Aparece un pingüino en una playa de Alicante

El ave apareció en el sedal de un pescador en las aguas de la misma playa en la que en verano se pudo ver a un jabalí

Aparece un pingüino en una playa de Alicante

SEO/Birdlifealca torda

El pasado jueves la cadena SER informaba que un pescador encontró a un pingüino en la playa del Albir, en Alfàs del Pi (Alicante) y que estaba atrapado en un sedal. El hombre se encontraba en esta zona de la provincia alicantina para pescar lubinas cuando encontró al ave marina.

“No estaba del todo clavado, lo tenía cogido con el pico, porque cuando llegó a la orilla lo soltó, le grabé un vídeo y rápidamente volvió al agua. Cualquier persona que quiera verlo puede venir al Albir, yo creo que se va a quedar por una temporada”, declaró a la emisora citada, que confirmó la presencia del animal en estas aguas este viernes, motivo por el cual nadie ha podido realizar pesca este día.

Lo curioso del hecho es que en esta playa, ya en verano apareció un jabalí que mordió a una mujer de 67 años.

Según la versión ofrecida por la ‘SER’, el ejemplar de ave visto en estas aguas alicantinas se trata de un alca común, denominado también ‘Alca torda’. La web de ‘SEO Bird Life’ destaca que se trata de una especie que no se forma en el litoral español, sí es frecuente a lo largo de la invernada, cuando un buen número de ejemplares jóvenes e inmaduros permanecen cerca de las costas atlánticas y mediterráneas, a las que acuden hacia el mes de octubre y abandonan en marzo.

Perteneciente a la familia Alcidae, cuenta con una longitud aproximada de unos 37-39 centímetros, y una envergadura que oscila entre los 63 y los 68 centímetros. Es una especie que presenta el cuerpo alargado y las patas en posición bastante retrasada. Algunas partes de su cuerpo forman parte de sus aspectos diferenciales, entre ellos la cola, relativamente larga, y el pico robusto, de color negro y surcado por una delgada línea blanca.

Suele verse con mucha más frecuencia en los países escandinavos, Islandia, en las islas Británicas y las costas atlánticas de Francia. En España, por lo general, no se suele ver aunque de forma muy ocasional hay algún ejemplar en Canarias. Los meses en los que es más probable ver esta especie son los comprendidos entre octubre y abril. Se trata de una especie incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.