Ávila, piedras, tapas y mucho más

Ávila 3Una de las muchas ventajas que tiene una ciudad como Madrid es que queda a tiro de piedra de muchos sitios. Quiero decir con esto que dada su ubicación se pueden hacer excursiones y organizar muchos planes para cambiar un poco de aires, pasar un día muy agradable, disfrutar de la riqueza artística y cultural de muchos pueblos y ciudades cercanas, y, por supuesto, comer estupendamente.

Y precisamente una de mis últimas escapadas ha sido para pasar el día en Ávila, una ciudad perfecta para hacer un recorrido gastronómico, para empaparse de historia, de arquitectura y arte románicos, y para disfrutar de su espectacular muralla, su catedral, sus iglesias y sus palacios.

Catedral 2Si se llega a media mañana y para no estresarse demasiado, nada mejor que un paseo por la ciudad intramuros.

Después de, por ejemplo, visitar la Capilla de Mosén Rubí (una de mis favoritas) y la Catedral y su plaza, una buena opción es sentarse al sol y descansar un rato en una de las terrazas de la Plaza del Mercado Chico, donde se encuentra el Ayuntamiento y la iglesia de San Juan, y donde también se celebra cada viernes por la mañana el Mercado de la Fruta (muy recomendable).

También merece la pena una visita a la cercana tienda de Las Delicias del Convento (C/ Reyes Católicos, 12 Tel. 920 22 02 93). Se trata de una tienda especializada en la comercialización de productos alimenticios selectos: dulces monacales y artesanales, productos típicos y delicatessen.

Patatas revolconasY aquí, como en muchas otras ciudades de España, la hora del aperitivo es sagrada, aunque la mayoría de las veces se alarga hasta la hora de comer. Ya se sabe que Ávila es conocida por sus estupendas tapas, además de por sus patatas revolconas con torreznos, sus judías del Barco de Ávila, su chuletón y sus yemas de Santa Teresa.

Llegado este momento es más que recomendable hacer un recorrido por la calle San Segundo. Esta calle es una de las más animadas de toda Ávila (es más, se le conoce como el Sunset Boulevard de Ávila).

La Bodeguit de San SegundoPara empezar, la Bodeguita de San Segundo (C/ San Segundo, 19 Tel. 920 257 309). Situada justo al pie de las murallas, muy cerca de la Catedral, es propiedad del sumiller Emilio Rufes. Su vinoteca cuenta con más de 1.300 referencias.

La gastronomía regional toma aquí forma de tapas y raciones elaboradas con buenos productos como patés, jamones, lomos o quesos.

Una recomendación, sus tostas de perdiz escabechada y frutas del tiempo, de morcilla de la zona, frutas y piñones o de chuletón de Ávila al queso de Cabrales.

AlaviruléOtro sitio de lo más recomendable es Alavirulé (C/ San Segundo, 40 Tel. 920 048 619). Aquí tanto el local, de los más recientes de Ávila, y la oferta gastronómica tienen un toque más moderno. Desde luego sus propietarios han sabido combinar la cocina tradicional y la creativa. También destaca por una buena oferta de vinos.

No hay que perderse los pinchos japoneses, los montaditos de atún, las hamburguesas vegetales, las croquetas de cecina y calabaza, las verduras en tempura… y una espectacular brandada de bacalao.

Cáramel Lounge (Calle de San Segundo, 40 Tel. 920 252 994) es otro de los imprescindibles. De lo más apetecibles sus pinchos morunos con mostaza de naranja, champiñón relleno de foie al gratén o atún con pomelo, brotes tiernos y mahonesa de cítricos, entre otras propuestas.

El Rincón de Jabugo (San Segundo, 28 Tel. Tel. 920 252 590), donde se ha puesto de moda el Gin & Toast: degustación para dos personas con tostas y un par de gin-tonics. Pide el queso de Valdeón con picos y prueba las tostas de bechamel de setas a la plancha e ibérico de bellota, gorgonzola con salmón, manzana confitada y jamón de York o confitura de manzana con foie y jamón ibérico.

Los tres caracolesY para salir un poco de la calle San Segundo, alguna recomendación más. Por ejemplo, Los tres caracoles (Plaza de la Catedral, 15 Tel. 687 52 25 11). Se trata de un local pequeño pero moderno. Cuenta con una buena carta de vinos para acompañar originales tapas como la fajita de ibérico, el pimiento del piquillo con bacalao, la oreja a la plancha con salsa de ostras, la empanadilla de atún rojo y el chipirón blanco y negro. Los fines de semanas ofrecen raciones de quesos al horno o un estupendo bloc de pato con mermelada de cereza.

La BrujaOtra propuesta que no decepciona es La Bruja (Paseo del Rastro, 1 Tel. 920 35 20 42). Cocina fusión española y argentina, aunque emplean elementos tradicionales de la gastronomía de Ávila. Aquí las tapas destacan por su creatividad, como la empanada argentina de carne picada, pimentón y tostada de huevo duro y cebolla caramelizada, el tigretón de morcilla crujiente con salsa de puerros y los burritos mexicanos con salsa picante.

La Flor de Castilla 2. jpgY por supuesto, mención aparte merece la reconocida pastelería La Flor de Castilla (Plaza José Tomé, 2-4 Tel. 920 211 158 / 920 252 868), una cita ineludible para cualquiera que visite Ávila. Desde hace unos años se ha convertido en un espacio donde disfrutar de la gastronomía en cualquier momento del día, donde se dan la mano degustación y venta ready to eat de la gama de productos del Universo Santa Teresa. Además de su maravillosa pastelería y repostería, La Flor de Castilla ofrece una amplia gama de propuestas saladas para tomar como sus empanadas, sus quiches y sus tostas.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *