La dosis

 Como quien celebra el solsticio de verano y el de invierno, yo me echo a las calles durante las rebajas con la misma ansiedad de los yonquis, dispuesta a hacer acopio de cosas, por innecesarias y absurdas y repetidas o poco favorecedoras o, directamente, inútiles que sean. No tengo medida. No hay dosis prefijada, a diferencia […]