Enocosmética, la uva como base de la cosmética natural

La enocosmética aprovecha los beneficios de la uva y sus derivados, es decir el vino, y consigue productos que ayudan a oxigenar y nutrir la piel, igual que otros cosméticos de alta tecnología. Los granos de la uva son muy eficaces para aplicarlos en tratamientos de antienvejecimiento, tienen poder antioxidante, son regenerantes y al contener vitamina E suman eficacia a estos tratamientos y complementan sus efectos.

Probablemente el hecho de ser hija de farmacéutico me ha hecho tener una cierta predisposición por todo lo que rodea a la cosmética natural. Además de entusiasmarme las texturas, siempre he creído en el inmenso poder que tienen las flores y las plantas en la salud y en la belleza.

Viene todo esto también porque hace unos días probé la Mascarilla revitalizante Visible Difference de Elizabeth Arden. Esta mascarilla contiene extracto de semilla de uva cabernet sauvignon, ese poderoso antioxidante que ayuda a iluminar y equilibrar la piel a la vez que proporciona protección contra la exposición a elementos ambientales agresivos. Te deja la piel estupenda y además huele fenomenal, a mosto.

Desde la Antigüedad, en concreto los griegos, se conocen los efectos beneficiosos del vino en nuestra salud. La riqueza de flavonoides, polifenoles y resveratrol, tres de los mayores antioxidantes que contiene la uva, hacen del vino un gran aliado para nuestro sistema cardiovascular y, desde hace unos años, en un fantástico producto para el cuidado de la piel.

Los derivados de la uva, como el vino, comenzaron a usarse en la zona de la ciudad francesa de Burdeos con fines estéticos, al comprobarse que retrasaban el envejecimiento de la piel, mejoraban su elasticidad, aumentaban la vitalidad celular, disminuían los efectos del estrés oxidativo y protegían la piel contra agresiones ambientales y el humo.

Para realizar un mapa más o menos comprensible para todo el mundo, la uva resulta efectiva por la concentración de polifenoles. Además, el vino es un efectivo despigmentante que mejora las manchas causadas por el sol. Las semillas de uva contienen poderosos efectos antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres, contribuyendo a nutrir y a suavizar la piel. Y los polifenoles de uva, como el resveratrol, que se encuentran en la piel de la uva, o mejor dicho, hollejo, han demostrado ser extremadamente eficaces frente a la oxidación de la piel neutralizando los radicales libres.

Pero voy a centrarme en los polifenoles, que son unas moléculas cuya actividad antioxidante es la más potente del mundo vegetal. Estas moléculas poseen hasta 50 veces más acción antioxidante que la vitamina E y 30 veces más que la vitamina C. Curiosamente, las virtudes de estas potentes moléculas provienen de un mecanismo de defensa de la vid. Las viñas sintetizan resveratrol ante la infección por parásitos o por cualquier otro tipo de agresión externa.

Los polifenoles, y más concretamente el resveratrol, tienen la virtud de luchar contra el envejecimiento, desvanece las arrugas, elimina las manchas, proporciona elasticidad y firmeza a la piel, combate la flacidez y la celulitis, además ayuda a evitar problemas cardiovasculares, fatigas y dolores musculares. Y todo ello porque el resveratrol neutraliza la acción de los radicales libres, generados por la luz, la contaminación, el humo y otras agresiones externas, que son los auténticos culpables del envejecimiento cutáneo, y aumenta la renovación celular.

El resveratrol como regenerador celular es el activo más interesante de la uva y su contenido es muy variable en función del tipo de viñedo y la zona de cultivo. Como he dicho anteriormente, estas sustancias se encuentran en la piel de la uva, o mejor dicho, hollejo, y, por ejemplo, las variedades cabernet sauvignon y tempranillo contienen más polifenoles que el resto de uvas. Las uvas tintas contienen propiedades tónicas, astringentes y antioxidantes. Su aplicación diaria protege de las agresiones externas que afectan a nuestra piel.

Partes de la uva y sus beneficios cosméticos:

El fruto: la piel de la uva es muy hidratante, ya que posee una molécula capaz de retener hasta cien veces su volumen en agua. La pulpa se usa en tratamientos cosméticos nutritivos e hidratantes.

Las pepitas: pequeñas pero eficaces son ricas en ácidos grasos que nutren la piel, ayudan a retener el agua en los tejidos y, por último, utilizadas enteras son un exfoliante perfecto.

La piel: escudo antirradicales libres. Los kilos y kilos de piel que habitualmente se desechan o se vuelven a filtrar para la fabricación de orujo, son en realidad una fuente de juventud para extraer la mejor arma contra los radicales libres: los polifenoles.

Por otro lado, las firmas de enocosmética más conocidas son:

Caudalie es la marca francesa pionera en cosmética de la uva, fundada en 1995 por Mathilde y Bertrand Thomas. Los extractos de vid y de uva que explotan para sus patentes proceden de viñedos de las regiones de Burdeos, Champagne y Borgoña. Además presumen de usar ingredientes naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Y entre las españolas están, por ejemplo, Viñali que surge de la unión de la investigación de las Bodegas Valsardo de Peñafiel, Valladolid, con los conocimientos de Marie-Sixtine de Coral en cosmética ecológica. Ha sido una de las firmas españolas pioneras en lanzar su primera línea de belleza eco basada en las propiedades de la uva y el vino.

VID-A se compone de innovadores tratamientos faciales y corporales a base de extracto de vino, cuatro amplias líneas, masculina, femenina, unisex y bronceado, repletas de tratamientos que aceleran el proceso natural a través de la eliminación de las células muertas de la capa más superficial de la piel, además de actuar como antioxidante por su alto contenido de polifenoles.

Esdor se encuentra en pleno corazón de la Ribera del Duero y pertenece al Grupo Matarromera. Tras más de 8 años de investigación, siguen con el firme compromiso de desarrollar nuevos productos innovadores y naturales que satisfagan las necesidades de las pieles más exigentes. Tiene una extensa gama de productos para el cuidado facial, corporal, y también una línea masculina.

Skinwine Cosmetics elabora sus productos con restos de vinificación de vino de Jerez. La firma cuenta con líneas de limpieza, exfoliación, hidratación y nutrición, línea antienvejecimiento y el champú de vinagre (infantil, antiseborreicoy anticaspa).

La firma riojana Uvas Frescas, propiedad de Laura Muga, es una línea de cosmética ecológica hecha a base de uva. Su secreto está en el aceite de pepita de Uva y los polifenoles, más en concreto el resveratrol. Cuenta, entre otros productos, con sérum, crema hidratante antiedad, aceite activo de noche, espuma limpiadora facial, exfoliante facial, crema corporal nutritiva o crema de manos.

También hay otras marcas que cuentan con alguna línea o producto de enocosmética. Por ejemplo, María D’uol cuenta con la línea MD Vinum que está compuesta por seis productos faciales y corporales.

También la firma griega Apivita cuenta con una línea formulada con vino Wine Elixir, que cuenta con cinco productos: dos cremas de día, una crema de noche, un aceite facial y un contorno de ojos.

¡Ah! Y la vinoterapia y los spas merecen un capítulo y un post aparte.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *