Chapero nuevo

Hay artículos con recomendaciones sexuales que a mí, normalmente, me provocan entre carcajadas y muchísimo miedo. Me planteo si se escriben con la mala leche de quien busca que el lector haga el ridículo, se lesione o, directamente, sea abandonado por su pareja. Suenan como los consejos que me daban aquellas zorras algunas buenas amigas […]

Nada, salvo dinero

Pero pasó el tiempo, y el cuerpo se acostumbró a la cruel mutilación, y el corazón aprendió de nuevo a latir solo. El ridículo de Felicia fue relevado por otros ridículos, y hasta ella misma se olvidó de lo ocurrido. Incluso se le quedó como un poso de ternura hacia aquel hombre que tanto la […]