Chinchón cobra nueva vida en Semana Santa

Chinchón 2

Chinchón es otra de las localidades cercanas a Madrid perfecta para una escapada de fin de semana o simplemente para pasar el día. Situada a 45 kilómetros, se encuentra en la rica Comarca de Las Vegas, muy cerca de Aranjuez, y es famosa, entre otras cosas, por su oferta histórico-artística, por su gastronomía, y dentro de ella, por los ajos y el anís.

Pero en esta época se convierte además en uno de los centros neurálgicos de la Semana Santa, ya que más de 200 vecinos de la localidad intervienen como actores en su reconocida ‘Pasión Viviente’. Se trata de una representación que comenzó siendo algo sencillo, pero que se ha convertido en una de las manifestaciones de interés religioso-cultural más seguidas de cuantas se celebran en la Comunidad de Madrid.

De hecho, esta Pasión es la más antigua de las que se celebran en la región, ya que empezó a representarse en 1963 por iniciativa del que era por entonces el sacerdote del pueblo, el conocido Luis Lezama, y fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1980.

La Pasión de Chinchón se celebra el Sábado Santo a la caída de la tarde. Consta de ocho escenas que recorren en forma de Viacrucis varios parajes del municipio. Se inicia con la representación de la Última Cena desde uno de los balcones de la magnífica Plaza Mayor y finaliza con el levantamiento de Jesús crucificado delante de la fachada de la iglesia de la Asunción.

Pero la visita a Chinchón supone, además, pasar un día muy agradable, empaparse de su riqueza artística y cultural, y, por supuesto, disfrutar de una espléndida gastronomía.

Plaza Mayor

La villa es conocida por su hermosa Plaza Mayor medieval, de planta irregular y formada por casas de dos y tres alturas con balcones de madera corridos. En cuanto a edificios de interés destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue reconstruida en una mezcla de estilos gótico, plateresco, renacentista y barroco. En su interior conserva el cuadro ‘La Asunción de la Virgen’ de Francisco de Goya.

También son interesantes el Convento de las Clarisas, la Torre del Reloj o los restos del castillo, quizá mejor dicho, el palacio de los condes de Chinchón, aunque no se puede visitar. Llaman mucho la atención las típicas casas asentadas en cerros y en el centro de la villa, las casonas nobles con blasones, bellos patios y galerías soportadas por columnas.

ParadorUno de los sitios de visita imprescindible es el actual Parador de Turismo (Calle de los Huertos, 1 Tel. 91 894 08 36) que se ubica en el  antiguo Monasterio de los Agustinos, fundado en el siglo XVII por los condes de Chinchón.

En cuanto a su oferta gastronómica, durante todo el año ofrece una docena de platos representativos como los platos de verduras frescas de La Vega (cocidas, hervidas o rellenas), y en invierno el Caldo de Taba o el Guisote de ajillo de cordero lechal con ajo fino de Chinchón.

Cuenta además con varios restaurantes: El Convento, que posee una oferta de restaurante temático para los fines de semana; y El Bodegón, donde en invierno se puede degustar la más antigua receta tradicional madrileña: el Cocido Completo de Taba, y en verano un menú con el tema ‘La Cocina de La Vega’.

Chinchón es un lugar ideal para disfrutar de una cocina típicamente castellana: el cordero, el cochinillo o el cabrito asados en horno de leña ocupan un lugar privilegiado en la mayoría de sus restaurantes, pero tampoco se quedan atrás los guisos tradicionales como la sopa de ajo, el cocido, el potaje de vigilia y los elaborados en pepitoria.

Mención especial merecen los ajos, de sabor muy especial, y los productos de la huerta: habas, guisantes, alcachofas, espárragos, acelgas o judías chinchoneras. Sin olvidar el queso de oveja de la zona, el aceite y los vinos, estos últimos elaborados con uva garnacha e incluidos dentro de la Denominación de Origen Vinos de Madrid.

Pero si hay un producto que ha proporcionado fama singular a Chinchón, ese es el anís. Se trata de una tradición antigua, ya en el siglo XVIII eran bien conocidas las virtudes de este licor, al que el grano de anís matalahúga le confiere su sabor característico. Se elaboran cuatro tipos: dulce, seco, extra seco y seco especial. Todos ellos están avalados por la Denominación Geográfica de Chinchón, única en España.

Y para los que se quieran acercar a Chinchón en estos días de Semana Santa o en cualquier otro momento del año, aquí van algunas sugerencias de restaurantes en los que se puede disfrutar de su excelente gastronomía.

La BalconadaEl restaurante La Balconada (Plaza Mayor, 12 Tel. 91 894 13 03), situado en plena Plaza Mayor con mesas en una de las balconadas, ofrece buena cocina tradicional castellana.

Aquí son imprescindibles el ‘almuerzo del abuelo’ (espárragos verdes, ajetes fritos y jamón), la pepitoria de gallina y los asados.

En el apartado de los postres, las natillas con arrope, las hojuelas con miel y la tarta de fresa.

La Casa del PregoneroEl restaurante La Casa del Pregonero (Plaza Mayor, 4 Tel. 91 894 06 96) es una casa antigua rehabilitada con balcones a la plaza y con un patio interior, en la que vivía el pregonero.

Su cocina se basa en la más pura cocina tradicional de la zona, con toques renovados.

En su carta se pueden encontrar innovadores platos de temporada, arroz caldoso, guisos de cuchara, cochinillo crujiente y otros asados, y postres caseros.

Café de la IberiaEl Asador Café de la Iberia (Plaza Mayor, 17 Tel. 91 894 08 47) está situado en un antiguo café, en una casa del siglo XVIII.

Cuenta con tres comedores, uno situado en un patio, y una preciosa terraza-balcón que se asoma directamente a la Plaza Mayor.

Aunque aquí la especialidad son los asados y las carnes a la brasa, también son muy recomendables las mollejas de cordero, la sopa de ajo y la variada oferta de verduras y ensaladas.

A la hora de los postres son imprescindibles el arroz con leche, la leche frita y las natillas de Chinchón.

La Casa del ConventoLa Casa del Convento (Travesía de Zurita, 7 Tel. 91 894 09 36) está en una espectacular antigua posada del siglo XVIII reconvertida en hotel con encanto y spa.

El hotel alberga un bonito y agradable restaurante con propuestas de cocina mediterránea tradicional sin complicaciones ni pretensiones y elaborada con ingredientes frescos y naturales.

Mesón Cuevas del VinoY en esta pequeña lista de recomendaciones, no podía faltar alguno de sus populares mesones como el Mesón Cuevas del Vino (Benito Hortelano, 13 Tel. 91 894 09 40 y 91 894 02 06). Este restaurante se encuentra en una antigua casa de labor, donde elaboraban vino y aceite, y se almacenaban cereales del campo.

La cocina es tradicional española y entre sus especialidades destacan: el chorizo a la brasa, la morcilla, el asadillo de pimientos, la sopa del Mesón, las judías chinchoneras, y el cordero y el cochinillo asados. Y a la hora del son más que recomendables la miel sobre hojuelas y la leche frita.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *