El caso de Estepona se repite en Archena: condenado a 6.000 euros, las costas y un curso de educación sexual por violar a una jornalera

TSJMURCIA

El caso de la violación de dos policías a una mujer en Estepona se repite. Esta vez, en 2019, en Archena (Murcia). Un hombre de 64 años oblogó a realizarle una felación, violó y amenazó con dejar sin trabajo a una jornalera de la empresa de la que él era encargado. Según informa El País, el fallo de la Audiencia Provincial de Murcia por esos delitos es el pago de las costas del proceso, 6.000 euros por indemnización por daños y la prohibición deacercarse a la víctima, cinco años de libertad vigilada en los que el condenado se compromete a no delinquir y cumplir con un programa de educación sexual.

Como ocurriera en el caso de Estepona, el hombre reconoció el delito y las penas que tanto la Fiscalía como la acusación particular pidieron y de ahí el fallo: queda libre por ser "delincuente primario, carecer de antecedentes penales anteriores al ilícito enjuiciado, no venir obligado a satisfacer responsabilidad civil alguna y no exceder de dos años de prisión la pena que se pretende suspender", según recoge El País.

En la condena se detalla todas las terribles circunstancias que ocurrieron el día de los hechos, donde además de la violación, hubo agresiones, insultos y amenazas. La mujer resentó denuncia y fue al hospital: tenía heridas en los muslos, los brazos, el hombro izquierda, el labio, el glúteo derecho y en la espalda, según El País, recordando que el hombre pasó medio año en prisión.

Al iniciarse las sesiones judiciales, adelanta El País, "tras reconocer el acusado todos los hechos objeto de acusación, la fiscal modificó su escrito de acusación en el sentido de calificar los hechos como constitutivos de un delito de agresión sexual" con "las atenuantes de reparación del daño [por los 6.000 euros entregados a la víctima antes del juicio además de las costas procesales] y la de confesión tardía".

La fiscal solicitó para el acusado la pena "de dos años de prisión, accesoria, y prohibición de aproximarse a la mujer a menos de 500 metros de su domicilio, lugar de trabajo o cualquiera otro que ella frecuente, y de comunicarse con la misma en cualquier forma y medio de comunicación, informático, telemático, contacto escrito, verbal o visual por tiempo de siete años; y, por último, la medida libertad vigilada por plazo de cinco años consistente en las citadas prohibiciones de aproximación y comunicación".

El País asegura que cuando la acusación particular "se adhirió íntegramente a la calificación fiscal y precisó haber recibido con anterioridad al juicio la totalidad de la responsabilidad civil que reclamaba, ascendente a 6.000 euros, y las costas procesales", no se "consideró necesaria la continuación del juicio, por lo que se declaró visto para sentencia por estricta conformidad de las partes".

Por lo que un delito de violación, como el conocido caso de los dos policías de Estepona, se resuelve con el pago de unos miles de euros y un curso de educación sexual.

Sobre el autor de esta publicación