Ocho sugerencias para disfrutar en Madrid del mejor chocolate con churros o con porras

Dadas las fechas en las que nos encontramos y con el frío que está haciendo estos días, creo que esta semana es la indicada para hablar de uno de los mejores desayunos del mundo y a veces también una de las mejores meriendas: el chocolate con churros o con porras.

En España el chocolate se caracteriza por ser mucho más espeso y contundente que el que se sirve en países como Francia, Alemania, Austria o Suiza.

Para tomar un chocolate con churros perfecto, el procedimiento es el siguiente: el chocolate se sirve caliente y a poder ser en una taza de porcelana acompañado de un plato con churros o porras recién hechos. Además, suele acompañarse con azúcar para espolvorearla sobre los churros o porras y con una jarra con agua fría.

La manera de tomar el chocolate con churros es muy simple: se toma un churro y se moja en el chocolate caliente de la taza. Por cierto, el que queda en la taza, se suele tomar bebido. Curiosamente, y espero que mucha gente tome nota de ello, es lo único que se permite mojar en una taza, ya sea de té o café.

Los churros y las porras son lo que se denomina en repostería ‘frutas o dulces de sartén’. Los churros se elaboran con una masa compuesta por harina, agua, azúcar y sal. Convertida en tiras, se fríen en aceite de oliva muy caliente y una vez hechos, se espolvorean con azúcar. En cuanto a las porras, los ingredientes son los mismos que los de los churros, aunque las porras llevan un poco de bicarbonato sódico o levadura y una mayor cantidad de harina.

El chocolate caliente en España se caracteriza por ser mucho más espeso y contundente que el que se sirve en países como Francia, Alemania, Austria o Suiza.

En Madrid, la tradición del chocolate con churros se remonta al siglo XIX. De hecho, hay unas cuantas chocolaterías de aquella época que aún siguen funcionando y sirviendo miles de chocolates con churros cada invierno. Y es que es tan popular que su consumo se asocia indefectiblemente a los días de frío, a las madrugadas más o menos alegres, al día de Año Nuevo y, por supuesto, al día de Reyes, cuando se toma para acompañar al roscón.

Al ser un producto tan popular en Madrid, se puede consumir en muchísimos sitios. Aquí van algunas direcciones de lo más recomendables.

La Churrería-Chocolatería Las Farolas (Mayor, 11 Tel. 91 366 02 44) es uno de esos sitios de toda la vida de Madrid a los que siempre apetece volver. Se trata de un local que es un auténtico referente en desayunos y meriendas con su excelente oferta de productos artesanos de máxima calidad.

Y como ellos mismos presumen, porque pueden hacerlo, su producto estrella es el chocolate con churros o porras. Los más chocolateros no se podrán resistir. Además ya tienen a la venta y se puede llevar a casa el mismo chocolate que se puede disfrutar en sus chocolaterías.

Chocolat Madrid (Santa María, 30 Tel. 91 429 45 65) está situada en el Barrio de las Letras. Inaugurada en 2003, se trata de una chocolatería al estilo tradicional pero renovado, que de la mano de su propietario, Juan Alfonso, y por su espléndida oferta se ha ido posicionando como una de las chocolaterías más recomendables de la capital, tanto para desayunar como merendar. Desde luego es conocida y reconocida por su chocolate artesanal de gran calidad y sus famosos churros y porras.

Además el local abre a primerísima hora de la mañana (7:30 h) y está tomando un creciente protagonismo en el panorama churrero madrileño, entre otras muchas cosas por disponer también de una gama de productos bajos en calorías.

La Chocolatería San Ginés (Pasadizo de San Ginés, 5 Tel. 91 365 65 46 y en el Mercado de Prosperidad, López de Hoyos, 81 Tel. 91 603 43 19) es un templo del chocolate a la taza y por supuesto también de los churros y las porras.

Además de ser una de las chocolaterías de referencia de Madrid, probablemente sea donde se puede disfrutar de uno de los mejores chocolates con churros o porras del mundo, ya sea a la española, elaborado con agua o a la francesa, con leche.

Desde hace unos años el chocolate para elaborarlo en casa se puede adquirir en su tienda física y en la online. También se encuentra en los Gourmet Experience de El Corte Inglés.

La Chocolatería La Madrileña (Costa Rica, 15 Tel. 91 343 07 07) está situada en la zona norte de Madrid. Se trata de uno de esos locales que buscan como objetivo principal rememorar las cafeterías de toda la vida, volver al viejo chocolate con churros, a la esencia de la tradición. Una amplia carta de dulces, salados, tés, ensaladas… da consistencia a un negocio que no encuentra rival en su zona y reúne un público alejado de las más concurridas churrerías del centro pero fiel al buen gusto.

Chocolaterías Valor (Conde de Peñalver, 43 Tel. 914 01 16 40) es una de las marcas más importantes y representativas del sector chocolatero en España. Fundada en 1881 por el maestro chocolatero Valeriano López Lloret en Alicante, Valor ha sido durante todos estos años referencia en la fabricación y venta de chocolates.

La conocida marca chocolatera no ha dejado escapar la posibilidad de establecerse en Madrid, ciudad churrera por excelencia, y dispone de otros tres locales (Paseo de las Acacias 25, Ibiza 33, y Postigo de San Martín 7). De entrada, el sello Valor ya garantiza la calidad y la diversidad en su chocolate, pero los churros tampoco decepcionan. Sus churros, de masa esponjosa, también se han convertido en un reclamo habitual en estas fechas. Señal de que han logrado un gran éxito es que no resulta nada extraño encontrar largas colas de gente a las puertas de sus locales.

La Churrería Siglo XIX (Santa Engracia, 41 Tel. 91 445 56 75) está situada en el corazón del barrio de Chamberí. Es conocida en todo Madrid porque dicen de ella que es la churrería que pone las porras más grandes de la ciudad. La calidad de un producto que ya va por su tercera generación, está fuera de toda duda, como demuestran las otras cinco sucursales que la franquicia reparte por toda la Comunidad de Madrid (Avenida de la Albufera, 270, Ariel, 7, Plaza Hermanos Falcó, 16, Calle del Maestro 4 Local 12B, La Cubierta, Leganés, y San Onofre, 25, San Sebastián de los Reyes).

La Antigua Churrería (Bravo Murillo, 190 y Conde de Peñalver, 32 Tel. 91 570 06 45) es otra de las más antiguas de Madrid. Perteneciente a una de las más importantes familias de churreros, tiene su sede principal en el barrio de Tetuán, aunque fue la del puente de Ventas la que vio sus primeros pasos.

Inaugurada en 1913, hoy la regenta la cuarta generación de la familia. Hay otras cinco chocolaterías de la marca (Conde de Peñalver, 32, Goya 62, Madrid 52, Getafe, Avenida Dos de Mayo 28, Móstoles y Calle Mayor 18, Alcorcón). Aquí son imprescindibles sus deliciosos churros crujientes y de poca miga acompañados de un muy buen chocolate para dar un toque tradicional a meriendas y desayunos.

Y, para terminar, la Churrería La Andaluza (Hernani, 10 Tel. 91 553 76 12) es uno de esos locales clásicos, pequeños, donde los churros se disfrutan de pie y apoyados en una barra, poco conocidos para el gran público pero muy valorados en su zona, en este caso la de Tetuán. No tiene web, aunque sí perfil en Facebook. Los propietarios basan su éxito en ofrecer churros con chocolate de enorme calidad, pero también unos buñuelos sin comparación.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *