Cuatro tintos que te sorprenderán

Esta semana os voy a hablar de cuatro vinos tintos que no dejan indiferente a nadie. De distintas procedencias y denominaciones de origen: Ribera del Duero (Burgos y Valladolid), Vinos de la Tierra de Castilla (Albacete) y DOCa Rioja (Álava), unos están firmados por bodegas míticas del panorama vitivinícola español y, otros, son la apuesta de bodegas jóvenes, pero a las que se les augura un gran futuro. Dos de ellos se estrenan con segundas añadas y, los otros dos, tienen ya una trayectoria más larga y consolidada, pero todos vinos de corte moderno, peculiares y sorprendentes.

Pago de los Capellanes Crianza 2018 se elabora únicamente con uvas de la variedad tinto del país o tempranillo, procedentes de los viñedos situados en Pedrosa de Duero,  La Horra y Gumiel de Mercado, cultivadas en suelos arcillo-calcáreos. Con una crianza de 12 meses en barricas de 300 litros de roble francés en las que descansa durante doce meses antes de su embotellado. Como las otras etiquetas de la Bodega Pago de los Capellanes, destaca por su calidad, elegancia y estructura. Es un vino amplio, fresco y muy equilibrado.

Se trata de un tinto perfecto para acompañar un solomillo ibérico a la plancha con salsa confitada, croquetas de ceps y de gorgonzola o bacalao confitado.

Su precio es de 22 euros.

Palarea 2017 es una de las estrella de la Bodega Palarea, situada en la Finca Manzanares, en Chinchilla de Montearagón (Albacete). Este tinto es un vino biológico, que se elabora a partir de las variedades cabernet sauvignon, merlot y syrah. Con una crianza de 15 meses en barrica de roble francés y americano, posteriormente pasa 24 meses reposando en botella. El resultado es un vino intenso, redondo y equilibrado con un gran frescor consecuencia de los 900 metros de altitud en donde está situado el viñedo.

Este premiado coupage es un vino ideal para disfrutarlo con carnes rojas, caza, por ejemplo con carne de venado, y guisadas, como la ternera estofada.

Su precio es de 13 euros.

Ansa 2016 de la joven Bodega 202, es un gran vino de autor, que se sale de un rioja clásico. Este monovarietal de tempranillo se elabora a partir de viñas viejas de más de 70 años, procedentes de parcelas situadas en Elvillar y Lanciego, en el corazón de La Rioja Alavesa. Criado durante 14 meses en barrica nueva de roble francés en la bodega de Laguardia, reposa después otros 20 meses en botella hasta su completo redondeo.

Se trata de un vino complejo, mineral, fino, equilibrado y elegante. Imprescindible a la hora de acompañar carnes intensas, carpaccio de cecina con aceite de oliva o una crêpe de cecina ahumada, rúcula y queso parmesano.

Su precio es de 42 euros.

Pesquera MXI 2018 es la apuesta de las nietas de Alejandro Fernández, Familia Fernández Rivera. Este tinto nace en un viñedo de 200 hectáreas situado en el Monte Alto Pesquera, en Valladolid. Son cepas de 25 años plantadas en suelos franco-arenosos a 900 metros de altitud sobre el nivel del mar.  El vino envejece en una selección muy cuidada de barricas de roble americano con tostados medios, durante 14 meses. Antes de salir al mercado el vino reposa seis meses más en botella.

Es un tinto concentrado con aromas intensos de frutas rojas y negras. Fresco, amplio y equilibrado, tiene un final largo y muy afrutado. Perfecto a la hora de acompañar todo tipo de legumbres, cordero estofado, arroces de carne y carnes rojas asadas.

Su precio es de 25 euros.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *