Mercados de ayer y hoy

Puesto mercado|Facebook

Si la gastronomía ha marcado a lo largo de la historia y a día de hoy lo sigue haciendo los comportamientos culturales y sociales, del mismo modo los mercados han sido el centro social y punto de reunión en pueblos y ciudades de toda España y de muchos países europeos, sin ir más lejos Francia.

Aunque de un tiempo a esta parte algunos mercados de barrio se han convertido en auténticos espacios gourmet y también mucha gente prefiere comprar en grandes superficies en donde se supone que los precios son más bajos, creo que merece la pena visitar esos mercados de toda la vida, en los que ir a la compra más que una obligación es un auténtico placer y donde también se encuentran productos a precios muy asequibles.

Esta semana me voy a fijar en cuatro de los de toda la vida. Por diferentes circunstancias, los conozco todos y también de todos he sido y actualmente soy clienta habitual. Cada uno es diferente al otro, pero tienen en común que son sitios en los que todavía se conserva el gusto de comprar productos frescos de calidad y, por supuesto, a buen precio.

Mercado de La Brecha|EFEEl primero de ellos es el Mercado de la Brecha (Plaza de La Bretxa, 1 San Sebastián Tel. 943 43 00 76). He tratado de ser ecuánime y he elegido este mercado aunque para una donostiarra como yo sea difícil hacerlo entre el Mercado de San Martín, que es en el que habitualmente se compraba en mi casa, o el de la Brecha.

El mercado de La Brecha o La Bretxa (foto cedida por la guía de viaje de San Sebastián) está situado en plena Parte Vieja. La construcción del edificio, de estilo neoclásico, data de 1870 y fue proyectado por Antonio Cortázar.

El nombre del mercado está íntimamente ligado a la historia de San Sebastián. Cuando  en el siglo XVIII, los soldados ingleses asaltan la ciudad, lo hacen abriendo una brecha en la muralla que se situaba en el mismo punto en que se encuentra actualmente el mercado. El lugar era conocido por los vecinos como ‘la brecha’, y así lo denominan hasta ahora.

En la planta baja del centro comercial La Bretxa se encuentran más de cuarenta de puestos de frutas, verduras, conservas, charcutería, carnicerías y pescaderías de altísima calidad.  Desde hace unos años, en el exterior se sitúan los puestos de ‘las caseras’, donde se pueden adquirir una abundante selección de verduras y hortalizas de producción propia y denominadas de ‘el país’, así como flores. Mención aparte merece la gran variedad de quesos de producción local y, por supuesto, los mejores de Idiazábal.

Se recomienda su visita por muchos motivos, entre ellos porque no es difícil encontrar comprando sus materias primas  a los cocineros más famosos de la zona, o simplemente para admirar su arquitectura y su ambiente inigualable.  Aquí son  imprescindibles, entre otros, la carnicería Odriozola, la charcutería Yolanda, la pescadería Sarriegui y la frutería Mertxe.

*Fotografía cedida por Eusko Guide.

Raza Nostra Mercado de Chamartín|FacebookEl Mercado de Chamartín (Calle Bolivia, 9 Madrid Tel. 91 457 53 50) es mi mercado de referencia y no solo por ser el que está por la zona donde vivo. Aunque el edificio no es muy atrayente que digamos, en su interior esconde una gran plaza llena de productos difíciles de encontrar y sus diferentes puestos rebosan de productos selectos y de calidad inigualable, aunque muchos sean no aptos para todos los bolsillos. Lo cierto es que es de esos mercados en los que de verdad se puede decir que hay de todo.

Este mercado se inauguró en 1962 y está situado en el Distrito de Chamartín, en el Barrio de Hispanoamérica, concretamente en  la confluencia de las calles Bolivia y Potosí,  con entrada desde ambas calles y  desde un chaflán central.

El Mercado de Chamartín está formado por 69 establecimientos comerciales, algunos de ellos tan emblemáticos como la carnicería Raza Nostra o la excepcional pescadería de Ernesto Prieto. Este último también cuenta con un puesto estupendo de ahumados.

Entre mis puestos favoritos están la pollería de los Hermanos Gómez o el Rincón del Foie. También es imprescindible la visita a la frutería Charito, con un espectacular despliegue de frutas, verduras frescas, setas y hongos nacionales y de importación. Otro puesto en el que la oferta es más que completa es la Charcutería Fernando. Parada obligada es la quesería Bon Fromage, muy profesionales y con una oferta de más de 130 referencias. Y termino el recorrido en Pasta Mito, que se ha convertido en un referente de la gastronomía italiana en el corazón de Chamartín.

Mercado de La Boquería|FacebookOtro de los mercados de mi vida es el Mercado de La Boquería (La Rambla, 91 Barcelona Tel. 93 318 25 84). Si un mercado dice mucho de una ciudad, éste es un buen ejemplo de ello. El Mercat de Sant Josep o de La Boquería, es el primero de los mercados municipales de Barcelona y está en pleno centro de la ciudad.

Perfectamente reconocible por su cubierta metálica, además de ser un lugar donde se puede comprar todo tipo de productos frescos, es también en sí mismo una atracción turística, lo que ha hecho que se tome la controvertida decisión de limitar la entrada a turistas los viernes y sábados por la mañana.

Casi podría decirse que la historia y evolución de La Rambla es la historia del mercado de La Boquería. De un pasado de vendedores ambulantes a un presente moderno y lleno de encanto, color y vida. El mercado se inaugura en 1840, sin embargo su historia se remonta mucho más atrás, ya que aquí se concentraban ya en el siglo XIII los vendedores ambulantes de carne.

Hoy es de visita obligada para todo amante de la buena cocina y de los productos de calidad. Una vez allí, se recomienda visitar puestos como Avinova, especializado en aves, foies, caza, huevos y caracoles; Bacallà Carme Gomà, donde afirman que se encuentra el mejor bacalao; Aroma Ibèric, con espléndidos embutidos, jamones y fiambres; o Petràs Fruits del Bosc, especializado en setas…

Otra visita imprescindible es a la parte de atrás del mercado que enlaza con la plaza de Sant Galdric donde se instalan puestos (en Barcelona se llaman ‘paradas) al aire libre o ‘pagesas’. Aquí los payeses venden directamente sus propios productos y a unos precios más que competitivos.

Considerado como uno de los mercados más cosmopolitas de España, cada vez cuenta con más puestos especializados en productos de importación como La Cuina Internacional. Especial mención merecen los regentados por extranjeros, en los que se encuentran especialidades de Japón, Italia, Grecia (Symposion) o los países árabes.

Marisco Mercado de Santa Lucía|EFEY para terminar, el Mercado de Santa Lucía (calle Wenceslao Fernández Flórez, 2 La Coruña Tel. 981 269 132 / 981 269 132). Otro de los mercados de mi infancia y del que tengo buenísimos recuerdos. Es más, cada vez que vuelvo a La Coruña, que suele ser como poco una vez al año, siempre me gusta darme una vuelta por allí y por las numerosas tiendas que rodean ‘la plaza’.

Se trata de uno de los mercados más antiguos de la ciudad junto con el Municipal de la Plaza de Lugo (Plaza de Lugo s/n Tel. 981 184 200). Remodelado hace unos años prácticamente en su totalidad, ahora su fachada está cerrada por grandes cristaleras que le dan un toque más vanguardista.

El interior de este mercado impresiona por su espectacularidad y además impacta a los amantes del marisco y del pescado. ¿Y por qué digo esto? porque solamente la visión de las pescaderías y de la oferta que tienen es un auténtico placer. Por eso aquí es difícil decantarse por una en concreto.

Es impresionante, pescados y mariscos casi vivos se exponen en sus mesas, y se puede encontrar casi todo lo que se busque y a unos precios que sorprenden, sobre todo en ciudades consideradas turísticas donde la bolsa de la compra siempre suele ser bastante más cara.

Incluso podría decirse que por su altísima calidad, este mercado es un referente en toda Galicia. Y para ser sinceros, aquí se encuentran los mejores y más variados mariscos de la ciudad: percebes, nécoras, cigalas, centollas, bogavantes, camarones, almejas, zamburiñas, vieiras, mejillones, navajas… la lista sería interminable. Espectaculares también los pescados como el rape, la merluza, el jurel, la sardina o xouba, el rodaballo, la raya… y por supuesto, el pulpo.

Mención aparte merecen las carnes gallegas y los productos de la tierra. Las verduras y hortalizas, imprescindibles los grelos, los pimientos de Padrón y las berzas en temporada, las patatas, las cebollas con ese punto de dulzor tan característico. Y por supuesto, las frutas, entre ellas los kiwis, las cerezas, las ciruelas, las frambuesas o las fresas del bosque.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *