Este otoño en Dudua Palacio se rinde homenaje al servicio de gueridón

A mal tiempo, buena cara. Esta máxima tan simple a veces resulta muy difícil llevarla a la práctica. Pero no nos podemos desanimar y mucho darnos por vencidos y eso en Dudua Palacio (Cuesta de San Vicente, 2 Tel. 91 541 79 51) lo tienen muy claro. La hostelería pasa por momentos duros y complicados, por eso aquí se ha querido rendir homenaje a los que cada día en el restaurante están cara al público y se desviven por hacer felices a sus clientes, gracias a su entrega y buen hacer, en concreto, su equipo de sala.

Para ello, ha diseñado un menú denominado 'La Leyenda del Tiempo' en el que platos como el steak tartar, la dorada a la sal o la crêpe Suzzete  son los claros protagonistas. De todos es sabido que el espectáculo de la preparación en mesa de un plato, con la parafernalia del denominado servicio de gueridón o mesa auxiliar para que los clientes vean cómo se elabora, se trincha, se salsea, se flambea y se termina un plato, siempre ha dado un touch of class a todo buen restaurante que se precie. Y en Dudua Palacio consigue la matrícula de honor.

Ahora que todo se trae emplatado de cocina es difícil encontrar restaurantes que elaboren estos platos en presencia del cliente, por eso Dudua Palacio quiere reivindicar el ´buen trabajo, el buen hacer y la profesionalidad´ de su equipo con este menú que se podrá disfrutar hasta el 30 de diciembre, cualquier día de la semana y al precio excepcional de 39 euros.

El Menú de La Leyenda del Tiempo incluye: una copa de Kir Royal, Foie ´elaborado en casa´ acompañado de mermelada de membrillo y azahar, Verdinas con Bogavante, Steak Tartare (solomillo de ternera de Los Norteños cortado a cuchillo y preparado en mesa al gusto) o Dorada a la sal (también preparada en mesa). Y de postre, Crêpe Suzette.

Por otro lado y si al cliente le apetece disfrutar de un excelente caviar, aquí lo puede hacer pidiendo una lata de 10 gramos de Real Caviar Amur Beluga, por el que paga un suplemento de 10 euros.

Aparte de este menú, su carta está plagada de referencias otoñales de siempre, como las Setas Shitake con virutas de jamón de Jabugo y Huevos de Codorniz, los Calabacines gratinados, el Lomo de Merluza de pintxo con Almejas o las Alcachofas rellenas. Los platos de cuchara también ocupan un lugar importante en su carta: Judiones de El Barco con oreja y chorizo ibérico, Cocido castellano de garbanzos de La Moraña y carne avileña, Migas del pastor con huevo o sardinillas, Sopas de ajo con jamón y huevo escalfado, Callos con mucho morro o, su ya famosas Patatas Revolconas.

Ni qué decir tiene que ahora este reconocido espacio gastronómico madrileño cuenta con todas las medidas de seguridad y distancias implantadas por la nuevas necesidades sanitarias. Una curiosidad, sus paredes siempre están decoradas con cuadros que se renuevan constantemente, obras de artistas emergentes y, en algunos casos consagrados, todas ellas en venta.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *