Juliet, desnuda

JULIET, DESNUDA es la comedia romántica moderna definitiva, dirigida por Jesse Peretz (‘Our Idiot Brother’, las series ‘GLOW’ y ‘Girls’) y protagonizada por Rose Byrne, Ethan Hawke y Chris O’Dowd.

Dejen que les dé mi opnión, tras haberla visto ayer. Me va a costar no hacer spoiler y resultar interesante, es decir: lo de siempre.
En Juliet, desnuda la pareja protagonista es un retrato de la realidad, por cruda que sea la cotidianidad a pesar de gozar de la tranquilidad de estar exenta de dramas… Te echas un novio a los veintipico y te vas a vivir con él. Hacéis un acuerdo expreso de que seréis dos, sólo dos, forever and ever, sin hijos. De pronto tienes cuarenta años. Ella trabaja en una chorrada, se ocupa de organizar exposiciones en el ayuntamiento del minúsculo pueblo donde viven. Él es profesor de literatura pero lo que realmente ocupa sus días, sus noches, sus fantasías, sus desvelos, etc., es la obsesión enfermiza que ha desarrollado entorno a un cantante del que hace décadas nadie habla ni se acuerda: un tal Tucker Crowe. Es tal la devoción por este señor que Duncan, desde su sótano repleto de reliquias, fotos y recuerdos de Crowe, ha creado una web dedicada a rescatar cualquier documento, noticia y dato del cantante, conformando una comunidad online de cerca de doscientos usuarios, igual de nerds que él, que interactúan a diario.
Huelga decir que la pareja convive ahogándose silenciosamente en la más tediosa rutina. Huelga decir que tras quince años, no se tocan ni con un palo. Huelga decir que se aburren y que no tienen nada en común: han evolucionado a distinto ritmo y en direcciones dispares. Huelga decir que ella se aburre y él es un infantil… Huelga decir que, como ocurre con frecuencia, ella se arrepiente de su pacto de no procreación y que se muere por ser madre, tema que no logra exponerle a ese imbécil que tiene por novio. Así que, gracias a un par de casualidades, de modo casi simultáneo, ambos encuentran una ilusión fuera de la pareja, lo cual sirve de detonante para una historia a tres bandas muy bien trazada, enriquecida con la presencia de las nuevas tecnologías, acertadas pinceladas de la problemática -odio la palabra problemática- de las familias desestructuradas, la mitomanía, la visión de lo que es el amor (el verdadero amor, no la costumbre, el miedo al cambio, la pasión del calentón…). Es una buena película. Muy bonita.
Aquí les dejo la sinopsis oficial: Annie (Rose Byrne) y Duncan (Chris O’Dowd) están cerca de la cuarentena y son pareja desde hace quince años. Ambos llevan una vida tranquila, pero a Annie le inquieta el paso del tiempo sin ninguna pasión. Duncan, en cambio, concentra toda su atención en Tucker Crowe (Ethan Hawke), un músico americano que desapareció tras publicar el exitoso álbum ‘Juliet’. Pero cuando los caminos de Annie, Tucker y Duncan comienzan a cruzarse, descubrirán que la vida nos da sorpresas y que todo puede cambiar.

La película está basada en la exitosa novela de Nick Hornby. Después de ‘Alta Fidelidad’ y ‘Un Niño Grande’, una adaptación de una novela de Nick Hornby se ha convertido prácticamente en un género cinematográfico en sí mismo. ‘JULIET, DESNUDA’ lleva los sellos auténticos e irresistibles de Hornby: una intensa obsesión con la cultura popular; personajes modernos, idiosincrásicos y cariñosamente creados; una mezcla de humor y calidez oculta bellamente labrada; y sabiduría sobre la naturaleza de la vida. En la historia se inicia una relación virtual entre los tres protagonistas, en cuya narración Hornby fue todo un pionero. En 2009, cuando escribió la novela, introdujo en el libro entradas de Wikipedia, chats y emails, por lo que algunos críticos llegaron a considerar el libro una aproximación a la ficción postmoderna.

Tomen nota: se estrena en España el 4 de enero.