Riedel, el poderoso influjo del cristal

RiedelAunque reconozco que soy muy dada a utilizar cristalerías de colores, simplemente porque me me divierten y porque me encanta conjuntar el mantel con la vajilla y la cristalería, tengo que reconocer que cuando se trata de disfrutar de un buen vino o de un buen licor, no hay nada como las copas de cristal de alta calidad y, por supuesto, transparente.

Por eso esta semana os voy a hablar del cristal que a través de los años se ha ganado el título del mejor cristal del mundo, Riedel. Pero no solo para el vino, los licores o los destilados, sino también para cócteles, refrescos, de uso diario e incluso ¡para beber Coca-Cola!

Hace ya años esta famosa fábrica de cristal austríaca acuñó la idea de que la elección de las copas influye poderosamente a la hora de disfrutar de un buen vino o de un buen licor.

Serie SwirlDe ahí que haya creado copas de diferentes formas y estilo con las características más adecuadas para resaltar las características de las bebidas alcohólicas.

Con el paso de los años, Riedel ha sido fiel a una serie de máximas que se pueden resumir en unos principios básicos: el contenido determina la forma; la forma importa y mucho; el diseño debe garantizar la armonía entre el tamaño, la altura y la anchura; y, por último, el servicio del vino es fundamental.

Desde sus orígenes en el norte de Bohemia, y a lo largo de 11 generaciones, Riedel ha convertido el trabajo del cristal en un auténtico arte. La vinculación de esta familia con el vidrio se remonta a hace 250 años, cuando en un bosque al norte de Bohemia, echó a andar la primera fábrica de vidrio Riedel.

Sommeliers Black TiePero había que esperar a 1961, fecha en la que Riedel empieza a producir copas de vino de gran calidad, delicadas y sin ornamentos. El mundo de las copas de vino cambiaría para siempre porque por fin se habían dado cuenta de que casi todas las copas utilizadas para beber vino eran demasiado pequeñas para poder disfrutar de sus características.

La consecuencia de este cambio en el diseño de las copas de vino sería la introducción en 1973 de las copas de la serie Sommeliers, hechas a mano y muy elogiadas en todo el mundo.

Después se empieza a fabricar copas específicas y más profesionales para diferentes varietales. Y posteriormente, la introducción de la serie Vinum, ya producidas en serie, puso las copas Riedel al alcance de un cada vez mayor número de amantes del vino de todo el mundo.

Vinum ShirazActualmente, además de las series Sommeliers y Vinum, Riedel comercializa diferentes colecciones pensadas para todas las necesidades y, muy importante, para todos los bolsillos.

Las series más exclusivas son: Decanters, Sommeliers y Sommeliers Black Tie. La Sommeliers Black Series es muy original porque las copas son negras y opacas, y están fabricadas en cristal al plomo que se vuelve negro añadiendo cobalto y manganeso a la composición. Y la Sommeliers Black Tie ofrece copas de culto realizadas completamente a mano destinadas a los grandes aficionados al vino. El pie y la base son negros en las copas para vinos tintos, mientras que para los blancos el pie es de cristal y la base es negra.

Serie VitisLas intermedias: además de la serie Vinum, la Vinum XL está diseñada para las variedades más glamurosas. Además cuenta con una copa especial para cócteles. Vinum Extrême con copas de vino que denominan ‘copas para gourmets’. La grape@riedel, que es una gama especial con copas para varietales sopladas a máquina. Y la Vitis, que cuenta con un diseño elegante y está a la cabeza de la tecnología mecánica del cristal.

Y las más asequibles son las Wine con el pie decorado y trabajado, Ouverture con copas fabricadas con cristal sin plomo, son ideales para el uso diario; y The O Wine Tembler con modernas copas sin pie ni base.

SuperleggeroLuego están la serie Riedel Superleggero que se caracteriza por ser unas copas muy ligeras, hechas a mano y sin plomo. La Riedel Veritas presenta copas ligeras de cristal con plomo soplado a máquina. La Riedel Bar, que es una gama específica para licores y destilados. La Swirl con copas pensadas para ayudar a decantar el vino, se caracteriza por sus formas onduladas. Y la Coca-Cola y Riedel, porque también fabrican vasos para Coca-Cola.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *