Bebidas de verano que no engordan

Ya dando, por fin, la bienvenida al verano y ya en plena ‘operación bikini’, lo que está claro es que, además de poner límites saludables a lo que comemos, también hay que pensar en lo que se puede beber cuando se sale a tomar una ‘copa’, cuando se está sentado en una terraza o en un chiringuito. El secreto está en saber escoger entre bebidas que refrescan, hidratan, calman la sed y no engordan.

La verdad es que afortunadamente ahora hay muchas opciones donde poder elegir. Además de excelentes aguas con o sin gas, hay un montón de bebidas que no contienen azúcar y tienen cero calorías. Y aunque resulte difícil de creer, algunas hasta pueden resultar de lo más cool.

Para los que están a dieta o les gusta cuidarse, esta semana les voy a dar ideas de bebidas healthy que puedes pedir en cualquier sitio y que, además de hidratarte y refrescarte, te van a quitar la sed.

Para empezar, me voy a referir a la infinidad de aguas minerales sin gas que hay para elegir, aunque ¡ojo! no todas son iguales. Algunas son originarias de antiquísimos manantiales, de una lluvia estival, de acuíferos profundos… Pero lo cierto es que la mayoría destacan por unos envases cada vez más cuidados y unas botellas que casi podría decirse que son de colección. Entre ellas destacan las españolas Solán de Cabras, Cabreiroá, Lanjarón, Mondariz, Solares, Fuente Liviana, Bezoya… Y entre las extranjeras, Finé (Japón), Hildon (Reino Unido), Fiji (Melanesia), Antipodes (Nueva Zelanda), Voss (Noruega), Cloud Juice (Tasmania), y Evian y Vittel (Francia).

Ahora es recomendable ponerse en ‘modo Italia’, y digo esto porque este país está a la cabeza de oferta de aguas minerales con gas, más o menos frizzantes. Aunque para vuestra información este calificativo no significa exactamente con gas, sino que también se utiliza para el vino u otras bebidas con gas con un sabor ligeramente picante en el paladar. En fin, a lo que iba. En Italia es impresionante ver la cantidad de gente y en cualquier situación que pide agua con gas, mucho hielo y una rodaja de limón (los más sofisticados también pueden pedir una rodaja de lima). Cualquier hora es buena para pedir un agua con gas y si es buena para los italianos, también lo es para los españoles.

Aquí el abanico de marcas es muy amplio, así que hay mucho donde elegir: desde las españolas Vichy Catalán, Mondariz, Cabreiroá… a las que llegan de fuera de España con un punto más sofisticado como las italianas San Pellegrino, Quarzia o Lauretana, la francesa Perrier, la austríaca Oxygizer, la irlandesa Ty Nant o la alemana Apollinaris.

Después de lo expuesto tengo claro que las aguas sin o con gas bien merecen un post en solitario.

También dentro de las denominadas aguas carbonatadas están el agua de seltz o el sifón, aunque quizá la más elegante sea la soda. Aquí la más es la de Schweppes, que aunque esté dirigida más al mundo de la coctelería, también está muy buena sola, en copa de balón y con mucho hielo.

Otra opción quizá más cañí es la gaseosa y aquí la reina es nuestra marca más popular La Casera. De todos es sabido que la gaseosa es el otro ingrediente fundamental para preparar el tinto de verano. Pero como aquí de lo que se trata es de no engordar, la recomendación es tomarla sola. Y de verdad, no engorda nada, cero calorías.

Y, para concluir este recorrido, creo que merecen un capítulo aparte las bebidas isotónicas light porque de un tiempo a esta parte han aparecido varias marcas sin azúcar. Aunque el fundamento de las bebidas isotónicas es el de reponer las sales minerales que el cuerpo pierde con el sudor que desprende cuando se hace deporte, lo cierto es que cada vez las consume más gente que hace más bien una vida sedentaria. Y aquí lo importante es saber que las bebidas isotónicas light pueden compararse al agua, ya que el agua contiene sales minerales y ni gota de azúcares, por ello no es una bebida energética que aporte nada más que hidratación. Entre las marcas más conocidas están Aquarius Libre y Powerade.

A los amantes del zumo de tomate debo decirles que están de enhorabuena, eso sí, siempre y cuando lo pidan únicamente elaborado con sal, pimienta negra, salsa Perrins, zumo de limón y unas gotas de Tabasco. Prepararlo bien es un arte y lo digo por experiencia, así hay que tener cuidado de que no te den gato por liebre. En este apartado y, sintiéndolo mucho, no tiene cabida el Bloody Mary.

Otra opción y no solo en verano es el té frío, té helado o iced tea que en muchos sitios lo preparan con diferentes edulcorantes. Aquí mi preferido es el clásico té negro con limón y como mucha gente sabe, mi favorito es el que sirven en el madrileño salón de té Living in London. Por supuesto, existe la opción de pedir un Nestea con limón y sin azúcar, que también está muy bueno.

En cuanto a los refrescos propiamente dichos, también se puede decir que somos muy afortunados. Y no solo nosotros sino también los diabéticos y las personas que por múltiples razones no pueden tomar bebidas con azúcar y que sorprendentemente cada vez son más.

Para concluir, actualmente casi todas las marcas que hay en el mercado tienen su versión zero o light. Al margen de la Coca-Cola, con su versión light y zero, y la Pepsi, hay que decir que tienen un sabor espectacular las últimas en llegar, la Fanta Zero de Naranja y de Limón, y la estupendísima Tónica Schweppes Zero.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *