de Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por un delito de asesinato y la absolución del resto de los acusados, es decir su hermano Francisco Javier Delgado; la novia de éste María García y el amigo de Carcaño Samuel Benítez. Posteriormente, el Tribunal Supremo añadió un año y tres meses más a la pena de cárcel impuesta a Carcaño, quien comparecerá como testigo en este nuevo juicio.

Según reitera el juez instructor en este segundo auto de procesamiento, el 25 de octubre de 2011, cuando el Cuco era ya mayor de edad, testificó en el juicio celebrado por la Audiencia de Sevilla contra los adultos acusados por el mencionado crimen y, "de acuerdo con el plan urdido", manifestó al tribunal "de manera falsa" que no había estado en la tarde noche del día 24 de enero de 2009 en el piso de la calle León XIII donde "se le dio muerte" a Marta del Castillo y que ese día había estado "con unos amigos en franjas horarias "distintas a la reales".

Su declaración incluyó, según recuerda el juez, que sobre las 23.30 horas del mismo 24 de enero se encontró en las inmediaciones de domicilio" con Ángel Manuel R.C., su padre, ya fallecido, quien "había ido a tirar la basura", y que después "subió a su casa y no salió de la misma".

"El plan preconcebido"

Ángel Manuel R.C., según rememora el juez, "siguiendo el plan preconcebido", testificó también "de manera falsa" ante el tribunal que sobre las 23.30 horas del día 24 salió de su casa para tirar la basura y se encontró con el Cuco y que él y su mujer (madre del Cuco) estuvieron ese día fuera de su casa hasta las 1.30 horas de la madrugada.

En cuanto al testimonio de la madre del Cuco, el juez rememora que "conforme a lo pactado con su marido y su hijo", habría declarado ante la sala "de manera "mendaz" que ese día salió con su pareja a tomar una copa, que fueron al Bar La Portada, que ambos volvieron a su domicilio sobre las 1.30 o 2.00 horas ya del día 25 y que, una vez allí, "entró en el dormitorio de su hijo, lo vio acostado y le dio un beso".

Frente a ello, el juez avisa de que "las pruebas han evidenciado en contra de lo declarado" por los tres ante el tribunal que "la tarde noche del día 24 de enero de 2009", el Cuco "sí estuvo en el domicilio" de León XIII; que ese mismo día estuvo con un amigo hasta las 20.30 o 20.45 horas y que a otros de sus amigos "los vio a partir de las 22.30 horas del mismo día".

"No es cierto que sobre las 23.30 horas del referido día se encontraran en las inmediaciones de su domicilio él y el marido de su madre cuando éste iba a tirar la basura", indica el juez señalando las pruebas y agregando conforme a las mismas que tampoco sería verdad que la madre del Cuco y su pareja "estuvieran fuera de su casa, más concretamente en el bar La Portada".

Por eso, el juez reiteraba su decisión de 2019 de seguir por el trámite del procedimiento abreviado las actuaciones por un presunto delito de falso testimonio incoadas contra el Cuco y su madre, unas diligencias archivadas respecto al marido de la mujer dada su muerte hace años.

Sobre el autor de esta publicación