Filloas, mucho más que una dulce tentación

La filloa, afilloa, filloga o freixó es un dulce típico de Galicia, León y Asturias cuyos ingredientes básicos son harina, leche, agua, huevos, azúcar y canela en polvo.

A pesar de que en otras partes del mundo hay elaboraciones similares, quizá lo más parecido a las filloas sean las crêpes francesas. Aunque, todo hay que decirlo, hay diferencias notables. Sin ir más lejos, las filloas se comen solas o, como mucho, con una crema dulce, chocolate o mermelada, mientras en Francia las crêpes son una base para envolver toda clase de ingredientes tanto dulces como salados y constituyen un plato completo.

Aunque pueden encontrarse en restaurantes durante todo el año, la época tradicional para su elaboración se inicia con la matanza, en los meses de otoño e invierno, fechas en que tiene especial fuerza las filloas de sangre de cerdo, a las que se les mezclan especias e incluso uvas pasas y miel. La otra época tradicional es el Carnaval, en donde priman las filloas dulces o saladas según la zona, como postre o acompañamiento del tradicional cocido de lacón.

Y para disfrutarlas, aquí van algunas sugerencias de restaurantes gallegos en Madrid donde este postre es mucho más que recomendable.

O’Pazo (Reina Mercedes, 20 Tel 91 553 23 33) es uno de mis favoritos. Inaugurado en 1969, fue uno de los pocos restaurantes que consiguió una estrella en la primera edición de la Guía Michelin para España. En 1981 Evaristo García, propietario de Pescaderías Coruñesas, toma las riendas del restaurante que especializa en pescados y mariscos. Pero no solo eso, además consigue el mejor producto de la costa gallega, elaborado con sencillez y naturalidad para que lo único que destaque sea su increíble sabor.

Y como no podía ser menos, aquí uno de los postres estrella son las filloas rellenas de crema.

Los Montes de Galicia (Azcona, 46 Tel. 91 355 27 86 / 91 361 49 33). José Espasandín, empresario y restaurador propietario de Los Montes de Galicia desde 1997 ha sido fiel a su compromiso con los clientes que han pasado por su restaurante. Su filosofía consiste en ofrecer una experiencia gastronómica completa, desde un picoteo en la barra con vinos por copas, hasta una gran variedad de recetas tanto clásicas como modernas y coctelería de autor.

Y a la hora del postre, son imprescindibles las filloas rellenas de mousse de queso que se toman frías.

La Penela (Velázquez 87 Tel. 91 576 52 22 / Infanta Mercedes 98 Tel 91 579 91 78). En 1989 María Barallobre y su marido Antonio Simón abren un pequeño restaurante en Betanzos, con tanto éxito que en tres años inauguran otro en el centro de La Coruña, más en concreto en la Plaza de María Pita. En 2006 dan el salto a Madrid, con dos restaurantes y una “taberna”, Okafu, de estilo más fresco e informal, y con precios más competitivos.

La Penela ofrece cocina tradicional gallega con materia prima de primera calidad y al estilo de las antiguas casas de comidas de Betanzos. Una gastronomía clásica y nada pretenciosa, aunque la estética del local recuerde a un restaurante moderno. Aquí son imprescindibles las filloas calientes con crema al caramelo.

Furancho Galician Food (Calle Ventura Rodríguez, 5 Tel. 91 253 62 41). Un furancho es una casa de comidas que nace de forma improvisada en las bodegas de las casas de las aldeas o parroquias de Galicia donde se vendían los excedentes del vino, acompañados de alguna que otra tapa. Pero este furancho no tiene nada que ver con los que te puedes encontrar en cualquier aldea gallega.

Como ellos mismos dicen, el Furancho Galician Food es un nuevo concepto de cocina que fusiona tradición e innovación para acercar a los clientes los platos tradicionales pero con su toque particular.

Con una carta llena de sabores y reminiscencias gallegas, las filloas no podían ser menos. Aquí se sirven rellenas de crema de chocolate con avellanas, o lo que es lo mismo, Nutella, y helado de nata.

Y, por último, otro de de toda la vida, O’Grelo (Menorca, 39 Tel. 91 409 72 04), que con sus 30 años de vida, sigue siendo un referente de la gastronomía gallega en pleno barrio del Retiro.

Este restaurante ofrece cocina tradicional con aires modernos, mimando mucho la materia prima.

Sus especialidades son el arroz con bogavante, las zamburiñas a la plancha, las almejas a la marinera, la empanada de vieiras, las xoubas con pimientos de Padrón…

Pero… por supuesto, sin olvidar los postres, todos ellos caseros, donde no pueden faltar unas espectaculares filloas que las presentan rellenas de crema.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *