La Capellanía, un hotel para disfrutar del otoño en La Rioja

Aunque este último trimestre del año en Madrid no andamos muy sobrados que se diga de puentes ni de dinero, os voy a animar a que hagáis una escapada de fin de semana o que aprovechéis el fin de semana largo de La Almudena. El otoño es una estación muy inspiradora, aunque este año esté más bien siendo una prolongación del verano. Y uno de mis destinos favoritos, sobre todo en esta época cuando el campo parece que ya ha recobrado la tranquilidad, y que siempre recomiendo es La Rioja.

Aunque sé que podría estar hablando horas sobre una de las regiones españolas que para mí guarda especiales alicientes como son la cultura, el arte, el vino y la gastronomía, en este post voy a procurar no dispersarme y hablaros de una localidad en concreto, San Asensio y de su Hotel La Capellanía.

Este hotel con encanto se inauguró en 2007 tras una completa renovación del edificio. Con una categoría de tres estrellas, La Capellanía se encuadra en la categoría de lo que hoy se denomina hotel-boutique y está situado en el centro de San Asensio (C/ La Cruz, 14 Teléfono 941 457 660), en pleno corazón de La Rioja Alta.

Este edificio ocupa una casa solariega de 1798 de arquitectura barroca, en la que destaca la piedra de sillería de su fachada, la rejería propia del siglo XVIII, el forjado de bovedillas con vigas de madera y la cúpula que corona la caja de escalera de piedra.

El hotel debe su nombre a don Ventura Mendoza Aguiriano, cura capellán de la parroquia de San Asensio que fue quien la mandó construir y vivió en ella originariamente.

El Hotel La Capellanía cuenta únicamente con ocho amplias habitaciones, sala de estar con chimenea, comedor y un patio exterior. Las habitaciones están pensadas para el descanso, con una cama de matrimonio o dos camas individuales.

Los precios de las habitaciones oscilan entre los 59 euros de una habitación doble standard en temporada baja (74 euros en temporada alta), a los 74 euros de una doble superior en temporada baja (89 euros en temporada alta).

En todo el hotel el ambiente es cálido con una decoración minimalista y moderna, propio de un hotel boutique, pero preservando los elementos originales del edificio. Dispone también de wifi gratis en todo el edificio y ascensor.

Aspectos a tener muy en cuenta son que se trata de un hotel para no fumadores (solo está permitido fumar en el patio) y no admiten mascotas.

Pero uno de los mayores encantos que tiene el hotel es su ubicación en La Rioja, a medio camino entre Haro y Cenicero, lo que hace de él un punto de partida ideal para visitar famosas bodegas e históricos monasterios o realizar actividades al aire libre, como jugar al golf, senderismo, ciclismo o paseos a caballo.

Para situaros un poco, San Asensio está a 33 kilómetros de Logroño, en la comarca de Haro y dentro de La Rioja Alta. El término municipal está a 535 metros de altitud y se articula en torno al valle del Ebro y al valle bajo del Najerilla, que le confieren un paisaje de lomas y formas planas.

La privilegiada situación de San Asensio permite llegar a cualquier rincón de La Rioja en un abrir y cerrar de ojos. A escasos 5 kilómetros está situado del Museo de la Cultura del Vino de Dinastía Vivanco en la localidad de Briones. En este hermoso pueblo también está una de mis bodegas favoritas, Finca Allende, propiedad de Miguel Ángel de Gregorio (Plaza Ibarra, 1 Teléfono 941 322301).

Y un poco más allá, en Haro, están algunas de las bodegas más antiguas y emblemáticas de La Rioja como Roda, López de Heredia, Muga, CVNE o Ramón Bilbao, entre otras. Aquí es imprescindible la visita al restaurante Las Duelas (C/ de la Vega, 31-33 Teléfono 941 304 463).

Desde San Asensio es igualmente fácil acceder a San Millán de la Cogolla con sus monasterios de Yuso y de Suso, cuna de la lengua castellana y en donde aparecen las primeras palabras escritas en nuestro idioma, presentes en las ‘Glosas Emilianenses’, en el códice 46, que se remontan al año 964.

La turística Ezcaray, con sus magníficos Echaurren y El Portal de Echaurren de Francis Paniego (C/ Padre José García, 19 Teléfono 941 354 047), la muy recomendable visita a la fantástica fábrica Mantas Ezcaray (C/ González Gallarza, 10 Teléfono 941 354 034) y su estación de esquí de Valdezcaray, es otro de los puntos de visita obligada que quedan a mano de San Asensio.

Otro punto de interés para el visitante de dentro y fuera de España es el Camino de Santiago y muy cerca de San Asensio están Logroño, Navarrete, Nájera y Santo Domingo de la Calzada, cuatro referencias clave en La Rioja para cualquier peregrino.

Y, por supuesto, al otro lado del Ebro, La Rioja Alavesa, con localidades tan interesantes como Laguardia, con la vanguardista bodega Ysios o Elciego, con la Ciudad del Vino, un complejo que integra la bodega Marqués de Riscal y la espectacularidad de la obra del arquitecto canadiense Frank Gehry que acoge el hotel Marqués de Riscal, un spa, un centro de reuniones y convenciones y un exclusivo restaurante.

Sé que me dejo mucho en el tintero y que todo lo que queda por ver, visitar y disfrutar en La Rioja da para unos cuantos post, mejor dicho libros. Estoy segura de que algún que otro lector me lo reprochará, pero en tan corto espacio de tiempo no puedo dispersarme y con gran dolor de mi corazón, tengo que sintetizar.

En próximos post hablaré de otras zonas de España y de otros hoteles que no os defraudarán, lo prometo. Por cierto, a todos los que vayan a La Rioja desde Madrid, una sugerencia: unas lentejas o unos huevos con morcilla en el el Hotel Landa de Burgos nunca están de más.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *