Esmoquin, manual de uso

Modelos con esmoquinEstos últimos días y con motivo de la entrega de los Premios Goya se ha hablado mucho de un traje masculino de etiqueta que parecía estar en desuso, el esmoquin o black tie.

Dado que ha habido una gran controversia porque hay gente que piensa que llevar un esmoquin es tan fácil como colocarte una especie de traje negro de una tela sospechosa, cuatro tallas más grande que la tuya y comprarte una pajarita en los chinos, he decidido que este bien podía ser el tema de mi post de esta semana.

Por cierto y antes de que se me olvide, una cuestión básica a tener en cuenta, por si le pasa a alguno de mis queridos lectores, es que cuando a uno le llega una invitación en la que se exige lo que se denomina dress code o código de vestimenta, o vas vestido como se te indica o mejor te quedas en tu casa.

A lo que iba. Lo más recomendable en estos casos es que uno vaya al sastre y se encargue un esmoquin a medida. Pero como no todo el mundo se dedica a la política o se casa con una princesa o se pasa la vida de fiesta en fiesta, esta opción quizá no sea la más adecuada para todos los bolsillos.

Un esmoquin también se puede alquilar, por unos 60 euros aproximadamente, pero por favor hay que buscar siempre un sitio de confianza, que los hay, y que el modelo elegido te quede bien. Algunas direcciones en Madrid que pueden ser de utilidad son: Trajes Guzmán (Juan Bravo, 65 Tel 914 02 13 06), Chaqué Madrid (Ayala, 57 Tel. 914 02 18 08), Boda 10 (Castelló, 30 Tel. 915 76 77 27) o Gerardo (Príncipe de Vergara, 25 Tel. 915 76 12 94).

Y sin más dilación, aquí van algunas sugerencias que son fundamentales a la hora de lucir un esmoquin. Lo más importante es acertar con la tela, que se aprecie su excelencia a primera vista, y luego está el color. Y aquí hay que tener mucho cuidado. Para no meter la pata, lo mejor es elegir colores como el azul noche o el negro. En cuanto a la chaqueta blanca, mejor olvidarla si no se quiere tener pinta de latin lover caribeño. Otras licencias en el color y en el diseño del esmoquin están permitidas siempre y cuando se tengan los años y la facha de alguien como Asier Etxeandía.

Vayamos por partes.

Camisa de esmoquinLa pajarita es un complemento imprescindible cuando se lleva esmoquin. Debe ser de seda, en color azul noche o negro, y debe conjuntar con las solapas de la chaqueta.

El pañuelo es otro elemento importante. Toda chaqueta de esmoquin lleva un bolsillo para el pañuelo, que debe ser blanco y estar colocado en horizontal.

En cuanto a la chaqueta, lo más importante es que el pecho y las solapas conformen un contorno que se ajuste a la forma de hombros y espalda, sin que aprieten o queden muy sueltas. Y aquí hay otra cuestión esencial: el cruce. Tanto la chaqueta sencilla o simple con uno o dos botones (favorece a cualquier tipo de cuerpo o talla) como la cruzada (queda mucho mejor cuando el que la lleva es alto) son válidas teniendo en cuenta que la primera obliga a cubrir la parte alta del pantalón con un fajín o chaleco y la segunda, más informal, obliga al cierre.

Las solapas de la chaqueta pueden ser terminadas en punta o peaked lapel (la opción más elegante) o bien redondas o shawl (de una sola pieza, dan la vuelta a todo el cuello). Muy importante: deben ser de seda, con textura de raso o satén y, como la pajarita, pueden ser azul noche o negras.

Otro aspecto muy importante, el botón de la chaqueta. Si se está de pie, debe abrocharse sólo uno. Al sentarse, la chaqueta queda abierta. Pueden estar forrados en seda, aunque no es obligatorio.

La camisa. Con la chaqueta cerrada, tienen que verse tres botones, que pueden ser de materiales preciosos. La textura es generalmente de pliegues o tipo piqué. Debe ser blanca de hilo de algodón y se puede utilizar lisa o con rayas muy discretas.

En cuanto al cuello de la camisa, el más clásico es el llamado ‘wing collar’, que deja ver toda la pajarita. Pero también es admisible el cuello sencillo italiano, dejando el ‘wing’ para el frac y el chaqué.

gemelosLa manga de la camisa debe ser de doble puño y debe sobresalir un par de centímetros debajo de la manga de la chaqueta, de forma que se vean los gemelos, otro de los complementos irrenunciables del esmoquin.

La botonadura es otro de los elementos imprescindibles de la camisa. Qué duda cabe que las más bonitas son las antiguas y una de dos, o la has heredado o te la has comprado en una subasta o en un anticuario. Pero también se pueden comprar en muchas joyerías, eso sí por encargo. En la actualidad las más usuales son las de oro amarillo, oro blanco y platino.

Chaleco o fajín. Ambas piezas sirven para comunicar el pantalón con la camisa, ocultando la parte donde se encuentran. Los dos deben ser negros. El chaleco deberá contar con solapas, y el fajín será de seda, en el mismo color y acabado de las solapas.

Los pantalones se sostienen con tirantes, nunca con cinturón, que por nada del mundo deben verse. Las costuras laterales siempre van ribeteadas de seda que también tendrá que ser igual que las solapas de la chaqueta. Cuidado con que no sean demasiado largos. La largura ideal es aquella en la que el pantalón roza la parte superior del zapato y cae sin formar arrugas ni pliegues. También pueden ser un poco más cortos, aquí no importa que se enseñe algo el tobillo.

Los zapatos. En este punto no hay muchas opciones: o los ‘opera pumps’ entre los tipo ‘slipper’ o los ‘oxford’ entre los modelos de cordones y mejor que estos sean de seda. Los primeros están más en desuso y por pegar, pegan más a un Jaime de Marichalar. Todos obligatoriamente tienen que ser de color negro y preferiblemente de charol o acharolados. Los calcetines tienen que ser de seda y preferiblemente en color negro, o en su defecto de lana fina, hilo de escocia o similar.

Espero que este post haya sido de utilidad para aquellos lectores que tengan, como decía Alaska, ‘una gran vida social’. A todos les deseo que triunfen como se merecen.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *