Frutas escarchadas, compañeras inseparables del Roscón de Reyes... o no

Roscón 2

 

Hoy los españoles disfrutamos de la mágica visita de los Reyes Magos y afortunadamente todavía estaremos unos días más disfrutando del maravilloso roscón de Reyes.

Fruta confitada aperturaY hablando de roscones de Reyes, parece que últimamente las frutas escarchadas tiene mala prensa y muchos detractores, incluso se han creado grupos en Facebook, y no sé muy bien cuáles son los motivos. Aunque puede haber de todo, creo que aquí hay una parte importante de desconocimiento. Y también pienso que muchas veces la gente no sabe diferenciar un producto exquisito de elaboración artesana de otro de elaboración industrial.

Desde luego en el caso de los roscones y en concreto de la fruta escarchada todavía hay clases. No es lo mismo la fruta escarchada que venden en las pastelerías y confiterías, y también en algunas fruterías selectas, que las que se venden a granel en supermercados y grandes superficies.

Por eso esta semana y antes de que me pille el toro y alguien me diga que se trata de un tema demasiado navideño, voy a hablar de las exquisitas frutas confitadas.

Fruta glaseadaLa fruta confitada es la que se sumerge y se cocina posteriormente en almíbar para que pierda su humedad interior, de manera que pueda conservarse durante mucho tiempo sin que exista riesgo de que se pudra.

Estas frutas suelen emplearse en la elaboración de ciertos bollos, bizcochos, plum cakes, panettones... en la decoración de algunos platos y, por supuesto, forman parte de la repostería española típica de la Navidad.

Las frutas confitadas pueden, posteriormente, ser glaseadas o escarchadas. Ambos procesos consisten en dar un recubrimiento de azúcar a la fruta. El glaseado aporta un recubrimiento uniforme y liso, mientras que el escarchado da un aspecto de ‘escarcha’ al solidificarse el azúcar sobre la fruta en forma de pequeños cristales.

Entre las frutas que suelen confitarse están: los dátiles, las cerezas rojas y verdes, la piña, la sandía, el melón, el calabazate, los higos, las ciruelas, los melocotones, los albaricoques, las peras, las carambolas, las manzanas y todos los cítricos.

Aquí van algunas recomendaciones para comprar en Madrid fruta confitada, glaseada o escarchada.

Casa MiraSi te apasiona la fruta escarchada, Casa Mira (Carrera de San Jerónimo, 30 Tel. 91 429 67 96 / 91 429 88 95) es una de las direcciones imprescindibles.

Fundada en 1855, esta pastelería y confitería es famosa, entre otros muchos exquisitos productos, por sus turrones artesanos y otros dulces de Navidad. Aquí venden fruta escarchada de naranja, ciruela, guindas, mandarina, pera, albaricoque, batata, piña, melocotón y sandía.

Con unos escaparates que llaman la atención a cualquiera que pase por la calle por su espectacularidad y colorido, es una de las tiendas que más variedades de frutas escarchadas vende. El precio por kilo asciende en todas sus variedades a 34 euros. También se puede comprar a través de su tienda online.

Horno San OnofreEn el Horno de San Onofre (San Onofre, 3 Tel. 91 522 72 16; La Santiaguesa Mayor, 73; La Tahona Hortaleza, 9; Horno San Onofre Hernani, 7; y Pastelería San Onofre en el Mercado de San Miguel) venden fruta escarchada a la que definen como fruta bañada y cocida en almíbar y que consideran ideal para servir como parte de una bandeja de dulces navideños. El precio del kilo es de 24 euros y el precio mínimo de compra son 6 euros.

La VioletaEn La Violeta (Plaza de Canalejas, 6 Tel. 91 522 55 22) se pueden adquirir sus famosas violetas pero escarchadas. Se puede elegir entre cajas de violetas con los pétalos de la flor escarchados en azúcar. Y también las violetas escarchadas en diferentes presentaciones muy originales.

Sus precios empiezan por dos euros y como máximo oscilan hasta los 70 euros por casi 500 gramos de violetas escarchadas.

Pastelería Húngara 2En la Pastelería Húngara (Padilla, 33 Tel. 91 402 6 5 74) uno de sus productos estrella es precisamente la fruta escarchada. Se trata de una de sus especialidades más demandadas, junto con la fruta Viena. La elaboran sumergiendo la fruta en almíbar para que pierda su humedad interior y se logre conservar todo su sabor.

Aquí hay una gran variedad de exquisita fruta escarchada al peso, a partir de 500 gramos a un precio de 15 euros.

También venden fruta Viena a un precio de 22,50 euros los 500 gramos.

Lo mejor de todos estos establecimientos es que, además de comprar en su tienda física, también se puede comprar en su tienda online. Lo que es una buenísima noticia sobre todo para los que viven fuera de Madrid.

Fruta confitada aperturaY precisamente para los que prefieran comprar en otras tiendas que solo venden por internet y que son famosas por la calidad de su fruta confitada, escarchada o glaseada, aquí van dos buenas recomendaciones.

Casa Vázquez que se ubica en Algemesí, Valencia, y vende varios tipos de fruta escarchada desde una cantidad mínima de 100 gramos por envío. Se puede elegir entre un surtido de fruta escarchada de naranja, limón, piña o mezcla de varios tipos. En esta tienda online también se puede comprar fruta desecada: ciruelas pasas, pasas, dátiles, higos y orejones.

Frutas Colomina, una empresa especializada en frutas confitadas y glaseadas, que se encuentra en Jijona, Alicante. Como señalan en su web, el confitado de la fruta u hortaliza no es más que el sustituir la humedad del producto por azúcar, hasta alcanzar un punto lo suficientemente alto de azúcar como para que se conserve sin deteriorarse.

Aquí se puede comprar calabaza blanca, calabaza roja, melocotones, albaricoques, peras, ciruelas, mandarinas, melón, naranjas, limones, limas, fresas, higos e incluso aguacates y tomates.

Sus precios dependen del tipo de fruta escarchada y el peso a comprar. El peso mínimo que venden es 250 gramos a un precio de 7 euros.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *