Homenaje a Andrè Courrèges, un visionario de la moda

Diseño aperturaSe acaba de anunciar que André Courrèges ha fallecido a los 92 años en su casa de Neuilly-sur-Seine, muy cerca de París. El diseñador, considerado un revolucionario del mundo de la moda y en concreto del prêt-à-porter, llevaba más de treinta años luchando contra el Parkinson.

Desde aquí me gustaría rendir un pequeño homenaje a André Courrèges, un nombre que quizá para las nuevas generaciones no signifique nada, pero que a mí me transporta a mi infancia y a mi adolescencia.

La verdad es que su nombre me recuerda a mi madre, probablemente una de las mujeres mejor vestidas que he conocido jamás. Siempre actual y pendiente de todo lo que sucedía a su alrededor, ‘très à la page’, y, por supuesto, una auténtica fan de los diseños de André Courrèges. Todavía recuerdo cuando le acompañaba a la espectacular y luminosa tienda que tenía el diseñador en Biarritz.

Cazadora ACTambién me recuerda mi hermana Sol, que prácticamente desde la adolescencia utilizó su eau de toilette ‘Empreinte’ y para quien resultó dramático que desapareciera del mercado. Aunque todo hay que decirlo, ahora está de enhorabuena porque, gracias a la nueva etapa de la maison, se ha vuelto a elaborar y vender. Sin ir más lejos las fragancias AC André Courrèges se encuentran en El Corte Inglés. También recuerdo una foto de estudio que le hicieron con una preciosa cazadora naranja de André Courrèges, realizada en vinilo pero que parecía de charol, y que le sentaba como un guante.

Y por último, mis recuerdos me llevan también a mi querida Hendaya, a cuya playa solía ir muy a menudo con su mujer Coqueline y su hija. Recuerdo que eran una familia muy normal, como tantas que tomaban el sol, paseaban y se bañaban, pero llamaban la atención porque los tres iban siempre vestidos de blanco.

André CourrègesDicho todo esto, ahora voy a hacer un poco de historia. Nacido en 1923 en la bonita ciudad de Pau, en el suroeste de Francia, André Courrèges inició los estudios de ingeniería, aunque rápidamente se sintió atraído y se dedicó por completo al mundo de la moda. Pero está claro que su primera vocación determinaría la forma de desarrollar la segunda y definitiva.

Con 25 años se fue a París para trabajar en la empresa de diseño textil Jeanne Lafaurie, donde pocos meses más tarde comenzó a colaborar con su auténtico maestro, Cristóbal Balenciaga. Él supuso una fuerte influencia en su estilo. Comenzó como cortador y luego destacó hasta llegar a ser un diseñador perfeccionista del arte de la sastrería, como su mentor.

En 1961 deja la casa Balenciaga y decide diseñar moda en solitario con la ayuda de quien fuera su maestro. Abre una boutique en París, en el número 48 de la avenida Kléber, con tan sólo dos costureras y su mujer. A mediados de los años 60 su nombre se había establecido y su firma fue el sello de la época. En todo ello le acompañaría su mujer, Coqueline, que trabajó con él en Balenciaga, e impulsaría sus ideas.

Diseño de AC 3En su primera aparición en la alta costura francesa en 1965, Courrèges introdujo un concepto de estilo innovador: vestimenta de la ‘era espacial’ y lanzó una campaña que revolucionó el mundo de la moda. Esto incluyó botas, gafas de sol de gran tamaño y vestidos cortos. Sus diseños, que mezclaban todo tipo de texturas, se expandieron rápidamente por el mundo, en especial la minifalda. De hecho el crédito del invento de esta emblemática prenda se lo disputan este diseñador francés y la británica Mary Quant.

El nuevo estilo de Courrèges dio la vuelta al mundo y revolucionó la moda, ya que sus propuestas no se parecían en nada a los estilos tradicionales. De corte sexy y futurista, a pesar de no ser comprendido de forma instantánea por todos, después de su colección de minifaldas de 1965 fue plagiado en todo el mundo. Fue uno de los diseñadores más imitados de su tiempo y, como consecuencia, le vendió su línea de comercio a L'Oréal y cerró sus puertas a todo, excepto a los diseños individuales y exclusivos.

Diseño de ACEl trabajo de André Courrèges ha sido considerado como el de un visionario: instaló un universo radical y propio en el que hizo compatible lo orgánico con lo poligonal. André Courrèges es reconocido por sus diseños ultramodernos, también se le atribuye el haber creado una indumentaria más simple, con prendas que dotaron de una mayor libertad y comodidad a la silueta femenina. Las formas de sus diseños son geométricas: se basan en cuadrados, trapezoides y triángulos. En cuanto al color, trabaja el blanco intenso, la transparencia y lo ‘luminoso’.

Tras varios años en el limbo de los justos, en 2011 Jacques Bungert y Frédéric Torloting, dos publicistas franceses, compraron la marca decididos a recuperar la firma en la que trabajan desde entonces con campañas de colaboración con distintas marcas de belleza o incluso botellas de agua. En la última Semana de la Moda de París, el pasado mes de septiembre, los jovencísimos diseñadores Sébastian Meyer y Arnaud Vaillant devolvieron a Courrèges a la Alta Costura.

A André Courrèges se le recordará siempre. Ya se sabe que nadie muere si permanece en la memoria de alguien, y en el caso de André Courrèges son legión.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *