Real Sitio de Aranjuez, historia, arte, huerta y mucho más

Aranjuez

Como suelo decir, una de las muchas ventajas que tiene una ciudad como Madrid es que queda a medio camino de muchos sitios. Quiero decir con esto que dada su ubicación se pueden hacer excursiones y organizar muchos planes para cambiar un poco de aires, pasar un día muy agradable, empaparse de la riqueza artística y cultural de muchos pueblos y ciudades cercanas, y, por supuesto, disfrutar de una espléndida gastronomía.

Uno de mis últimos planes de día ha sido Aranjuez, o mejor dicho el Real Sitio y Villa de Aranjuez, un lugar perfecto para hacer una escapada cultural y empaparse de historia, arquitectura y arte, y, por supuesto, disfrutar de una gastronomía en la que destacan por encima de cualquier cosa sus verduras y hortalizas. Sin olvidar los espléndidos vinos que elaboran bodegas como El Real Cortijo de Carlos III o El Regajal.

Jardín de la IslaPorque aquí es imprescindible visitar su espectacular Palacio Real, la Casa del Labrador, el Museo de Falúas, sus maravillosos Jardines (Jardín del Príncipe, Jardín de la Isla, Jardín  de Parterre y Jardín de Isabel I), y edificios históricos como, entre otros, el Palacio de Medinaceli, las Cocheras de la Reina Madre, la Casa de Infantes, la Plaza de Toros o la antigua Estación de Ferrocarril.

Y desde luego Aranjuez es famoso, además de por su Palacio Real y sus Jardines, por sus verduras y hortalizas, por sus huertas de fresas y espárragos, y por haber servido de inspiración a Joaquín Rodrigo para componer su ‘Concierto de Aranjuez’. Además, el Paisaje Cultural de Aranjuez fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001.

Huertas de Aranjuez

Aranjuez fue residencia de monarcas y coto de caza, pero también ha sido desde siempre una fértil tierra de labranza, como casi toda la archiconocida Comarca de Las Vegas, integrada por 21 municipios y bañada por los ríos Tajo, Tajuña y Jarama.

Felipe II hizo de esta villa su lugar predilecto de descanso y disfrutó también de sus preciadísimas hortalizas. El Picotajo, El Legamarejo, Las Tejeras y La Flamenca son los nombres de algunos de los huertos históricos de Aranjuez. Aquí brotan alcachofas, coles, ciruelas claudias, peras reales, manzanas y un sinfín de bayas y hierbas valoradas por la alta cocina, como la coruja o la verdolaga. Tampoco hay que olvidar los melones de Villaconejos, pueblo situado a escasos kilómetros de Aranjuez.

Pericos 2Conocidos por el sobrenombre de ‘pericos’, los espárragos de Aranjuez se caracterizan por su frescura, su textura, su suavidad y su sabor persistente. Su tamaño oscila entre los 20 y los 40 cm. Son de color verde intenso, motivo por el que se les confunde con los espárragos trigueros, y su yema terminal es cerrada y carnosa, y está cubierta de pequeñas escamas triangulares. Los espárragos asoman a comienzos de primavera, para convertirse, a mediados de la estación, en la estrella de las fruterías.

FresasAranjuez también es famoso por sus fresas, que fueron introducidas por los Borbones desde Francia.

La temporada idónea para degustar las fresas, que no deben confundirse con los fresones, son los meses de mayo y junio. Hasta los años 70 las fresas eran vendidas directamente por los agricultores de la zona. Hoy, más escasas y buscadas, se sirven en los mejores restaurantes.

Y hablando de restaurantes, aquí van mis tres preferidos:

Casa JoséCasa José (Abastos, 32 Tel. 91 891 14 88 y 91 892 02 04) es propiedad de Fernando del Cerro, el rey de las verduras. Este reconocido cocinero busca los mejores productos, los cultiva e involucra también a los agricultores de la zona para que produzcan frutos únicos, de un refinamiento y un sabor insuperable. Además, tal y como señala en su web, rinde homenaje a los pequeños hortelanos de la comarca por el trabajo que están realizando por el mantenimiento de los cultivos de las variedades de verduras y frutas autóctonas, respetando la localización del producto y sostenibilidad del campo.

Especialidades: para empezar a hablar, su estupendo ‘Menú de Clásicos’.  Todo tipo de verduras de temporada y ahora, propuestas tan sugerentes como el kale salteado con huevo mollet de primera puesta; la lombarda acidulada con granada, manzana roja y polvo de castañas; las espinacas con orejones, daikon, mollejas y cigalas; y las pochas tiernas estofadas con verduras aromáticas.

También es fantástica la oferta de caza y las carnes procedentes, como no podía ser de otra manera, de proveedores de la zona.

CarêmeCarême (Avenida de Palacio, 2 Tel. 91 892 64 86) es propiedad de Jesús del Cerro, hermano de Fernando. Este restaurante tiene una ubicación única, frente al Palacio Real. Sala con decoración clásica y terraza de verano excepcional, sobre todo por las noches. En la planta baja, menús más informales con propuestas de degustaciones de calidad a precios convenientes. Arriba, en una estética de gran salón con largos cortinajes, cocina de autor

Especialidades: carpaccio de bogavante, alcachofas con erizos de mar, raviolis de vieira con ragú de hongos, y suprema de lubina confitada con langostinos. También el estofado de pochas con boletus y perdiz, el bacalao confitado con ajos, el pichón asado en costra de sal, el pernil de cochinillo asado y el costillar de merino asado.

Casa PabloY Casa Pablo (Almíbar, 42 Tel. 91 891 14 51) es una taberna taurina tradicional que se inauguró en 1941, toda una institución en Aranjuez. Cuenta con una buena barra para comer marisco, embutidos y jamones ibéricos.

Especialidades: la ensalada de escabechados de caza menor, el bacalao confitado con sus propios callos, el pisto con escabeche, las mollejas glaseadas con hongos y foie, la perdiz estofada con verduritas y, por supuesto, unas excelentes carnes rojas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *