Le Bratelier, mucho más que el paraíso de la lencería artesana

Hace unos días he descubierto un espacio singular, diferente y muy especial. Se llama Le Bratelier y, aunque a primera vista así lo pudiera parecer, no es una tienda de lencería y corsetería al uso. Desde luego cuando se entra llama la atención por su calidez, por ser un sitio vivo donde se respira refinamiento y buen hacer, y en el que parece que siempre están pasando cosas. También notas en todo lo que ves cómo se pone en valor el trabajo artesano y las ganas de enseñar y compartir.

Al frente de Le Bratelier está también una persona de esas que cuando empieza a hablar, nada de lo que dice te deja indiferente. Su nombre es María Albiol. Y lo curioso de ella es que ejerció durante años la abogacía en las áreas de Derecho Mercantil y de la Propiedad Intelectual en importantes despachos de Madrid, hasta que en 2015 decidió dejarlo todo y emprender la aventura de diseñar y crear una marca de lencería Made in Spain, Le Bratelier.

Le Bratelier surge como una alternativa a la corsetería que se puede encontrar en las tiendas y grandes almacenes en las que no hay mucha variedad de colores (en general todo se limita al blanco, negro o carne), ni diseño, ni tallas reales y adecuadas. En cambio aquí se encuentran prendas artesanas, muy cuidadas, elaboradas pensando en mujeres reales y confeccionadas íntegramente en España.

La filosofía de la marca es compartir la pasión por la lencería con la mujer actual, sea cual sea la forma de sus curvas, y recuperar la tradición corsetera en España a través del diseño y confección artesanal de prendas de calidad.

En resumidas cuentas, Le Bratelier es lencería para el mundo real: creativa, cómoda, práctica y natural. Diseñan pensando en todo tipo de curvas, realizan patrones para cada talla, confeccionan en talleres artesanales series limitadas y de gran calidad.

También diseñan y confeccionan trajes de baño hechos a medida. La primera colección se ha inspirado en el glamour de Hollywood de los años 40. Elegante, atemporal, en blanco y negro: cinco modelos de líneas seductoras que estilizan el cuerpo femenino en cualquiera de sus formas. Pero para la próxima temporada habrá más.

Aunque en un principio la venta era online, pronto se dieron cuenta de que necesitaban un espacio propio, un lugar en el que las clientas pudieran estar, ver, tocar y probarse lo que les había llamado la atención en la web.

Hace unos días acaba de abrir su primer espacio en Madrid, concretamente en la calle Pelayo 48, en el barrio de Chueca. Se trata de una tienda-taller en la que no solo se pueden ver y probar las prendas, sino que también se puede aprender a coser, patronaje, diseño de lencería y mucho más. También se puede alquilar su maquinaria e ir a confeccionar creaciones propias.

De hecho hay clases continuas de costura para todo tipo de niveles, a un precio de 60€, y cursos monográficos específicos, principalmente de lencería. Ahora tienen disponibles talleres de confección de braguitas (70€), de bralette (70€) y de sujetador con aros (120€). La idea es ampliar la oferta: confección de trajes de baño, elaboración de patrones, talleres sobre tejidos de lencería… La inscripción se puede hacer en la propia tienda o en la web de la marca.

Y lo mejor de todo, te sorprenderán sus ajustados precios porque, a pesar de estar hechos a medida y con materiales de gran calidad, resultan mucho más baratos que muchos modelos de grandes firmas nacionales e internacionales.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario