Dos trabajadores mueren en una explosión en la planta de biodiésel de Calahorra

El incendio que se ha desatado tras la explosión ya ha sido controlado y la nube de humo no ha afectado a la población

Explosión en Calahorra

EFEExplosión en Calahorra

La explosión en una planta de biodiésel en Calahorra (La Rioja), que ha causado la muerte de dos personas, ha tenido su origen en un depósito. El incendio que se ha desatado tras la explosión ya ha sido controlado y la nube de humo no ha afectado a la población de la zona.

El suceso ha obligado a desalojar los polígonos industriales de El Recuenco, donde está ubicada la empresa Iniciativas Bioenergéticas, a la que pertenece la planta; y Tejerías, y también se ha evacuado a 250 niños de Zaragoza y Calahorra que estaban de excursión en el parque de naturaleza Tierra Rapaz, ubicado a medio kilómetro del lugar de la explosión.

Los servicios de emergencias han establecido un perímetro de seguridad de un kilómetro alrededor de la planta de biodiésel, que se levantará según se consiga reducir la radiación térmica que ha provocado el incendio, que podría afectar a varios tanques con productos con riesgo de explosión, ha informado, en declaraciones a los periodistas, el jefe de Protección Civil de La Rioja, José Fermín Galilea.

Hasta el lugar del suceso, donde se ha instalado un puesto de mando avanzado, se han desplazado también el portavoz del Gobierno de La Rioja, Álex Dorado; la alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido; y el portavoz de Guardia Civil en esta comunidad, Miguel Ángel Sáez.

Han asegurado que la situación está controlada y que no hay riesgo para la salud de la población de Calahorra, situada a unos 50 kilómetros de Logroño y con unos 24.500 habitantes.

Una persona ha sido trasladada al Hospital de Calahorra, que ya sido dada de alta; y otras veinte han sido atendidas en el entorno de la planta por inhalación de humo y estados de ansiedad, todas sin consecuencias, según datos del Gobierno riojano.

Galilea ha indicado que las dos personas que han fallecido se encontraban en la zona en la que ha ocurrido la detonación, donde hay cuatro depósitos de unos 400 metros cúbicos cada uno, ha indicado.

Dos de esos depósitos contenían biodiésel y los otros dos aceite crudo, que se utiliza durante el proceso industrial de producción del biocombustible.

Uno de los depósitos ha explotado y ha afectado a los otros tres, donde se han producido fisuras y fugas, ha explicado, por lo que los servicios de emergencias trabajan para contener el incendio del producto fugado de los tanques, que es una mezcla de biodiésel y aceite crudo.

El riesgo no solo es para la zona incendiada, ha precisado, ya que hay que vigilar dos depósitos próximos, pero no colindantes, que contienen unos 1.800 metros cúbicos de metanol y otros 400 metros cúbicos de metilato.

Estos productos tienen características de explosicidad, por lo que se ha contenido la progresión de la radiación térmica hacia esos depósitos con unos monitores fijos que refrigeran la zona, ha subrayado.

Los bomberos continuarán en las próximas horas con las labores de refrigeración de las zonas con riesgo y en la extinción del fuego de los tanques incendiados.

Ha reconocido que puede costar "bastante" acabar con el fuego y las tareas se han centrado en la prevención de riesgos para lograr reducir la radiación térmica.

En lugar del suceso trabajan unas 80 personas entre servicios de emergencias, bomberos y una unidad NRBQ de la Guardia Civil, especializada en riesgo químico.

Galilea ha detallado que a las 12:46 horas ha entrado una llamada en SOS Rioja con el aviso de una explosión en el polígono en El Recuenco, a la que han sucedido más alertas, por lo que se han movilizado los recursos de emergencias y las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Explosión Calahorra

Ha agregado que la empresa que gestiona la planta ha notificado que había dos personas afectadas por la explosión, cuya muerte se ha confirmado al llegar al suceso.

Por la dirección del viento, la densa nube de humo negro no ha afectado a Calahorra ni a ninguna población del entorno, porque se desplaza en dirección valle abajo, ha añadido el jefe de Protección Civil.

El portavoz de la Guardia Civil en La Rioja ha dicho que no se puede proporcionar la identidad de los fallecidos hasta que no se acuerde el levantamiento de los cadáveres por la autoridad judicial y ha agregado que se ha abierto una investigación para determinar la causa de las muertes.

Por su parte, el portavoz del Gobierno de La Rioja ha afirmado que "es pronto para determinar las causas de la explosión" y ha indicado que no sabe si los dos fallecidos formaban parte de la plantilla, compuesta por unos 25 trabajadores, o eran empleados externos.

Sobre el autor de esta publicación