La horchata, la leche merengada, el agua de cebada y el granizado de limón sí son para el verano

Bebidas artesanas refrescantes 3Hasta hace unos años la llegada del verano se anunciaba en Madrid y en otras ciudades de España con quioscos y terrazas repletos de gente disfrutando de bebidas como la horchata, la leche merengada, el agua de cebada o el granizado de limón.

Estas bebidas de verano eran refrescantes, sanas, se elaboraban de forma totalmente artesanal y gustaban mucho a la gente. Pero desgraciadamente poco a poco fueron desbancadas por otro tipo de bebidas digamos más industriales.

Soy consciente que para muchos lectores de Sibaritísimo el tema que he elegido para el post de esta semana les parecerá algo viejuno, casposo, pasado de moda o directamente ni siquiera les sonará. A pesar de ello creo que las bebidas de verano de toda la vida se merecen un respetuoso recuerdo y, por qué no, también un pequeño homenaje.

Quiosco Miguel y JoséAdemás y aunque parezca que son una especie a extinguir, debo decir que en una ciudad como Madrid todavía existe uno de esos quioscos, conocido como Kiosko de Miguel y José, en la calle Narváez, 8, esquina Jorge Juan.

Aquí son imprescindibles su horchata, el granizado de limón y el agua de cebada.

Otra dirección que no puede faltar es la de la Horchatería Alboraya, que está en la calle Alcalá, 125, y además cuenta con dos locales más ubicados en la Plaza Felipe II y en el barrio de Santa Eugenia (Fuentespina, 19). Esta horchatería tiene fama de ser el local más auténtico de Madrid para probar horchata valenciana. Además de la horchata, elaboran de forma artesanal la leche merengada y los helados, apartado en el que suelen innovar con frecuencia al introducir nuevos sabores en el propio establecimiento. Y por supuesto, también hay granizados y batidos.

Otra casa con solera, pero aquí nada más que se toma horchata y cuya historia se remonta a los años 50, es La Fábrica de Siempre, en el barrio de Tetuán. Comenzó con un puesto ambulante en Cuatro Caminos y después se trasladó a la calle Villamil, 44 (con entrada por Pedro Tezano, 11), donde aún funciona, dirigida por los descendientes de la familia García, originaria de valenciana.

Pero vayamos por partes, y para los que lo desconozcan, voy a hablar un poco de cada una de estas bebidas tan veraniegas.

HorchataLa horchata de chufa es una bebida natural, nutritiva y refrescante típica de la Comunidad Valenciana que se elabora con agua, azúcar y chufas mojadas (o molidas), además de ingredientes que potencian su sabor, como la canela y la cáscara de limón. Se trata de una bebida que se obtiene de las chufas que son unos pequeños tubérculos con forma de nudos que proceden de las raíces de la juncia avellanada, que se llama así por la forma de su fruto, parecido a la avellana.

La horchata se distingue por su color blanquecino y su textura densa, ligeramente terrosa; su inconfundible sabor dulce, pero no demasiado, con cierto regusto amargo…

Leche merengadaLa leche merengada es una bebida muy típica española. Se elabora a base de leche y clara de huevo, que suele endulzarse con azúcar y aromatizarse con canela. Se sirve muy fría, de forma que parte de la bebida está parcialmente congelada y tiene una textura muy similar a la nieve. Es una bebida que se ofrece por regla general en heladerías y horchaterías.
Y para quien no lo sepa, era una de las bebidas más populares en los cafés de Madrid a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Agua de cebada 2El agua de cebada es una bebida refrescante de consumo habitual en la zona que está ubicada entre el sur de la Comunidad Valenciana y el norte de la Región de Murcia, especialmente en la provincia de Alicante, y que fue típica de los cafés de Madrid.

Su origen proviene de las aguas olorosas que se servían en el Siglo de Oro, precursoras de los actuales refrescos. Su consumo se inició en el siglo XVIII, y se hizo muy popular a fines del XIX y principios del XX. Hoy en día, apenas se encuentran puestos donde la sirvan, por regla general, en horchaterías.

Para entendernos, el agua de cebada es una bebida hecha a base de malta, primero tostada y después cocinada con caña de azúcar, a la que se añade un poco de limón granizado.

Se suele preparar como una infusión de granos de cebada a fuego lento de casi tres cuartos de hora de cocción. El agua se suele colar y endulzar ligeramente con azúcar o miel. Se sirve bien fría para que sea empleada como bebida refrescante. Esto hacía que fuese la bebida típica del verano madrileño y los meses calurosos. Su elaboración de bajo coste hacía que fuese una bebida humilde, siempre presente en los establecimientos de fines del XIX y principios del XX y vendida por mozos en la calle. En algunos casos se suele aromatizar con canela o zumo de limón.

Granizado de limónY, por último, el granizado de limón es un refresco compuesto de hielo picado con zumos de sabores variados, aunque el típico de toda la vida ha sido el de limón.

Su preparación era bastante sencilla. Se utilizaba una máquina manual para moler el hielo. Al hielo picado se le añadía zumo de limón azucarado y mezclado con agua. El hielo picado se colocaba en un vaso (por lo general de plástico) hasta el límite.

Pero para quien lo quiera elaborar en casa, aquí va una receta para prepararlo.

Ingredientes para 1 litro de granizado de limón: 3 limones, 200 g de azúcar y 750 ml de agua.

Elaboración; se rallan las cáscaras de los limones, pero solo la parte amarilla porque la blanca amarga. Después se exprimen y se mezcla el zumo y la ralladura con el azúcar.

Se pone a hervir la mezcla durante unos 7 minutos a fuego medio-fuerte hasta que se haya reducido casi a la mitad. Y se mezcla con agua fría. Se pone la mezcla en el congelador y pasada una hora se saca y remueve bien. Se vuelve a congelar y a la hora se vuelve a remover, de nuevo a la hora se vuelve a hacer lo mismo y ya se tiene el granizado preparado.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *