El Rincón de Luis, la taberna emblemática de Titulcia

El Rincón de Luis

Afortunadamente y aunque se haya hecho esperar, la primavera ya está aquí y con ella llegan los días más largos, las temperaturas agradables... Dadas las circunstancias en las que vivimos, que nos obligan a quedarnos en la Comunidad de Madrid, cuando llega el fin de semana apetece salir y organizar planes de día e irse a disfrutar de nuestro entorno y, por supuesto, de nuestra maravillosa gastronomía.

En el post de esta semana, os voy a hablar de un pueblo que está muy cerca de Madrid y que por su situación en el mapa merece la pena visitar, Titulcia, y de su restaurante más emblemático.

En concreto el pueblo se encuentra a unos 40 kilómetros de Madrid, entre Chinchón y de Aranjuez. Y su entorno natural está incluido dentro del Parque Regional del Sureste. Y el restaurante en cuestión se llama El Rincón de Luis (Calle Grande, 31 Tel. 91 801 0175).

TitulciaTitulcia cuenta con una población de menos de mil habitantes y se sitúa cerca de la confluencia de los ríos Jarama y Tajuña, en la denominada ‘Ruta de las Vegas’. Este ecosistema propicia un microclima único para los cultivos hortofrutícolas, que, siguiendo la senda de las otras vegas como la de Aranjuez, son excelentes. Entre todos los productos destacan los tomates y espárragos, así como todo tipo de hortalizas y, en su tiempo, la apreciada fresita. También, los montes de alrededor que son ricos en caza menor; perdiz brava, conejo y liebre.

Y el pueblo sabe sacarle provecho a las vegas que le rodean y que constituyen una de sus principales fuentes de ingresos. Un dato importante, si visitáis Titulcia durante el fin de semana, sobre todo el domingo, veréis puestos situados en la calle y en los garajes de los vecinos repletos de verdura de temporada.

Y ya llegamos a donde yo pretendía, El Rincón de Luis. Al final de la calle Grande, que es la principal del pueblo, al dejar la iglesia a mano izquierda, a lo lejos se ve un cartel y algunas mesas situadas en la acera, donde si hace buen tiempo se puede almorzar o tomar el aperitivo.

Al entrar, una pequeña taberna con una barra y algunas mesas da paso al comedor. A mano izquierda hay un reservado y un patio donde se encuentra el horno de leña, donde se asan corderos de raza churra y al estilo de Castilla, salcochado. Después se encuentran diferentes comedores y la bodega.

En todo el restaurante hay una decoración que ha cambiado muy poco a lo largo de los años: suelo de barro, vigas de madera, cuadros antiguos y motivos rurales.

TortillaPero vamos a lo que vamos. La carta es fiel reflejo de una cocina clásica castellana, elaborada con amor y con un producto excelente. Debo añadir que El Rincón de Luis era uno de los restaurantes favoritos del poeta Pepe Hierro, muy querido en el pueblo, donde tenía una finca.

Para compartir aquí son famosas la tortilla de patatas ‘Clasiquísima’ (que encantaba al ya fallecido periodista y crítico gastronómico Manuel Martín Ferrand) y las croquetas de jamón. Por cierto, también son más que recomendables, las lonchitas de foie caliente con su propio aceitela morcilla, los torreznos de Soria y los chicharrones artesanales de Colmenar.

Ofrecen también muy buenas conservas y embutidos ibéricos.

AlcachofasComo no podía ser de otra manera, el apartado verduras es excepcional: habitas pequeñas con jamón, panaché de verduras, espárragos verdes y alcachofas de la vega.

Aquí la buena noticia es que se puede disfrutar de un variado de todas ellas. También suele haber otras verduras fuera de carta, dependiendo de la temporada.

Otra opción que a mí me gusta particularmente es la de los revueltos, algunos tan sugerentes como el de duelos y quebrantos o el de morcilla de matanza.

Perfectas para estos fríos son también las sopas, entre las que destacan la castellana con ajos finos de Chinchón, la de cocido del puchero con fideos y el ajoblanco (en temporada).

Los guisos constituyen otro de los puntos fuertes de esta casa. Por ejemplo, el gallo del molino en pepitoria, las pochas con perdiz del campo, el rabo de ternera estofada o los sabrosos callos.

Lechazo 2De su horno de leña salen exquisitos corderos salcochados, es decir asado a la manera castellana con agua y con sal.

En cuanto a la caza, destacan el ciervo estofado con unas setas del campo y las perdices del campo al estilo de La Mancha.

Y aunque aquí la gente viene a disfrutar de las verduras, de los guisos y asados, los pescados no defraudan y hay para elegir: los lomos de bacalao con pisto, la merluza de pincho y las cocochas de merluza.

Y no digo nada de los postres caseros: cuajada con leche de oveja, arroz con leche tradicional, trufas de chocolate, flan de huevo pastel ruso, brownie y helados artesanos.

La carta de vinos es amplia y, aunque sigue un patrón bastante clásico, también hay guiños a algunas novedades. Por cierto, destaca la gran variedad que ofrece de Vinos de Madrid.

Y para terminar, algo a tener muy en cuenta, únicamente sirven almuerzos de martes a domingo.

Todo de lo más sugerente, así que desde aquí os animo a salir de casa, visitar los pueblos y las ciudades cercanas a Madrid y a disfrutar de la espléndida oferta gastronómica.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *