Los cinco sabores de helados más impactantes del verano

helado gourmetLlega el verano y con él, la temporada alta de los helados. La mayoría de las personas, especialmente los niños, se decantan por los sabores más tradicionales: chocolate, vainilla, fresa, turrón, nata… pero desde hace unos años empiezan a irrumpir con fuerza otros sabores más refrescantes como la mandarina, la zanahoria o la menta. Sin embargo, la industria heladera no para de crecer y a la vez de crear. Cada año, el epicentro de la innovación se sitúa en Intergelat, la feria de heladería y repostería más importante de Europa y que tiene lubar en Alicante. Aunque este año no se ha celebrado, en las últimas ediciones, se han podido degustar helados tan impactantes como el de arroz abanda, el de foie-gras, el de coliflor, el de morcilla o el de guacamole. Por eso, en Sibaritísimo queremos ofreceros cinco interesantes apuestas heladeras para que probéis este verano. ¿Os atrevéis?

Helado de Gin&Tonic

No hay duda de que la ginebra y la tónica vuelven a estar de moda. Desde hace unos años, este típico combinado ha vuelto a ganar la relevancia de antaño y los cocteleros de toda España se esfuerzan con esmero en preparar la mezcla más llamativa. Sin embargo, la palma se la lleva la heladería artesanal Giangrossi, cadena especializada en recetas heladeras de grandes maestros italianos del helado. Situada en varias ciudades de España, entre ellas en Madrid donde cuenta con varios locales, siendo el más conocido es el de Velázquez, Giangrossi ha conseguido la fórmula perfecta para elaborar este helado de ginebra Hendrick’s con tónica y que se mantenga estable, pues el alcohol no lo pone especialmente fácil para conseguirlo.

Helado de wasabi

Seguro que muchos de vosotros habéis probado el wasabi en algún restaurante japonés. Esa característica salsa verde picante, que procede de una raíz del mismo color que solo crece en Japón y en la isla de Sajalín, ya se encuentra también en helado. Al igual que su salsa máter, el helado de wasabi es ideal para acompañar pescados y se está poniendo de moda en la cocina más vanguardista. Por ejemplo, en la Heladería La Ibense, una de las heladerías más arraigadas de la Costa Dorada, es uno de sus sabores gourmet más reclamados junto al de queso de cabra con salsa de fruta de la pasión o al sorbete de apio con menta.

helado de wasabi

Helado de fabada

Si hay una heladería que se lleva la palma en esto de la innovación es la Heladería Islandia de Gijón. Abierta en los años 50, nunca ha dejado de buscar nuevas fórmulas para satisfacer a los paladares más exquisitos. Han probado con helados de sidra, queso de cabrales, castaña, de ajo, vieras, calamares en su tinta o incluso espárragos. Pero, sin duda, por el que son más reconocidos es por el helado de fabada asturiana. Aseguran que su preparación es tan sencilla como elaborar unas fabes caseras y luego batirlas con leche y azúcar. ¿Te atreves a probarlo?

Helado de salmón ahumado

En la calle Lope de Vega de Castalla (Alicante) se encuentra Palacios Helado Gourmet, un establecimiento que busca la máxima exclusividad en los helados que elabora. Tanto es así, que desde hace algún tiempo se puede degustar el helado de salmón noruego ahumado. La base de la receta es muy sencilla: leche, azúcar y salmón ahumado. Pero no es el único sabor impactante que se encuentran entre los helados artesanales elaborados en Palacios, pues también se pueden degustar otros salados o semisalados como el de queso gouda con pesto siciliano, el de queso azul La Peral o algunos dulces tan extravagantes como el de higo violeta.

Manzana asada o panettone

El proyecto Rocambolesc parte de la voluntad de Jordi Roca de recuperar el tradicional carro de postres de El Celler de Can Roca, que había desaparecido de la sala del restaurante justo cuando él se hizo cargo de la parte dulce del menú. Tras su éxito reconocido en Girona, hace apenas unos meses decidieron abrir un nuevo local en Madrid, en el nuevo área Gourmet Experience de El Corte Inglés del número 52 de la calle Serrano. La ‘carta’ de helados está formada por seis sabores, que, en el estreno de Rocambolesc Madrid fueron Panettone, Vainilla, Chocolate, Yogur y Manzana al horno. Pero no se ciñen solo a estos interesantes sabores, sino que también apuestan por otros más rompedores. Si hace unas semanas, coincidiendo con el Temps de Flors de Girona, sorprendían a sus clientes con un magnífico helado de cereza con flor de cerezo y flor de sauco, próximamente han asegurado que estrenarán un sorbete de manzana verde, pepino, lima, hinojo menta y estragón. Y todo ello, acompañado siempre por una amplia variedad de ‘toppings’ que van desde la rosa y la caléndula al pistacho garrapiñado o el caramelo de eucalipto.

rocambolesc

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *